En Vivo

GASTO PÚBLICO, INFRAESTRUCTURA Y DESARROLLO

GASTO PÚBLICO, INFRAESTRUCTURA Y DESARROLLO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

En un reciente foro organizado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) denominado Economía Peruana: Agenda Pendiente tras el Bicentenario (julio 2021) se hace referencia a una relación directa en la capacidad de generar desarrollo económico y social y la provisión de infraestructura, y lo mencionan en los siguientes términos: “que la experiencia mundial enseña que el desarrollo de un país se alcanza a partir de la inversión en capital físico, maquinaria e infraestructura, así como en capital humano, salud y educación”. Nuestro país, según el Plan Nacional de Infraestructura para la competitividad1 contiene 52 proyectos de inversión en infraestructura priorizadas con un valor de s/114 mil 040 millones, de los cuales el 14.3% se vienen ejecutando, y a pesar de la pandemia, el avance de ejecución fue de 3.3%; siendo el compromiso del Estado de alcanzar a cubrir la totalidad de la inversión en un plazo hasta el 2030, que es la meta y el objetivo; sin embargo, uno de los limitantes de esta acción ejecutiva de materializar inversiones para cerrar progresivamente las brechas en lo económico y en lo social, es el nivel de recaudación tributaria.

En el foro del Bicentenario al que se hace referencia líneas arriba, el ex presidente de la república Francisco Sagasti hace una advertencia: “con menos de 20-25% del PBI en términos de recaudación, no se ira a ningún lado”, y es que la recaudación en los últimos 10 años (2011-20) fue de 15.2 por ciento, siendo el 2020 encontrarse por debajo en 2 puntos porcentuales respecto al promedio de la serie por efecto del ataque de la pandemia del Covid-19. Sobrepasar el límite del 20% en la recaudación tributaria es un esfuerzo de Estado y de políticas públicas respecto a reducir fuertemente el nivel de informalidad de la economía, crear un ambiente ideal para promover inversiones sin que melle la integridad tributaria (concesiones y otros beneficios distintos a los que se concede a sus pares nacionales), como también de un nuevo impulso de las reformas del Estado en la intención de volverlo ágil, flexible y eficiente en la promoción de un estado facilitador del proceso de desarrollo.

En el 2021 se programó inversiones iniciales de s/39 mil millones para la ejecución de obras y estudios de inversiones, aumentándose este presupuesto al 31 de julio a s/53 mil millones, con una ejecución de gastos de 35.5 por ciento, siendo el mismo nivel de ejecución para los tres niveles de gobierno. Un aspecto importante del presupuesto público es su tonalidad en la distribución en la asignación del recurso, orientándose mayores presupuestos a los gobiernos locales pasando de 23 por ciento a inicios de año, a representar el 38.4% al finalizar el mes de julio. Esta redistribución del presupuesto público asigna menores responsabilidades al gobierno nacional en la ejecución de inversiones, pues ahora es de 43 por ciento; y en los casos de los gobiernos regionales, la participación de su presupuesto se quedó en 19 por ciento.

La apuesta del gobierno interino de Francisco Sagasti de apostar por los gobiernos locales en la asignación de presupuesto para ejecutar inversiones en el 2021, contrasta con el bajo nivel de ejecución de su presupuesto en el año pandémico del 2020, cuando ejecutaron el 52 por ciento del monto asignado; e incluso en el 2019, el gasto ejecutado por los gobiernos locales llego al 60 por ciento.

Una primera mirada en la distribución del presupuesto de inversiones públicas para el presente año fiscal, donde se estima un crecimiento de la economía peruana de aproximadamente 10 por ciento del PBI, requiere una fuerte inversión, y al parecer el gobierno de transición les está cargando mayor responsabilidad a los gobiernos locales para crear y/o reponer infraestructura física de acuerdo a su nivel de responsabilidades; concentrándose el gobierno nacional a proponer inversiones en el sector salud para atacar y prevenir a la pandemia del Covid-19 y sus variantes.

A nivel de departamentos, el presupuesto de inversiones para los tres niveles de gobierno (nacional, regional y local) y su distribución es más beneficioso para Piura (a excepción de Lima) con s/4 mil 123 millones, multiplicándose por 2.6 veces más a la asignación presupuestal de inicios de año. En el caso de Loreto, el departamento ocupa el 11avo lugar en la distribución del presupuesto con un valor total asignado de s/1 mil 619 millones, que representa el más alto valor presupuestal en inversiones en su reciente historia presupuestal.

Al mes de julio, el presupuesto público ejecutado por los tres niveles de gobierno en el departamento de Loreto asciende a los s/735 millones, con una ejecución de 46.5 por ciento, ocupando el segundo lugar en el contexto nacional; siendo el sector Transportes la de primera prioridad con s/602 millones asignados, bastante alejado del sector Saneamiento (s/240 millones) y Educación (s/215 millones), mientras que para el sector salud su asignación presupuestal es de s/133 millones.

La obra de mayor envergadura que se viene desarrollando en Loreto es el proyecto del Puente Nanay cuya ejecución de inversiones asciende a s/117 millones que representa el 70 por ciento de su presupuesto asignado al mes de julio 2021, acumulando a la fecha una inversión de s/541 millones desde que se inició su etapa constructiva en noviembre de 2017, con un costo en expediente técnico de s/650 millones. De acuerdo al avance físico de la obra, el puente Nanay estará culminada en el presente año fiscal, siendo el puente de mayor extensión a nivel nacional con 2.3 km de longitud. Esta obra viene siendo ejecutada por el gobierno nacional.

El segundo sector de importancia, en términos de presupuesto asignado y modificado al mes de julio, es Saneamiento con s/240 millones programados; de los cuales el 50 por ciento de los proyectos de obras se concentran en el Ministerio de Vivienda, Construcción y saneamiento; mientras que el 49.5porciento en los gobiernos locales; y tan solo un 0.5 por ciento son obras a cargo del Gore Loreto. Los presupuesto ejecutados por los tres niveles de gobierno, tienen un avance de ejecución de inversiones es del 35 por ciento.

El tercer sector de mayor relevancia en el gasto público se localiza en infraestructura educativa, con un presupuesto modificado de s/ 215 millones 397 mil, con un avance de  ejecución de inversiones de 47.5 por ciento. Al finalizar el mes de julio, los tres niveles de gobierno ejecutaron un gasto para el desarrollo de proyectos de obra en educación de s/ 102 millones 313 mil, siendo el GORE Loreto que ejecuta el 70 por ciento de las inversiones totales, financiados todas ellas con fondos del fideicomiso, entre las más importantes tenemos la obra de Mejoramiento y Ampliación del Servicio Educativo en la Institución Educativa técnica integrada que se viene ejecutando en la ciudad de San Lorenzo, capital del distrito de Barranca, provincia del Datem del Marañón, por un valor presupuestado para este 2021 de s/14 millones 674 mil, ejecutándose el 75 por ciento a la fecha.

Cabe precisar que el Ministerio de Educación del Perú a través de la Unidad Gerencial de Mobiliario y Equipamiento del Programa Nacional de Infraestructura Educativa, viene desarrollando el Plan Selva desde el 2015, cuyo argumento refiere que las escuelas en las zonas selváticas deben responder a múltiples necesidades, debe brindar protección frente a las condiciones del clima a docentes y alumnos, hasta aportar un entorno didáctico que motive el aprendizaje; así le reconoce la Corporación Financiera de Desarrollo (CAF,2021)al momento de evaluar la infraestructura exitosa de 5 casos de planificación y diseño de proyectos educativos. En la mejora de la infraestructura educativa, el Ministerio viene ejecutando obras programadas para la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP) con sede en Iquitos, y la Universidad Autónoma de Alto Amazonas, por un valor de s/19 millones, ejecutándose a la fecha el 28 por ciento del presupuesto programado.

En el caso de los gobiernos locales, la concentración de la inversión se orientó a proyectos de Saneamiento, que representa el 28 por ciento del presupuesto total asignado, con un valor de s/118 millones, donde la Municipalidad Provincial de Loreto Nauta viene ejecutando su mega obra de s/63 millones, ejecutándose a la fecha el 25 por ciento; en cambio la Municipalidad Provincial de Maynas, priorizo sus inversiones en el sector transportes programado en s/23 millones con la construcción de veredas y calles, ejecutándose a la fecha el 28 por ciento del total.

Al mes de julio de 2021, el saldo por ejecutar proyectos de inversiones (incluye gastos por expediente técnico) en Loreto por los tres niveles de gobierno de agosto a diciembre es de s/884 millones, siendo el de mayor monto las obras en cartera y en ejecución del GORE Loreto cuyo saldo asciende a s/339 millones; mientras los gobiernos locales con inversiones por gastar de s/237 millones.

Más articulos de Roger Grández Ríos

Artículos de Opinión

En el Perú no existe control de precios. Luego de conocerse que cuatro ministros de Estado, incluido el de Salud,...
Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira; catedrático de las Universidades del Pacífico, UPC y USS. Director de la Maestría en...
Se pretende darles un uso político anti inversión. Cabeceras de cuenca es un término que carece de definición legal. Las...
Por Antero Flores-Araoz Al igual que en otros países, la pandemia del COVID 19 que aún nos afecta en sus...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next