En Vivo

¿Y AHORA, QUÉ?

¿Y AHORA, QUÉ?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

A más de 24 horas de transcurrida la segunda vuelta electoral, aun no se avizora el resultado final, ambos candidatos muy ajustados y con un empate técnico, esperan el escrutinio final de todas las actas electorales y el levantamiento de las observaciones de las actas impugnadas. Mientras en las calles los peruanos esperan ansiosos el término del proceso, los equipos legales cuidan cada uno de los votos, en salvaguarda de la voluntad popular.

Gane quien gane asumirá un país dividido, absolutamente polarizado y tendrá que gobernar poniendo énfasis en aquellos peruanos que no le dieron el voto. Gane quien gane deberá respetar la institucionalidad democrática y cumplir con el Pacto Democrático suscrito ante la presencia de organismos y personalidades. Gane quien gane deberá demostrar capacidad para unificar al país y sacarlo de la grave crisis sanitaria y política en la que nos dejó sumidos Vizcarra. Gane quien gane debe comprometerse a cambiar lo que no ha funcionado, a agilizar el Estado y hacerlo eficiente y libre de corrupción, dentro del ordenamiento democrático y respetando la Constitución.

Sin embargo, pienso que la única que cumpliría con estas tareas pendientes sería Keiko Fujimori, no solo porque ha demostrado compromiso democrático y ha reiterado, frente a la prensa y frente a garantes nacionales e internacionales, su compromiso de trabajar por el Perú dentro del marco constitucional, sino, además, porque está obligada a cambiar la imagen negativa que se le tiene y demostrar su madurez, para lo cual ha empezado por pedir disculpas y una oportunidad, además de rodearse de un equipo independiente proveniente de diversas canteras políticas y técnicas.

Mientras tanto, ¿los peruanos qué? Más allá de los resultados oficiales que arrojen los órganos electorales, debe quedar claro que el ejercicio de la ciudadanía no se agota en la emisión de un voto, este es apenas el comienzo. Yo tengo una lectura de que finalmente en Perú se ha despertado ciudadanía, no como antes marchando exclusivamente, he sido testigo y partícipe de grupos, colectivos de ciudadanos que se han organizado voluntariamente para participar en esta campaña como agentes de información, de difusión, de orientación, generando corrientes de opinión a partir de la lectura y el análisis de los planes de gobierno, por ejemplo.

A pesar de ese 24% de peruanos que no acudieron a emitir su voto, hemos visto la utilización de las plataformas digitales con diversos recursos informativos. También hemos sido testigos del civismo de nuestros adultos mayores que se agolparon a sus centros de votación para librarnos de un gobierno comunista asociado al terrorismo.

Es así que jóvenes y no tan jóvenes se han involucrado ejerciendo responsablemente la ciudadanía que permanecía dormida por décadas. Hay esperanza de que esta vez no le cedamos nuestro poder a la clase política y sí que el Perú necesitará de ciudadanos comprometidos que fiscalicen cada acción política y que no permitan que el Perú sea arrastrado a los cauces comunistas, incumpliéndose los pactos que los candidatos han firmado durante la campaña.

Por parte de los candidatos en disputa se requiere calma y vocación democrática. Los llamados a la violencia no son admisibles y ya hay algunos llamamientos por parte de los líderes de PL. Ello es antidemocrático y desgasta los cimientos institucionales que más bien debemos fortalecer, sobre todo si creemos que el gobierno electo puede ponerlos en riesgo.

Unámonos, una vez más, por el Perú, sus instituciones y su democracia deben ser más grandes que cualquier fricción electoral. Y gane quien gane, empiece a trabajar en las reformas urgentes que el país necesita, a la par de tejer con mesura la unidad nacional que nos es esquiva ad portas de nuestro bicentenario.

Más articulos de Bertha María Carrillo

Artículos de Opinión

Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira; catedrático de las Universidades del Pacífico, UPC y USS. Director de la Maestría en...
Se pretende darles un uso político anti inversión. Cabeceras de cuenca es un término que carece de definición legal. Las...
Por Antero Flores-Araoz Al igual que en otros países, la pandemia del COVID 19 que aún nos afecta en sus...
Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira, Catedrático universitario y Director del INEHPA Un día como hoy, 17 de enero, si...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next