LA BELLA EPOQUE?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Al comenzar el año, Petro Perú emite su primer comunicado resaltando el reinicio de las operaciones del Oleoducto Nor Peruano (ONP), al restablecerse las operaciones de la Estación 5, pendiente de solución ante las protestas de las comunidades aledañas a Saramiriza, capital del distrito de Manseriche, desde el 29 de setiembre de 2020. Con esta acción todo el tramo del ONP esta liberada y listo para ingresar transportar petróleo crudo del único lote petrolero en actividad (Lote 95, campo Bretaña), cuyo producto es transportado en barcaza hasta la Estación 1, liberada el 28 de diciembre de 2020 en la comunidad nativa de Saramuro-Saramurillo, distrito de Urarinas.

Por el lado de Perú Petro, su presidente tiene un alto optimismo que la actividad petrolera puede levantar vuelo en este 2021 y alcanzar una altura de hasta 100 mil barriles por día (www.energiminas.com) ante los eventos de un ONP operativo y en relativa calma con las poblaciones del circuito petrolero, ante el advenimiento de compromisos asumidos por el viceministerio de energía y minas que estuvo en constante actividad en los últimos tres meses del 2020 tratando de apagar las altas temperaturas de las poblaciones del circuito petrolero por incumplimiento de compromisos y tratar de empoderar el contenido del plan de cierre de brechas (PCB) con inversiones programadas; al parecer, les fue bien.

A nivel nacional, la producción diaria de petróleo líquido en los últimos seis años fue de 47 mil 244 barriles, donde   la participación de Loreto representa el 26.3 por ciento, agregando 12 mil 407 barriles.

En el caso de Loreto, para el 2021, si las condiciones de una paz social permanezcan en el ámbito del circuito petrolero, el escenario podría pintar resultados favorables: el Lote 95 levantaría vuelo de 12 mil barriles diarios; los lotes antiguos como el 192 y 8 (con

costos hundidos) van a esperar a sus nuevos operadores, y antes por la consulta previa, podrían estar disponibles, en el mejor de los casos, a partir del segundo semestre del presente año; mientras que el Lote 67 se tienen que presentar condiciones para llegar a su máxima potencia (comercial), como la unificación con el Lote 39 (cubre el área de explotación del Lote 67 en el Napo) para trasladar el contrato al 2039; un ducto para trasladar su crudo pesado (ambos lote tienen una reserva de 500 millones de barriles) que conecte con el Lote 64 (Morona, con 42° de API) y tener un costo por barril no mayor a los US$6. El Lote 64 de alta calidad, ahora en manos del Estado para su operación, puede ser el retorno de Petro Perú en su estado de operación para este 2021, ante una posición contraria de las poblaciones de la nación Wampis.

En las mejores condiciones (escenario súper optimista) la producción de petróleo crudo de Loreto, para los próximos años, podría superar fácilmente los 100 mil barriles diarios, con un canon petrolero por arriba a los s/870 millones anuales. Bella Epoque.

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next