En Vivo

AVE DE CRISTAL II

AVE DE CRISTAL II

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

En octubre de 2019, la asignación del canon y sobrecanon petrolero mostraba ya un crecimiento del 52 por ciento respecto al promedio de los meses anterior del mismo año, y se perfilaba una situación prometedora de la actividad petrolera de ahí para adelante. Los s/.11 millones 840 mil de octubre de 2019 es infinitamente superior a los s/364 mil que recibió el departamento de Loreto en este octubre de 2020, en medio de conflictos   sociales y  mezquindades institucionales  en toda la cadena de contagios de indecisiones y de cálculos políticos que van a poner en serios problemas la recuperación lenta prevista para la economía de Loreto a partir de 2021 donde las finanzas públicas nacionales estarían comprometidas por el fuerte déficit fiscal asumido para enfrentar la pandemia y que ahora mismo está confinando a Europa en un rebrote del COVID-19 amenazando a una nueva crisis mundial por la paralización de la actividad económica en este continente, mientras el resto de los países del mundo toma sus propias precauciones para proteger a sus ciudadanos y así hacer frente a un virus mutante e invasor.

Hace unos días el Banco Mundial publico las previsiones de la cotización de los principales precios de los commodities al 2030, y en el caso del petróleo su valor a futuro pasaría de us$41barril al finalizar 2020 a us$70 barril al 2030 con todos los eventos a futuro que se van a presentar en un mundo que no será más el mismo, pero confuso en términos de dominio de poder político y económico, y también en el predominio de la energía, que va ir mutando progresivamente a lo no convencional.

Noviembre se perfila como el reinicio de una lucha confrontacional de las organizaciones indígenas para resarcir derechos conculcados por la afectación de la actividad petrolera durante décadas, ante un Estado que no atina hasta ahora como reparar los daños y heridas cicatrizadas producto del abandono de sus instituciones. Estas dos fuerzas no pueden llegar a un acuerdo consensuado y de voluntades de participación de partes interesadas, y no se pone sobre la mesa un nuevo mapa de intervención planificada sobre qué hacer con los recursos hidrocarburiferos que se encuentran en el subsuelo de Loreto. Definir el qué hacer, va acentuar el destino de Loreto en un contexto de cambios e incertidumbre política, y de instituciones locales donde cada quien juega su propio rol forzados por los intereses de los jefes de pliego y de dirigentes que también quieren lo suyo. No existe un interés común para un beneficio colectivo para hacer de Loreto un territorio prospero; porque más allá de sus recursos petroleros, se encuentra la voluntad de sus hombres y mujeres trabajando sobre algo planificado, coordinado y cohesionado para acentuar un mejor futuro para los nuestros. Si bien las cicatrices y el dolor no se van a cerrar con mayor presupuesto (que será esquivo para los próximos años), si es importante para delinear proyectos de vida sobre la base de  

Artículos de Opinión

En el Perú no existe control de precios. Luego de conocerse que cuatro ministros de Estado, incluido el de Salud,...
Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira; catedrático de las Universidades del Pacífico, UPC y USS. Director de la Maestría en...
Se pretende darles un uso político anti inversión. Cabeceras de cuenca es un término que carece de definición legal. Las...
Por Antero Flores-Araoz Al igual que en otros países, la pandemia del COVID 19 que aún nos afecta en sus...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next