En Vivo

PRESIDENTE CASTILLO: TRES BRAZOS PARA GOBERNAR

PRESIDENTE CASTILLO: TRES BRAZOS PARA GOBERNAR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Definitivamente no es un gran regalo recibir el gobierno peruano en las actuales circunstancias que estamos viviendo a nivel nacional…no sería facil para cualquiera que  hubiera ganado las elecciones y, más difícil para el Presidente Castillo: enfrentar  a la crisis sanitaria, la crisis económica, la polarización política, las grandes diferencias sociales, la fragmentación en el Congreso, la falta de un equipo de gobierno, etc. al Profesor Castillo se le une también la necesidad de atender las grandes, inmensas,  expectativas que ha generado su elección entre  los sectores más pobres y menos favorecidos del país, expectativas que le van a exigir alcanzar en el corto plazo, aunque la mayoría de ellas el candidato Castillo no prometió cumplirlas pero que, más allá de su sinceridad y de su buena voluntad, es lo que esperan los sectores populares a quienes dirigió sus mensajes.

El Presidente Castillo va a necesitar de, por lo menos, tres brazos para gobernar el Perú, (cosa que se acerca a lo irónico o a un milagro, lo que no es mi intención….) por lo que lo modifico: necesitará, por lo menos, tres brazos políticos dirigidos por él.

El primero, en mi opinión es contar con un buen equipo de gobierno cohesionado, coherente, respetado y aceptado inmediatamente por la mayoría que le ha apoyado. Constato que no es fácil, si es que, a falta de información directa y concreta del propio Castillo, uno puede partir de las visitas que llegan a su domicilio y de las declaraciones de las personas más próximas a él, que no parece que sean muchas.

Por el momento, le han visitado personas y personajes de diferentes posiciones, algunas de ellas contradictorias, como las de Vizcarra y Salaverry, las más inesperadas y criticadas por los votantes en por Perú Libre, votantes en general y votantes del partido…Hasta ahora, en mi opinión, el equipo no se ve conformado, muchos de ellos recién conocen al Profesor Castillo y, muchos de ellos no se conocen entre sí…Se desconoce si el Presidente ha designado ya a su Primer Ministro, que podría ayudar mucho a cohesionar al grupo de acompañantes que necesita para gobernar.

Pienso que el segundo brazo político necesario y fuerte es el de la relación con el nuevo Congreso. Pareciera que también lo tendrá difícil…Un congreso de múltiples bancadas, y estas bancadas sin líderes efectivos, congresistas absolutamente nuevos en todos los partidos, lo que puede tener sus pros y sus contras, ya sea en el desconocimiento de los procesos legislativos ya sea en los intereses personales que, más pronto que tarde, saldrán a relucir… Cómo hará el Presidente Castillo? Lo menos que puede exigir es la fidelidad absoluta de los 37 congresistas electos por Perú Libre…!! Y de ahí, con ellos, con el partido, ir asegurando una mayoría que apoye las propuestas de leyes que hagan realidad el programa del gobierno y la correcta relación entre el Congreso, el Ejecutivo y los demás poderes públicos.

Y el tercer brazo político ya lo comenté líneas arribas: la relación con sus electores, especialmente, las poblaciones de las zonas rurales, andinas, amazónicas y, también, de las zonas urbanas populares cuyas expectativas han crecido, cansados de la corrupción, del incumplimiento de promesas, de aprovechamiento de las riquezas naturales del Perú; cansados de las mentiras en la vacunación, en los proyectos asistencialistas, en la falta de servicios básicos y de internet…y, todos ellos puestos sus ojos en el Presidente Castillo…! Quizás sea este el brazo político más importante que el Presidente Castillo debe tener y debe saber manejarlo con fuerza y acierto. No sé si las personas que hablan del plan de gobierno lo están considerando como se debe. No dudo que el Profesor Castillo lo está teniendo en cuenta con suma atención y preocupación.

Nos acercamos ya al 28 de Julio, fecha del Bicentenario, donde comenzaremos a ver si se mueven desde el gobierno estos tres brazos políticos y algo más: el respeto a la democracia de parte de todos, incluyendo a los perdedores, a los congresistas, a los partidos políticos, a los grandes empresarios, a los medios de comunicación y, también, a los sectores populares si podrán o no aceptar los objetivos de corto y mediano plazo. Iniciemos de otra manera el tercer centenario de la independencia nacional.

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next