En Vivo

PARIO PAULA EN LO AGRARIO

PARIO PAULA EN LO AGRARIO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Las contradicciones en lo tributario.

A través de la Ley 31110 se ha establecido finalmente el Régimen Laboral y Tributario Agrario, donde, respecto a lo fiscal, se han determinado obligaciones y beneficios para dos grupos de empresas:

a)       Las personas naturales o jurídicas cuyos ingresos netos no superen 1,700 UIT del ejercicio gravable 2021 al 2030 pagarán 15% de tasa del IR; y desde el 2031 en adelante se aplicará la tasa del Régimen General  o RG (hoy asciende a 29.5%).

Además, estos contribuyentes tienen derecho a un crédito tributario del 10% de la reinversión de hasta el 70% de las utilidades anuales después de pagar el IR, durante los periodos 2021 al 2030 (es decir finalmente un 7% de las utilidades distribuibles como crédito, rebajando directamente el tributo calculado). Esta reinversión debe  fomentar sistemas de riego tecnificado.

b)      Las que superen las 1,700 UIT en el ejercicio 2021 a 2022: 15%; 2023 a 2024: 20%, 2025 al 2027: 25%; y 2028 en adelante, se aplicará el RG que corresponda.

Se mantiene el beneficio de la depreciación acelerada del 20% para las inversiones en obras de riego e infraestructura hidráulica, así como la aplicación del Régimen de Recuperación Anticipada del IGV, aprobado por el Decreto Legislativo 973. Estas medidas de fomento regirán hasta el 2025.

A nuestro modo de ver, las tasas escalonadas del IR para las grandes empresas (más de 1,700 UIT de ingresos netos), de manera muy rápida llegan a la tasa del Régimen General (después de siete años), lo cual ya debe estar motivando que se revisen las inversiones efectuadas y las ganancias proyectadas, ya que la tasa del 15% inicial se ha de modificar de manera agresiva, a  diferencia de los empresarios con ingresos netos menores a las 1,700 UIT.

Recuérdese que las inversiones se planifican a largo plazo con tasas prefijadas y bajo el principio de la predictibilidad y certeza,  y la tasa originaria del 15% se aplica a una utilidad, que es la diferencia éntrelos  ingresos y los altos costos y gastos que tiene el rubro agrario.

Por otra parte, no se entiende por qué el crédito por reinversión solo favorece a los que tienen ingresos menores a 1,700 UIT, discriminando –de nuevo- al grupo de las grandes empresas de esa medida que rebaja –al ser un crédito- el IR (que para ellos llegará rápidamente a  tasas mayores del 15%).

No tiene lógica esta violación al principio de igualdad (y solo se entiende por un afán recaudador),  respecto de lo que finalmente es un aliciente para quien apuesta por el agro a través de mejores y más altas inversiones.

Artículos de Opinión

En el Perú no existe control de precios. Luego de conocerse que cuatro ministros de Estado, incluido el de Salud,...
Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira; catedrático de las Universidades del Pacífico, UPC y USS. Director de la Maestría en...
Se pretende darles un uso político anti inversión. Cabeceras de cuenca es un término que carece de definición legal. Las...
Por Antero Flores-Araoz Al igual que en otros países, la pandemia del COVID 19 que aún nos afecta en sus...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next