En Vivo

CARTA AL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ, PEDRO CASTILLO TERRONES

CARTA AL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ, PEDRO CASTILLO TERRONES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Señor Castillo:
Le saluda cordialmente una ciudadana peruana que, si bien no votó por usted, mi vocación democrática me lleva a desearle a Ud. y gobierno el mayor de los éxitos posibles, porque de su éxito dependerá que todos los peruanos y el Perú estemos bien y nos levantemos de la crisis en la que nos encontramos, o que nuestros problemas se agraven y caigamos en una situación peor que la actual.
Sin embargo, su discurso inaugural, el nombramiento de su Consejo de Ministros liderado por el señor Bellido, y sus primeras acciones, me dejan un amargo sinsabor que comparto con la mayoría de mis compatriotas. Lejos de generar confianza, promover estabilidad y tender puentes para la concertación, Ud. ha generado confrontación, con un discurso y un gabinete político que ha polarizado aún más el dolorosamente dividido Perú.
¿Hacia dónde pretende llevarnos a todos los peruanos, señor presidente? Y no me diga que, hacia la igualdad o donde no haya más pobres en un país rico, porque la campaña ya terminó y esos slogans no caben en estos momentos. Ha llegado la hora de gobernar teniendo en cuenta de que no tiene mayoría ni en las calles ni en el Congreso y, por tanto, necesita urgentemente cimentar puentes hacia la concertación y entendimiento con las fuerzas políticas y con la sociedad organizada, como primer paso, y reclutar a los mejores técnicos, independientemente de sus posturas políticas, para levantar al país que ha heredado y que, por cierto, existen muchas brechas por acortar. Pero las distancias no desaparecen otorgando mayor poder al Estado ni trayendo a las rondas campesinas a la ciudad, menos aun imponiendo una Asamblea Constituyente para cambiar la Constitución Política del Perú.
Le repito, la campaña política ya acabó y ahora tiene que gobernar pensando en los 33 millones de peruanos, no solo en sus electores y mucho menos concediendo los caprichos del líder del partido por el que postuló. Usted ha sido elegido para mejorar las condiciones de vida de los peruanos, no ha sido elegido para socavar nuestra democracia, ni para detener el crecimiento y la inversión, por ello es necesario que mantenga la estabilidad macroeconómica, la independencia del BCR, la defensa irrestricta de los derechos de propiedad, los contratos, la seguridad, el libre mercado y la libertad individual. Y, créame, la estabilidad no se logra nombrando – ¿por cuánto tiempo? – al sr. Francke como Ministro de Economía, cuando en las filas de su partido, en su bancada congresal y, sobre todo, en su gabinete, tiene a personas de reñida calificación y admiradores de los terroristas.
Por otro lado, veo que ha impuesto su primera política de gobierno: el hermetismo y la falta de transparencia. Mala señal porque nos pone a los peruanos en una incertidumbre constante. Además, es claro que quien está tomando las decisiones es alguien que no ha sido elegido y que, por tanto, no asume las responsabilidades por ellas. Sabe que me refiero al señor Cerrón. Se lo pongo en palabras del politólogo Alberto Vergara, en cuya entrevista en diario La República dice textualmente que en los hechos usted “ya está vacado y Cerrón manda al margen de la institucionalidad democrática”. Esta es una grave afirmación que define lo que ha sido hasta ahora su carácter y su poca capacidad para tomar las riendas del gobierno. El señor Cerrón es quien está tomando las decisiones claves para el país y desconocemos, señor presidente, si usted no puede o no quiere asumir su rol.
A todas luces, nuestra democracia se encuentra en riesgo y el poder en la sombra que ejerce el señor Cerrón es síntoma de un régimen dictatorial. Como también es una falta a la transparencia de la gestión pública que usted despache a puertas cerradas y con total reserva en el domicilio en Breña y no en Palacio de Gobierno, como lo instituye la Ley, ocultando la información sobre sus actividades y reuniones, que según nuestra Constitución Política debe ser de acceso público por ser Ud. un funcionario del Estado peruano.
Señor Pedro Castillo, termino esta carta recordándole que tiene el enorme reto de forjar un gobierno eficiente impulsando el crecimiento, la inversión, la reducción de pobreza y la inclusión, sin que sus aliados y sus electores se sientan traicionados; pero sin cambiar el juego democrático porque, le repito, no tiene ni la calle ni el parlamento a su favor. Este país en profunda crisis demanda que los intereses de los peruanos, sobre todo de los más pobres, sean adecuadamente atendidos, sin vulnerar las libertades ni las vías democráticas. Usted tiene la obligación de devolvernos, en el 2026, un mejor país del que ha recibido. Que así sea.

Más articulos de Bertha María Carrillo

Artículos de Opinión

Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira, Catedrático de las Universidades del Pacífico, UPC, USS y UCSUR. Director de la Maestría de...
La Economía está íntimamente relacionada con la confianza y la desconfianza y, esto es mera observación, no se requiere para...
La vacunación contra el Covid-19, según ley, es libre, voluntaria y gratuita. El Ministerio de Salud, mediante la Alerta 062-2021...
Omisiones e incongruencias frente a las necesidades de la gente. El 16 de octubre del 2021, mediante Decreto Supremo 164-2021-PCM,...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next