En Vivo

PANDEMIA Y POPULISMO

PANDEMIA Y POPULISMO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

La pandemia que padecemos a nivel mundial es oportunidad para que renazcan populismos, que muchos creían superados, al verificar en el globo que los socialismos, de distintos pelajes, han traído más pobreza, desventura y desesperanza y, que sus ofertas de mejoría y elevación de niveles de vida han sido puro cuento con guiones de Fidel Castro, de Hugo Chávez, Nicolás Maduro, y tantos otros desubicados. No necesitamos títulos ni diplomas de las mejores universidades del planeta, para acreditar lo dicho, basta ver lo sucedido en los países que profesaron el socialismo casi como religión.

Decimos que deplorablemente ha resurgido el populismo, pues se oferta de todo a la población, aunque sin suficiente cumplimiento, bajo el pretexto de mitigar los efectos de la emergencia sanitaria, del obligado confinamiento, del toque de queda y de las medidas restrictivas de libertades. Pero no solamente ofrecimientos gubernamentales, sino exigencias desde la población y de los sectores populistas, que nuevamente desean hacer añicos la economía del país.

Lo cierto es que, si no hubiésemos tenido algunas pocas décadas de manejo económico sensato, guardando fondos para contingencias, no se hubieran podido otorgar bonos de urgencia, ayudas económicas para que las empresas empleadoras, de las más grandes a las más chicas, puedan seguir operando y ofertando puestos de trabajo, aunque en menor medida de la que nos habíamos habituado. Tampoco se hubieran podido ofertar créditos con garantía del Estado, pues cuando hay populismo, nadie cree ni confía en ellas.

Se ha considerado nuestro modelo de desarrollo económico como fracasado, bajo el supuesto que no ha podido emplear a toda la población y, que aun existe pobreza y pobreza extrema. Cierto y evidente, pero el sano manejo económico y aplicación del modelo de desarrollo, ha ido reduciendo la pobreza y permitió a miles de hogares salir de ella e ingresar a una clase media emergente, que es productora y a la vez consumidora, permitiendo que muchísimas más personas disfruten de los buenos resultados del sistema.

El sistema al que nos referimos consiste principalmente en facilitar desde el Estado, la inversión privada, en menor tramitología, en simplicidad de procedimientos, en garantías económicas como posesión de moneda extranjera, libertad para distribución de utilidades, igualdad entre inversión nacional y foránea, al igual que la privada respecto a la pública. Todo ello, abrió al Perú a mayor inversión doméstica como a la proveniente del exterior y, el resultado de ello, no se dejó esperar y lo hemos visto hasta con pleno empleo en algunos departamentos del país.

Al modelo de desarrollo le falta todavía aplicar los preceptos de la economía social de mercado, y que no siendo deidad el mercado, necesitamos ciertos mecanismos para impedir abusos y competencia desleal, entre otras inequidades, pero no tiene lógica afirmar que el modelo está “apolillado” como recientemente leímos.

El aplicar desde la libre economía un modelo de desarrollo, no impide extender mano solidaria a quienes temporalmente lo necesitan. Importa mantener el modelo, con el contenido solidario que estos tiempos obliga.

Artículos de Opinión

En el Perú no existe control de precios. Luego de conocerse que cuatro ministros de Estado, incluido el de Salud,...
Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira; catedrático de las Universidades del Pacífico, UPC y USS. Director de la Maestría en...
Se pretende darles un uso político anti inversión. Cabeceras de cuenca es un término que carece de definición legal. Las...
Por Antero Flores-Araoz Al igual que en otros países, la pandemia del COVID 19 que aún nos afecta en sus...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next