En Vivo

UN DÍA DESPUÉS DEL 16 DE NOVIEMBRE.

UN DÍA DESPUÉS DEL 16 DE NOVIEMBRE.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

La creencia que Dios creo el mundo en 7 días, fue escrita y descrita en el libro sagrado de los creyentes católicos. Pero no fue así, pues un día significa cientos de años en la construcción del mundo y la vida humana como tal como reflejo del Padre celestial.

Un día después del 16 de noviembre, implica un día en la construcción de describir un mundo sin petróleo que mueve el mundo y las economías, presentándose en sus múltiples formas para diversos sectores económicos, como la agricultura (fertilizantes y plaguicidas), energía (gasolinas y otros combustibles), construcción (brea, pinturas, disolventes), artículos farmacéuticos, aseo personal, alimentación y otros productos de consumo masivo, reconociendo al petróleo un bien indispensable para la vida humana, y que será bastante difícil vivir un mundo sin petróleo en el mediano plazo, al menos esa es la primera impresión que se tiene en la firma del acuerdo final de la Cop 26 del 13 de
noviembre.

Los esfuerzos mundiales y los acuerdos para que los países puedan conseguir un mundo mejor y caminar hacia sociedades con mejor calidad de vida, así como diseñar una economía (verde, azul o naranja) que se comprometa a valorar una industria donde el componente principal es incorporar energía limpia y renovables; será un esfuerzo monumental que va partir desde las iniciativas y compromisos validados de los países cuyas economías mantienen un peso gravitante en el mundo, como son China y Estados Unidos.

De estos países va depender cómo se verá el mundo más allá del 2030. La progresividad para alcanzar un mundo saludable al 2050, va depender mucho de los impactos que va tener las altas temperaturas en las condiciones climáticas (mantener en 1.5°) van afectar las economías del mundo por la ocurrencia de eventos climáticos más seguidos y con mayor peligro. De los eventos climáticos, y la profundidad de estos, serán las causas para realizar acciones disruptivas, más allá de acuerdos y compromisos mundiales.

En nuestro país, las previsiones del cambio climático en aumento pondrán en jaque nuestros glaciares, que son la fuente de nuestros recursos hídricos. Así en el 2040 los glaciares de la zona centro del país probablemente desaparecerán; en al 2050, de la zona sur, y en 2090, los glaciares de la zona norte (CEPLAN 2021). Todo lo que ocurre arriba, afecta de manera directa abajo, y es en este lugar en que se encuentra Loreto; y usted se imagina un territorio, como el nuestro, sin recursos hídricos?.

Serán los incentivos mundiales de mantener en pie los bosques por una cuantía monetaria, los que van acelerar las decisiones de los países, como el nuestro, de realizar acciones de Estado para acoplarse rápidamente a un nuevo sistema de convivencia donde prevalece la conservación a cambio de incentivos monetarios, que son claves en un escenario de controlar la temperatura global, en la medida que los países del mundo realizan el esfuerzo serio e indesmayable de cambiar progresivamente su matriz económica y una sociedad (consumidores) más consciente sobre el cambio climático. Loreto se encuentra en el umbral de estas decisiones mundiales.

Conservar, recuperar y transformar de manera que nos permita mantener en pie nuestra riqueza natural, será pieza  undamental, no solamente de la postura que adopte el Estado como país unitario, sino cómo decidamos nosotros mismos que acciones tomar en el futuro cercano sobre nuestros recursos naturales y disponibles. Mantener en pie los bosques de Loreto, no es un acto declarativo, está lleno de fundamento: cuando los campesinos y la ruralidad siente que su renta es suficiente para adquirir alimentos y conservar la salud o producir ahorros estables que los conduzcan a una vida mejor; ese día y desde aquel momento los bosques se mantendrán en pie; y esto implica realizar esfuerzos concertados en una relación de asociatividad entre lo público, lo privado y comunidades (PPC ) y su permanencia va depender de lo acertados en la definición de políticas públicas locales, en la implementación de incentivos fiscales y la forma como se va interactuar con lo rural, con sus recursos y con sus gentes. Viéndolo de esta manera, que hacemos con nuestro petróleo en los próximos 30 años?, Un día después del 16 de noviembre cuando cumplimos 50 años de actividad petrolera en Loreto?.

De acuerdo al libro de reservas 2019 publicado por el Ministerio de Energía y Minas (MINEM) en setiembre de 2021, el volumen de reservas calculadas en el subsuelo de Loreto al 2019 es de 577 millones 445 mil barriles; de los cuales las reservas probadas (con certeza razonable de ser recuperables) representan el 33 por ciento; las reservas probables (menos probables de ser recuperables ) tienen un peso de 19 por ciento; y las reservas posibles (menos probables de ser recuperables que las probables ) con el 48 por ciento. Sobre la base de las reservas probadas y un valor cotizado del petróleo crudo en el mercado internacional, a valores WTI al 16 de noviembre, de us$81, la renta petrolera en nuestro subsuelo y de rápida ejecución, es de us$15 mil millones.

La volatilidad del barril del petróleo crudo en el mercado internacional, es de tal magnitud, que ni el mismo Banco Mundial (BM) en su reporte del m es de octubre 2021 sobre el comportamiento de los precios de los commodities (mercancía )no logra llegar a una aproximación sobre el desarrollo del valor del petróleo en el mercado. El BM estima que al 2035, el barril del petróleo WTI en el mercado mundial será de us$70,y su mayor valor será en el 2022 cuando alcance los us$74/barril. 

Si estimamos una producción constante de 25 mil barriles diarios (al mes de octubre 2021, la empresa PetroTal tiene una producción diaria de petróleo del Lote 95 de 9 mil, y es la principal productora en Loreto), la actividad petrolera en Loreto será de 20 años consecutivos de actividad activándose todos los lotes petroleros conocidos, generando un canon petrolera de un aproximado de s/450 millones anuales, en el mejor de los casos.

Qué hacemos? Lo dejamos ahí? O es que el Estado ya tiene definido la situación dela actividad petrolera en Loreto como respuesta a que hasta ahora no encuentra una salida inteligente a la crisis de ingobernabilidad que, en estos momentos, se les está escapándose de las manos de una manera tan evidente?

Es bastante probable que nos encontramos en un dilema existencial: conservar, recuperar y transformar (hasta donde se pueda) nuestros recursos naturales; o nos dedicamos a extraer el recurso petrolero; o ambas cosas?.

Más articulos de Roger Grández Ríos

Artículos de Opinión

En el Perú no existe control de precios. Luego de conocerse que cuatro ministros de Estado, incluido el de Salud,...
Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira; catedrático de las Universidades del Pacífico, UPC y USS. Director de la Maestría en...
Se pretende darles un uso político anti inversión. Cabeceras de cuenca es un término que carece de definición legal. Las...
Por Antero Flores-Araoz Al igual que en otros países, la pandemia del COVID 19 que aún nos afecta en sus...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next