En Vivo

AL FILO DE LA NAVAJA

AL FILO DE LA NAVAJA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

A mitad de la segunda semana de diciembre, y tras abortar la reunión en la ciudad de Nauta convocada por la PCM con algunas federaciones del ámbito del circuito petrolero, y la decisión de los dirigentes de Puinahua de reiniciar el paro indefinido del Lote 95, fue la chispa que encendió la flama en la industria petrolera en Loreto. Ayer, miércoles 16, la Plus Petrol Norte (PPN) decide declararse en liquidación al no encontrar un punto de acuerdo en los procedimientos administrativos sancionador en las acusaciones, penalidades y recursos de apelación con el Órgano de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) y la negativa del plan de Abandono del Lote 192. La PPN en el 2015 (PPN-OPE-0023-2015) informa a OEFA el listado de los pasivos ambientales identificados en los Lotes 1AB y 8, computándose 2 014 puntos afectados , y aclarando que la obligación de la remediación se encuentra pendiente de ser determinada, y por extensión no estaba de manera explícita, en el contrato de cesión de posición contractual firmada entre Petroperú, Occidental Peruana Inc y Pluspetrol Corporation, Sucursal Perú que celebraron en el año 2000, aquella referida sobre pasivos ambientales (no existe ninguna cláusula referido a pasivos ambientales). En la actualidad, la PPN tiene el contrato del Lote 8 paralizada desde el 21 de abril de 2020 motivado por efecto de la pandemia entre otros elementos que determinaron su cierre, registrándose hasta esa fecha una producción diaria de 4 mil 909 barriles diarios, mayor en 11 por ciento respecto al esfuerzo productivo del año anterior.

La producción de petróleo de Loreto tenía dos destinos. El transporte por el oleoducto nor peruano hasta alcanzar la refinería de Talara y el transporte por barcaza hasta la refinería de Iquitos, para convertirlo en combustibles líquidos, como el Residual 6 que abastece a la empresa generadora de energía eléctrica, GenRent del Perú, que demanda 55 barriles diarios para abastecer a la ciudad metropolitana de Iquitos, y que en los 2 meses de pandemia extrema (abril-mayo 2020) la demanda del Residual 6 fue de 40 mil barriles día. Peroperu también exporta petróleo a Colombia y es la principal partida exportable de los bienes transables que se embarcan desde el puerto de Iquitos.

El escenario se vuelve complejo para los próximos meses, con el agravante que la industria petrolera se paralice totalmente y tendríamos que importar combustibles líquidos (gasolina + petróleo industrial) por una cantidad no menor a los 7 millones 200 mil galones mensuales para abastecer la demanda de Loreto, incluido para la generación de energía eléctrica, con todos los costos colaterales que se va generar en un escenario pesimista. En el otro extremo, y en un escenario optimista (paz social y gobernabilidad del recurso petrolero) la extracción de petróleo crudo podría sobrepasar los 80 mil barriles diarios, cerca de tres veces más al escenario de comienzo de año.

Los esfuerzos para reimpulsar la industria petrolera en Loreto tiene varias iniciativas planteadas desde distintos frentes. La creación de un fideicomiso indígena; una nueva redistribución del canon (y sobrecanon) petrolero; establecer un 5 por ciento de la producción fiscalizada de petróleo para las comunidades nativas; mejoras en la ley de hidrocarburos para establecer mecanismos tributarios que empalme con inversión focalizada del titular de la concesión en su ámbito de jurisdicción para disminuir las brechas de servicios; modificación en el enfoque de actuación de los núcleos ejecutores; entre otros planteamientos con el solo fin de provocar una paz social en el territorio. Estamos al filo de la navaja, y todo hace señalar que el Estado, las comunidades y las empresas, no tienen el mismo código de comunicación y entendimiento, y cada uno teje su propio marco de defensa y no mostrar debilidad. Cada uno apuesta por medir su propia fortaleza, que al final debilita aún más la gobernabilidad y el entendimiento.

Artículos de Opinión

Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira; catedrático de las Universidades del Pacífico, UPC y USS. Director de la Maestría en...
Se pretende darles un uso político anti inversión. Cabeceras de cuenca es un término que carece de definición legal. Las...
Por Antero Flores-Araoz Al igual que en otros países, la pandemia del COVID 19 que aún nos afecta en sus...
Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira, Catedrático universitario y Director del INEHPA Un día como hoy, 17 de enero, si...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next