PAPAS CON CAMOTES

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Se ha anunciado en el mensaje a la Nación del Presidente de la República, la conveniencia de estudiar la posibilidad de unificar los servicios de salud, en que en alguna medida tiene intervención el Estado, como son los que dependen directa o indirectamente del Ministerio de Salud, de los gobiernos regionales y locales, junto con los de EsSalud y los que están a cargo de nuestras Fuerzas Armadas y Policiales.

Nadie duda de la buena intención de la propuesta, pero hay que recordar que de buenas intenciones está empedrado el infierno, como dice certera y añeja frase popular, a lo que podríamos agregar que no se puede mezclar papas con camotes.

Siendo entendible que se quiera, en alguna medida, acercar la calidad de los servicios de salud del MINSA y de los gobiernos sub nacionales y municipales, a la que se ha ido logrando a través de los años y, más últimamente, en EsSalud y en los centros asistenciales de nuestro Ejército, Marina y Aviación, así como Policía Nacional, aunque en este último caso todavía en menor talla, ello se puede lograr copiando lo hecho en las instituciones de salud que ya muestran mejoría, sin necesidad de hacer un revoltijo de ellas.

Hay que tener mucho cuidado en este tipo de propuestas, pues con la intención de lograr una nivelación de ascenso, se podría jalar hacia abajo a los que vienen mejorando ostensiblemente, como son EsSalud y Fuerzas Armadas.

Entendemos perfectamente que, entre los centros asistenciales de salud, a cargo de las entidades ya mencionadas, se puedan dar la mano, cuando hay ocupación vacante en algunas de ellas que puedan colaborar con las que la tienen cubierta. También tiene lógica irrebatible que se puedan hacer adquisiciones de algunos equipos, instrumental médico y quirúrgico, así como medicinas, en forma conjunta, lo que por volumen incluso reduce los precios de adquisición, pero de allí a hacer lo que se vería como una fusión institucional, no tendría ningún sentido.

Recordemos que en los hospitales de las FF.AA. hay especialización en atender a heridos en sus enfrentamientos con terroristas, además de la atención general y, la especialización mencionada, no se puede desatender, como tampoco la policial, en que tiene que darse cobertura especializada a quienes sufren lesiones en su lucha contra la delincuencia y mantenimiento del orden interno.

En el caso de EsSalud el tema es más grave, pues a diferencia de los otros establecimientos de salud que dependen directamente de los recursos presupuestales del Estado, EsSalud se financia con los aportes intangibles de los empleadores. Es un sistema de salud contributivo, siendo los aportes vinculados a las remuneraciones que pagan los empleadores a sus trabajadores. Se trata de un seguro, que no solamente cubre asistencia de salud, sino también subsidios por enfermedad y por maternidad, entre otros. Por ello en la administración de EsSalud hay áreas especializadas.

Sin lugar a dudas para la mejoría, aun incompleta, de EsSalud, ello ha sido posible por su conducción compartida con los representantes de trabajadores y empleadores, directamente interesados en el buen funcionamiento de ésa Entidad, la que ha sabido planificarse adecuadamente con su “Libro Blanco” en actual ejecución. Ya hay logros que mostrar como el Instituto del Corazón, la atención de adultos mayores en sus viviendas, la entrega domiciliaria de medicinas, entre muchos otros aciertos, que no hay que hacerlos peligrar.

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next