EDUCACIÓN Y POLÍTICA: LA FORMACIÓN EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS

EDUCACIÓN Y POLÍTICA: LA FORMACIÓN EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

En estas últimas semanas he leído en las redes sociales como en diferentes medios de comunicación sobre cómo muchos cuestionan el nivel de formación de nuestras autoridades, elegidas por nosotros. Bueno, es lo que elegimos o mejor dicho nos vendieron como parte de las estrategias de construcción de candidatos o intereses particulares. Ahora bien, quiero llevar este hecho, y llegar a las posibles causas de por qué tenemos lo que tenemos como autoridades (no digo que todos por favor, hay muchas buenas autoridades)

Seguramente dentro de las causas están que pocas personas les interesa entra en política, o que la política es compleja…. Y otras cosas más. Particularmente creo que, si pueden ser estas cosas, pero lo que en el fondo hay es un gran vacío de dos conceptos fundamentales: Institucionalización y Formación. El primero, tiene que ver con ser organizaciones sólidas con un ideario claro y un manejo estratégico, integral y formal, implacable entre otras cosas.

El segundo en el cual quiero profundizar, es la formación. ¿Sabían ustedes que los Partidos, que tiene una representación en el parlamento reciben un financiamiento por parte del estado para formación, capacitación e investigación? Según la Ley de Partidos Políticos en su artículo 29 lo expresa claramente. Bueno pues ahí está la respuesta, ¿Qué se hace con este dinero destinado para dichos rubros? ¿Cómo están los partidos actualmente con la ejecución de dicho presupuesto? ¿Quiénes son los beneficiados de dicha ejecución? Cada partido tendrá que resolverlo y dar cuentas a las respectivas autoridades y sus miembros. Desde aquí solo una sugerencia que pueden servir para sus candidatos, autoridades, así como a  sus bases.

La primera formarlos desde el ideario y la doctrina que profesa el partido político. Después no vayan a legislar o ejecutar proyectos en contra de lo que creen como ideario partidario, plan de gobierno, etc. Segundo, capacitarlos en diversas áreas de la gestión pública, formación política, estrategia, manejo de crisis, conocer la realidad del país y del mundo. No solo existimos nosotros. Tercero, evaluar lo que vienen haciendo, por medio de investigaciones rigurosas, que les permitan seguir creciendo y mejorando en su actuar político, profesional e institucional.

No nos quejemos de lo que tenemos, construyamos nuevos cuadros, porque los niños, adolescentes y todos en este hermoso país, lo merecemos.

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next