En Vivo

ESTO SUCEDE EN ESPINAR

ESTO SUCEDE EN ESPINAR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

¿Era urgente el Bono Solidario en esta provincia cusqueña?

Al opinar sobre lo que viene sucediendo en la provincia cusqueña de Espinar –donde hay un conflicto entre las autoridades locales, líderes políticos y buena parte de la población contra la empresa minera Antapaccay– algunos analistas de Lima han demostrado la vigencia de aquel pregón que se repite, que hay que tener “un mar de conocimientos, aunque sea de un centímetro de profundidad”.

El conflicto social en Espinar es sobre el futuro de los más de S/ 100 millones depositados en un fondo generado por el aporte de la empresa minera Antapaccay, y que está encuadrado en un denominado Convenio Marco de Desarrollo. Semanas atrás Lolo Arenas, alcalde provincial de Espinar, y sus regidores votaron, en una maratónica sesión de Concejo, y decidieron que el dinero de este fondo sería repartido a cada persona mayor –un Bono Solidario de S/ 1,000– para cubrir las “extremas necesidades económicas” producidas por la cuarentena impuesta por el vizcarrato para paliar los estragos del coronavirus.

El alcalde y sus regidores, saltándose toda regla, impusieron que el dinero de este Fondo sea distribuido, a pesar de que una de las cláusulas del Convenio Marco estipula que el dinero debe servir para proyectos de desarrollo, y que cualquier cambio sobre el futuro del presupuesto sería debatido y aprobado por sus integrantes. No obstante, Lolo y sus regidores soslayaron olímpicamente esta parte del Convenio.

Si bien es entendible el objetivo y el fin de la propuesta de entregar un Bono Solidario a cada espinarense mayor de 18 años, sobre todo en el marco de la pandemia, vale preguntarse si Espinar es un “páramo de pobreza y pobreza extrema”, como algunos analistas y medios limeños han advertido, santificando así la propuesta de Lolo y compañía. La respuesta es no. De hecho, Espinar es una de las provincias altas del Cusco, donde se ha reducido la pobreza como jamás antes en su historia. No lo digo yo, lo dicen las cifras. En el 2007 la pobreza en Espinar era alrededor de 65%, pasó a 25% en el 2013 y, nada más y nada menos, a 16% en el 2017. Es decir, nada menos que casi 50 puntos porcentuales. ¿A dónde se fue esa gente otrora pobre? Si bien no se convirtieron en ricas en un puñado de años, sí pasaron a convertirse en parte de lo que se llama la clase media emergente.

¿Qué produjo esta caída sin precedente de la pobreza y esta aparición de una clase media? Pues la minería. No hay otra explicación, al ser esta una zona de altura muy fría, con una agricultura y una ganadería, en general, se subsistencia. Quien vaya por el Corredor Vial (a los mineros no les gusta llamarlo Corredor Minero) sabrá que existe una gran clase media emergente, producto básicamente de la minería. Si uno va desde Fuerabamba hasta Espinar, pasando por Chumbivilcas verá que hay una nueva clase media “eslabonada” principalmente a las inversiones mineras cupríferas. El gran problema es que uno solo lo ve cuando va allí, porque los gremios mineros no han realizado estudios sesudos sobre el impacto económico y social de la minería moderna. Una tarea que queda por hacer.

Uno de los impactos precisos positivos de la minería moderna es la formación de proveedores locales –empresarios, en realidad– que hoy son parte de la cadena de valor de la minería. Se puede decir, sin temor a equivocaciones, que muchos comuneros son empresarios mineros con gran solvencia económica, y que invierte sus ganancias entre Cusco y Arequipa, no en la zona. Pero en Espinar casi todo gira en torno a la minería. La economía es básicamente servicios (hoteles y restaurantes) que se brindan a las empresas mineras y sus contratistas.

¿Era urgente la entrega de Bono Solidario o más bien era una propuesta que atendía a las necesidades políticas e ideológicas de algunos actores? Si bien, como dijimos, se entiende el pedido, Espinar no es un “páramo de pobreza”; es más, las empresas mineras jamás dejaron de pagar a sus proveedores locales (para mantener la paz social) durante lo que va de la pandemia, así que no hubo ruptura en la cadena de pagos que trajera abajo la economía local. Quien diga lo contrario simplemente miente o no conoce la zona.

Clase media emergente (que no se vuelve pobre de un día a otro), reducción de pobreza, economía ligada a la cadena de suministros y valor de la minería moderna, proveedores locales. ¿Qué sucede entonces? Por el lado del Estado las cosas van mal. De hecho, de los S/ 123 millones de soles que tiene Lolo Arenas en sus arcas apenas ha gastado S/ 29 millones –es decir, apenas el 24%– según el MEF. Pero, Lolo, hombre de izquierda al fin, no es precisamente un antiminero ideológico. Es un buscador de popularidad, que no la tiene debido a su gestión poco eficiente; pero también es un buscador de votos para las próximas elecciones.

Quizá hay otra particularidad. La zona está “poblada” por organizaciones no gubernamentales y líderes de izquierda. Derechos Humanos Sin Fronteras es probablemente una de las primeras organizaciones opositoras a la minería en la zona. Años atrás activaban La Vicaría de Sicuani y hasta CooperAción. Asimismo, la zona estuvo influenciada por Oscar Mollehuanca, ex alcalde y un opositor tenaz a la minería. Hoy Derechos Humanos Sin Fronteras promueve la entrega del Bono Solidario, como parte de la oposición táctica contra las empresas mineras. Es decir, política e ideología. 

La pita se rompe por el lado más débil. Es sumamente atractivo para una mayoría de gente tener mil soles más en el bolsillo. Y para quienes no tienen dinero, eso es necesario. Popularidad, ideología de izquierda, intereses directos, Covid-19; un cúmulo de intereses que se han juntado hoy en Espinar.

Artículos de Opinión

En el Perú no existe control de precios. Luego de conocerse que cuatro ministros de Estado, incluido el de Salud,...
Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira; catedrático de las Universidades del Pacífico, UPC y USS. Director de la Maestría en...
Se pretende darles un uso político anti inversión. Cabeceras de cuenca es un término que carece de definición legal. Las...
Por Antero Flores-Araoz Al igual que en otros países, la pandemia del COVID 19 que aún nos afecta en sus...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next