En Vivo

LA REACTIVACION EN DEBATE – LORETO

LA REACTIVACION EN DEBATE – LORETO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

De acuerdo al diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, el termino reactivación se refiere a la acción y efecto de reactivar; explicado, no por una mano invisible como lo propone metafóricamente Adam Smith, sino por movimientos continuos de arranque como resultado de acciones concretas de naturaleza externa (mejora del precio en el mercado, políticas públicas de incentivo al sector productivo, mayores demandas provocadas por un mercado en constante movimiento) donde el productor-empresario no los puede controlar. 1 La reactivación de naturaleza interna, se refiere en los casos cuando las condiciones del mercado mejoren (coyuntura) y las circunstancias climáticas afloran mayor producción. En ambos casos, reactivar implica un esfuerzo financiero – productivo provocados, básicamente, por las condiciones del mercado; y en ningún caso, implica un esfuerzo individual o colectivo con el solo hecho de aumentar la producción.

La estrategia de reactivación ocurre también cuando un determinado territorio ocurre eventos catastróficos, como el fenómeno del niño costero ocurrido en el Perú en el 2017 afectando el norte del país, y el Estado respondió publicando la Ley N°30556 del 27 de abril de 2017 creando la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (RCC) por un monto estimado de hasta us$9 mil millones que se prolongaran hasta el 2019[1]. En la esfera mundial, se tiene múltiples casos de eventos catastróficos ocurridos a nivel mundial y que el gobierno implemento medidas de políticas para reconstruir todo lo dañado en infraestructura básica de servicios y familiar; y el caso más reciente de propuesta de reactivación es lo ocurrido en Panamá, documentado por el Banco Mundial[2] en el marco de la iniciativa llamada “SEA Panamá” (Sistema Costero de Espacios Abiertos), En el ámbito nacional en el 2020-21 se promovieron varias normativas legales para la reactivación de la economía como respuesta al desastre ocasionado por la pandemia del Covid-19. El proceso de reactivación de la economía nacional tiene un elemento principal, siendo la parte financiera el factor clave dentro de la lógica de dar continuidad en la cadena de pagos, evitando así el colapso total de las actividades económicas al poner en circulación dinero fresco. En efecto, el 6 de abril de 2020, se publica el Decreto Legislativo N° 1455 que crea el Programa “REACTIVA PERÚ” con un monto inicial de s/30 mil millones, duplicándose el fondo por disposición del Decreto Legislativo N°1485 publicado el 10 de mayo 2020; a partir de entonces se alinearon varios programas financieros (entre ellas el Fondo de Apoyo Empresarial – MYPE), medidas tributarias y apoyo a las familias vulnerables (bonos) en el marco de reactivación de la economía, por citar algunas medidas de política aplicados por el gobierno, instrumentándose en cuatro (04) fases como estrategia de ir aperturando progresivamente la economía peruana (MEF, junio 2020).

En el sector agrario[1], el 6 de mayo de 2021, se publica la Ley N°31191 que fomenta la reactivación del sector agropecuario priorizando la economía familiar y el fortalecimiento del Banco Agropecuario (AGROBANCO).

A nivel local, el Gobierno Regional de Loreto, en mayo de 2021, se  oficializa mediante la Resolución Gerencial 2014-2021-GRL-GGR que aprueba el Plan Articulado Regional de Estrategias de Reactivación, Recuperación e Impulso a las MYPES 2021. Ya en el 2020, el GORE Loreto estaba promoviendo la reactivación económica local sin un documento publicado o aprobado por el Consejo Regional, siendo su pilar el sector forestal, y en segundo orden el producto del Aguaje; como también diversos y variados proyectos que viene ejecutando la Dirección Regional de Agricultura (DRAL) apoyando a cadenas productivas (pocas solidas), equipamiento tecnológico (maquinarias y equipos) a grupos de productores organizados, y desarrollo de la ganadería. Un nuevo actor sube al tablero como unidad ejecutora con la presencia de la Gerencia Regional de Desarrollo Económico (GRDE) cuya función debe ser técnico normativo para una planificación estratégica, control- 2 seguimiento y evaluación de impacto de los proyectos en ejecución; sin embargo, ahora hace las veces de unidad ejecutora y viene desarrollando como 10 proyectos de inversión, entre ellos: gallinas mejoradas, huertos hortícolas, y otros. En estos dos últimos años (202021, setiembre) el Gore Loreto viene ejecutando inversiones en el sector Agropecuario por un valor de s/50 millones 445 mil, complementándose con créditos agropecuarios provenientes del canon y sobre canon petrolero (por producción y renta) de s/2 millones 900 mil en el 2020.

El sector agrario, a pesar de los esfuerzos acometidos en los últimos 30 años (ya sea presupuestalmente como orgánicamente) no genero empatía entre sí al proponer desigualdades de prioridades respecto a la visión en conjunto y qué hacer con el sector productivo para desatar potencialidades en un territorio donde las condiciones para generar una agricultura familiar sólida que regente al mismo tiempo producción y bienestar, es tan difícil como complicado de entenderlo y aplicarlo. Buscar resultados a corto plazo con mecanismos de apoyo sin generar eslabonamientos sectoriales (agroindustria) no solamente es inviable desde la coyuntura actual, sino también distorsiona el sentido de una actividad productiva cuya importancia va más allá de la tan mentada “seguridad alimentaria”, es la sobrevivencia del sector como elemento promotor del desarrollo humano y territorial.

El sector forestal, representa alrededor de 11 por ciento del esfuerzo productivo de Loreto y en su máxima potencia generaban unas 60 mil personas laborando entre directos e indirectos. La propuesta de reactivar el sector apuntalando una tesis imposible de alcanzar tal y como lo estaban diseñando: generar empleo de hasta 150 mil. No se sabe si la propuesta de reactivación el sector forestal en Loreto, que no solamente es concesiónextracción, tiene un fundamento de planificación-orientación, y son los hechos iniciales los principales promotores para entender y desencadenar resultados que se encuentran muy lejos de las propuestas originarias. La cadena de valor propuesta del sector forestal en reactivación abarca tres pilares: concesión – industrias – comunidades nativas; en sus extremos busca alcanzar gobernabilidad para  alcanzar resultados cuánticos al correlacionar la producción maderera formal desde las concesiones forestales hasta su industrialización, procesamiento y comercialización; pensada dentro de una lógica de reactivar un sector que se encuentra “muerto” literalmente, por las formas cómo se ha desarrollado en el tiempo donde la informalidad, malas prácticas y escasa penetración con la economía local fue, en la práctica y en los hechos, avaladas por una institucionalidad cuya rectoría todavía no encuentra su verdadera dimensión como una unidad ejecutora que puede dar saltos cuánticos. En los últimos cuatro años, el gobierno nacional entendió que la actividad forestal en la amazonia significa la más alta prioridad y es el corazón que impulsa desarrollo e inclusión social, más importante incluso que el programa de entrega de dinero condicionada.

Con la instalación de la “Mesa Técnica de Desarrollo Forestal” (Resolución Ministerial N°0013-2017-MINAGRI) el panorama del sector comenzó a cambiar 3 sustancialmente en sus tres actos: ingresó a la estructura orgánica de los gobiernos regionales como Gerencia, se les transfirió presupuesto público[1] exclusivo para la consolidación del sector, y se encuentra pendiente ser una unidad ejecutora. Va depender de la experiencia y habilidad del sector para generar y diseñar políticas públicas racionales e inteligentes para propulsar una actividad forestal de gran fuste construido dentro de una planificación multiescalar regional y local, con la suficiente fortaleza de  alcanzar, en su máxima potencia, el 20 por ciento del PBI y llegar a una empleabilidad de más allá de las 150 mil personas. La propuesta en el 2020 como respuesta al ataque letal del Covid-19, de reactivar el sector forestal promovido por el Gore Loreto y de la Gerencia Regional Forestal y Fauna Silvestre, desde su inicio acometió infracciones graves y problemas de fundamento (https://es.mongabay.com/2021/03/peru-reactivacion-forestal-loreto-caos-demandasjudiciales/) revelando la improvisación de una política pública construida sobre la base de un entusiasmo personal y coyuntural, y no de una propuesta de conjunto y en conjunto.

Una experiencia valida y oportuno en mencionarlo es la propuesta de reactivación del sector forestal el trabajo que realizo el Banco Mundial en Chile respecto al uso de la madera en la construcción de casas con el fin de reactivar el sector forestal y de construcción[2], para tal fin propone estrategias de acción, todas ellas alineadas en un patrón de políticas públicas, diseñadas, por un lado, de promover la producción local de madera en toda la cadena de valor respetando protocolos de trabajo; y por otro lado, flexibilizar la industria de construcción con diseños propios (normativa de estabilidad estructural y sísmica, normativa para el uso de madera en construcción) al combinar cemento y madera, tanto en la parte exterior como en lo interior; también la estrategia de reactivación se concentró en un incentivo financiero para acceder a préstamos de vivienda.

Reactivar el sector productivo sin una base sólida de una planificación y tejido social a largo plazo, nos conduce a la nada, al desperdicio del recurso y una vez más a la desilusión del campo.

Más articulos de Roger Grández Ríos

Artículos de Opinión

Dentro de los rubros que más deficiencia se observa y que generan reclamo y repulsa ciudadana, se encuentra la educación,...
Como bien sabemos, todos los ministros reclaman al del Sector Economía y Finanzas más y más recursos, a fin de...
RUDECINDO VEGA CARREAZO - Gerente general del Conafovicer
Quizás, suspensión presidencial y adelanto de elecciones Nuestro primer adviento viene saturado de crisis e inestabilidad, 6 largos y dolientes...
Don Aníbal Torres renunció a la Presidencia del Consejo de Ministros, produciéndose la crisis del gabinete y obligando el Presidente...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next