En Vivo

PONERLE FIN A LA ERA DE LOS LAGARTOS

PONERLE FIN A LA ERA DE LOS LAGARTOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Escribo esta columna el domingo electoral. Amaneció soleado, como incentivándonos a salir de la cama con la ilusión de emitir nuestro voto y ponerle fin a la era de los lagartos. Despertamos con la esperanza de que se aproxima un cambio positivo para el Perú, después de tantos años de desgobierno, muerte y desesperanza. A partir de hoy, nuestra historia debe empezar a cambiar para retomar el camino que iniciamos en los 90’s y del cual paulatinamente nos hemos ido alejando.

Este proceso ha sido distinto, la pandemia global obligó a cambiar las reglas del juego: una campaña inicialmente virtual que en la recta final debió tornarse más tradicional, porque el ciudadano está acostumbrado a ver y aplaudir a sus candidatos en vivo y en directo; los candidatos que basaron su campaña en la usanza tradicional obtuvieron mayor simpatía. La organización del proceso también se adaptó a las circunstancias, aunque presentó muchas deficiencias: horario extendido, incremento de locales de votación y de mesas de sufragio, turnos de votación según tu número de documento de identidad; pero con una mala planificación.

Por otro lado, también se incrementó el desinterés y la apatía hacia la clase política y los partidos políticos en contienda, lo que se traduce en un incremento considerable de indecisos y de ciudadanos que votarán en blanco (más de 20%), además del elevado ausentismo electoral que puso en riesgo el inicio del proceso y la legitimidad de la elección.

Dieciocho candidatos, 16 varones y solo dos mujeres, en competencia para ganarse la confianza del peruano y obtener la gran presea que los llevará al sillón de Pizarro por los próximos cinco años. Sin embargo, según las encuestas preelectorales ninguno obtendría la mayoría necesaria para triunfar en primera vuelta y habría un balotaje en los próximos meses. Tampoco hasta ahora es claro qué candidatos pasarían a segunda vuelta, la diferencia porcentual es mínima entre los cinco que llevan la delantera y ninguna encuestadora ha sido capaz de esbozar resultados concluyentes, sino más bien proyecciones cada una distinta de la otra, lo que ha originado un clima de confusión y ha incrementado la confrontación entre los seguidores de uno u otro candidato.

En este proceso también es importante la elección de los 130 representantes al Congreso de la República pues al ser nuestro sistema un híbrido presidencialismo-parlamentario, tan importante como la elección del o la Presidente también lo es la elección de los parlamentarios. Por ahora se proyecta un parlamento fragmentado, lo que requerirá de madurez democrática para arribar a consensos que conduzcan a la gobernabilidad que ha sido esquiva en el último quinquenio. Los candidatos de centro y centro derecha deberán coordinar y trabajar para llevar adelante las propuestas prioritarias en los rubros sanitario y económico, impulsando la inversión privada.

Desde esta columna hacemos fuerza para que hayamos emitido un voto responsable, sin odios ni antis, sino más bien un voto pro Perú. Que el decoro se haya impuesto a la manipulación a la que hemos sido expuestos por los medios de comunicación, por las empresas encuestadoras y por algunos personajes que elección tras elección intentan desestabilizar al país con mensajes y agendas trasnochadas que no han funcionado ni funcionan en ningún lugar del mundo.

Que el amor por el Perú haya vencido al miedo, porque no hay peor desasosiego que continuar en esta crisis e inestabilidad que nos ha colocado en la cima de los países que peor manejó la pandemia. El cambio que necesitamos está en nuestras manos, ojalá hoy podamos respirar aliviados.

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next