En Vivo

A 9 AÑOS DEL CENTENARIO

A 9 AÑOS DEL CENTENARIO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

A menos de un año del bicentenario de nuestra independencia y a nueve años del centenario de reincorporación de Tacna a la heredad nacional, se hace necesario hacer un balance en torno al momento en que nos encontramos, ello con la intención de plantear algunas ideas para una agenda sobre la forma de cómo enfrentar una de las peores crisis que le ha tocado vivir a Tacna.

Resulta paradójico hablar de competitividad, pero es un dato necesario como punto de partida para el balance, dado que fue previo a la pandemia que destruyó nuestra economía, además que muchas cosas se van a mantener y que la vamos a necesitar para dar un viraje estratégico, porque el virus no solo nos atacó a nosotros, sino también, a todas las regiones del país. Tacna se mantiene, según el Instituto Peruano de Economía, en tercer lugar, por sexto año consecutivo, por debajo de Lima-Callao y Moquegua. Nótese que los seis pilares sobre los cuales se determina qué regiones son las más competitivas a escala nacional son: entorno económico, infraestructura, salud, educación, mercado laboral e instituciones.

La otra cara de la moneda son los altos índices de contagio de la Covid en Tacna que nos ubica en primer lugar -con el 44% de tasa de contagio por cada 100 mil habitantes- de todo el país con secuela en la destrucción de la economía local. La fuerte dependencia con el vecino país de Chile nos está empezando a pasar la factura, llevándonos a un callejón oscuro, sin salidas y con pocas esperanzas de encontrar una luz al final del túnel, si no se logran acuerdos fundamentales entre todos los que vivimos en Tacna.

Voy a decir un sacrilegio que nadie se atreve siquiera a murmurar. Nos duela o no, sino fuera por la presencia de la actividad minera y de la economía informal, la caída de la producción de bienes y servicios del sector formal hubiera sido más que estrepitoso. Tacna tiene un nivel de ocupación informal que alcanza el 76% y que ha permitido que el consumo interno no caiga a pesar del cierre de fronteras, pero a cambio de ello hemos repuntado al primer lugar de contagios y uno de los primeros en la tasa de muertes por cada 100 mil habitantes.

Desde nuestra columna “Apuntes a Lápiz” de este diario, hemos venido insistiendo que la economía y la salud no tienen por qué colisionar y, por el contrario, deben buscar su punto de equilibrio. Advertimos que lo de la prolongación de la cuarentena no iba a funcionar en Tacna y de lo que se trataba era evitar que se contagien los adultos mayores, porque son ellos los que iban a necesitar hospitalización, camas UCI y hasta respiradores mecánicos. Esto se lo propusimos en un plan al Gobernador y al Director de Salud en abril, y no hicieron caso. El primero por su poca capacidad de entendimiento de la pandemia y nulo liderazgo, y el segundo, por mezquindad e incapacidad de escuchar ideas frescas. Ahora estamos lamentando y contando muertes que se pudo evitar, con una economía a punto de colapsar.

Tacna necesita reconciliarse para avanzar y salir de este atolladero en que nos han sumido, no solo la pandemia, sino también la incapacidad de nuestras autoridades políticas. Dejar de lado el racismo de los aimaras, quechuas, italianos, ingleses y otras castas para llegar a un gran acuerdo es lo mejor que podemos dejar a nuestra querida Tacna por su 91 aniversario.

Nuestro desarrollo no puede seguir dependiendo de la frontera ni de la actividad minera, necesitamos nuevos derroteros, como por ejemplo mirar hacia la Yarada para promover un modelo agroexportador que haga uso de los beneficios arancelarios de la ZOFRATACNA, reducir la brecha digital para los usuarios de Ajuzotac para un comercio electrónico justo que dinamice sus ventas con los beneficios arancelarios que corresponde a las  zonas de frontera y colocar en el centro de la discusión el artículo 71 que prohíbe la inversión extranjera dentro de los 50 kilómetros, entre otros puntos.

La agenda esta puesta para el gran acuerdo por Tacna donde todos tenemos derecho a decidir, si no queremos que la pandemia del racismo, la desunión y de la Covid-19 nos destruya camino hacia nuestro centenario.

Artículos de Opinión

En el Perú no existe control de precios. Luego de conocerse que cuatro ministros de Estado, incluido el de Salud,...
Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira; catedrático de las Universidades del Pacífico, UPC y USS. Director de la Maestría en...
Se pretende darles un uso político anti inversión. Cabeceras de cuenca es un término que carece de definición legal. Las...
Por Antero Flores-Araoz Al igual que en otros países, la pandemia del COVID 19 que aún nos afecta en sus...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next