En Vivo

LAS CORRECCIONES DEL PRESIDENTE Y EL ENFOQUE COMUNITARIO

LAS CORRECCIONES DEL PRESIDENTE Y EL ENFOQUE COMUNITARIO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

La única salida para el aislamiento social obligatorio.

En conferencia de prensa del 13 de mayo del 2020, el presidente de la República ha señalado que a partir de esta semana todos los establecimientos de salud de Primer Nivel de Atención entrarán en funcionamiento. Además explicó que apenas empezó la pandemia en el mes de marzo, todos los establecimientos del Primer Nivel de Atención (centros y puestos de salud) fueron cerrados y sus servidores enviados a sus domicilios. Esta aseveración es falsa, porque sí han funcionado, aunque en modo parcial, con enormes carencias y con grave exposición al peligro de los servidores de salud. Pero confirma que el enfoque comunitario ha estado excluido de la percepción del presidente. Es una corrección importante y necesaria, pero tardía.

La segunda corrección que ha realizado el presidente está en relación con el tratamiento precoz de los afectados y contrasta con las decisiones tomadas por el Ministerio de Salud, que recomienda que los pacientes leves o moderados se queden en sus casas, con algunas indicaciones, para no colapsar los hospitales. Esta corrección es muy importante debido a que cambia la acción pasiva que tiene el enfoque hospitalario, frente a la acción activa que tiene el enfoque comunitario. Además, el presidente se ha referido en varios pasajes de la conferencia a la importancia de cortar la transmisión del virus en la comunidad; y a la necesidad de coordinar con las autoridades locales y con otros sectores para evitar la transmisión del virus donde se aglutina la gente, como los mercados, los paraderos y el transporte público.

La tercera corrección del presidente ha sido en relación con la ruta que deben seguir los usuarios o pacientes para enfrentar el Covid-19 durante la pandemia. Es decir, ha señalado que deben acudir a los establecimientos de salud del Primer Nivel de Atención, debido a que la mayoría de los casos se pueden resolver en ese nivel de atención. Es un avance que el presidente se haya percatado, por la práctica, de que no es posible descuidar el Primer Nivel de Atención durante una pandemia; sin embargo, la comprensión cabal del rol de este nivel de atención aún es incompleto.

La mayoría de las acciones que ha planteado el presidente, no obstante, refuerzan el enfoque hospitalario; es decir, se dedica a enfrentar las consecuencias del descuido del trabajo comunitario. Como sabemos, una parte de la tarea para romper la cadena de transmisión del virus le corresponde a la propia población, a través de conductas apropiadas, del distanciamiento social, del uso de la mascarilla, del lavado de manos, entre otros. Pero la otra parte le corresponde al Gobierno, a través del fortalecimiento del Primer Nivel de Atención. Es decir, de los puestos y centros de salud y su articulación con las organizaciones comunales, locales y distritales, con las autoridades gubernamentales de los diversos sectores, con la sociedad civil, con los empresarios, comerciantes, mercados, trabajadores, informales, entre otros. Además, la vigilancia epidemiológica es útil para los profesionales de la salud que atienden directamente la enfermedad, porque sigue la ruta del virus y de la enfermedad en la comunidad, en la población. Pero es inútil si no es entendida como una parte de la vigilancia sanitaria. La lucha contra la pandemia requiere de inteligencia y vigilancia sanitaria en manos de expertos en salud pública y gestión sanitaria.

El enfoque comunitario tiene dos componentes. Por un lado, la red de establecimientos de salud del Primer Nivel de Atención en cada distrito, en cada localidad, en cada comunidad; y por otro lado, la organización comunitaria. Estos dos componentes debidamente articulados permiten que la propia comunidad indique a los funcionarios de los establecimientos del Primer Nivel de Salud qué hacer, dónde hacer, qué necesidades existen y cuál es el impacto de la pandemia, no solo en la familia, en el barrio y en la comunidad, sino también en el distrito. Además, permite el adecuado mecanismo de vigilancia sanitaria sobre la base de la inteligencia sanitaria y la toma decisiones eficaces y eficientes. La experiencia comunitaria en nuestro país es muy rica, además es el fundamento para el funcionamiento de las Redes Integradas de Salud (RIS). Sin embargo, la política pública de las RIS ha sido abandonada, a pesar de que existe compromisos de cooperación internacional por 350 millones de dólares.

Los establecimientos de salud del Primer Nivel de Atención han sido invisibles. El gobierno ha desperdiciado el tiempo y no ha asegurado la logística y el suministro, como las pruebas de diagnóstico, las mascarillas, los equipos de protección personal integrales, los balones de oxígeno, las ambulancias, los ambientes de reposo, adecuación de la infraestructura, las condiciones laborales de los médicos y demás profesionales de salud. Desde diciembre del año 2018, aún no han sido capaces de reglamentar y poner en funcionamientos las Redes Integradas de Salud (RIS). Ahora el presidente busca auxilio en el Primer Nivel de Atención, en los Centros y Puestos de Salud, de la Atención Primaria y de la medicina preventiva. Se ha dado cuenta de que es la única salida para el aislamiento social obligatorio. Urge recuperar el tiempo perdido para salvar vidas.

Artículos de Opinión

En el Perú no existe control de precios. Luego de conocerse que cuatro ministros de Estado, incluido el de Salud,...
Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira; catedrático de las Universidades del Pacífico, UPC y USS. Director de la Maestría en...
Se pretende darles un uso político anti inversión. Cabeceras de cuenca es un término que carece de definición legal. Las...
Por Antero Flores-Araoz Al igual que en otros países, la pandemia del COVID 19 que aún nos afecta en sus...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next