En Vivo

DESIGUALDAD Y FINANZA

DESIGUALDAD Y FINANZA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

A comienzo de mes de este nuevo año y por primera vez en la historia del Fondo Monetario Internacional (FMI) recomienda un mejor manejo fiscal enfocado en aumentar gasto social y ensalzar un rol mayor a la mujer para disminuir la desigualdad de género. Los eventos mundiales ocurridos en el 2019 (y años anteriores) respecto al descontento social y manifestaciones populares, presionaron a cada gobierno a replantear políticas públicas tendientes a mejorar las condiciones de vida de sus ciudadanos. Millones de personas salen de sus territorios y dejan sus familias para traspasar fronteras y reasentarse en países donde las condiciones de segregación se vuelven cada vez evidente y la desigualdad no tiene control. Los países están perdiendo el control de gobernabilidad en sus respectivos territorios, aumentando el descontento y expulsando a sus ciudadanos a buscar otras oportunidades más allá de sus fronteras.

El ex presidente de Uruguay, Pepe Mujica, manifestó ante la ONU en una de sus ilustradas intervenciones que los países ricos les están diciendo a mis ciudadanos (y a los ciudadanos del mundo) que para ser feliz, tienen que gastar más, y ahora los uruguayos trabajan más (y están más endeudados), tienen menos tiempo para su familias, a pesar que mi gobierno les aumentó el sueldo y redujo la jornada de trabajo para compartir en familia sus tiempos y ser más felices.

Al comenzar la presente semana, en Suiza, se realizó una cumbre más del Foro Económico Mundial de DAVOS para discutir y plantear recomendaciones para mejorar el estado del mundo. Y cómo se encuentra el mundo ahora?.

Según OXFAM revela en una publicación del 20 de enero, que el número de milmillonarios en el mundo se ha duplicado en la última década, y que 2,153 milmillonarios poseen más riqueza que 4 mil 600 millones de personas (60% de la población mundial). En América Latina y el Caribe el 20% de la población concentra el 83% de la riqueza. El número de milmillonarios en la región ha pasado de 27 a 104 desde el año 2000. En grave contraste, la pobreza extrema está aumentando.

Países como África negra sienten el peso de la globalización y los acuerdos desiguales en un mundo donde los que controlan el capital, la ciencia y tecnología tiene más posibilidades de alcanzar éxitos en el marco de los acuerdos comerciales. Miles de personas desplazadas de sus puestos de trabajo y de sus tierras (cultivos) porque no tienen cómo competir frente a la arremetida de productos agroindustriales protegidos por sus países al implementar políticas de subsidios y de compensaciones tributarias. El comercio mundial sin fronteras en marcha. Países pobres y de escaso capital, no tienen como crear las condiciones de seguridad y de protección a sus ciudadanos. La desigualdad en el mundo se volverá más intensa por un orden económico mundial que premia a la riqueza y no al trabajo.

En nuestro país, la situación económica y social no encuentra, al menos en estos últimos 5 años, los eventos de estabilidad y crecimiento sostenido, reconocido en su oportunidad por organismos internacional de una economía líder en América Latina, al aumentar los ingresos y disminuir la pobreza. Hoy, el panorama se pinta de otra manera: crecimiento pobre y desempleo sobresaliente, frente a una indiferencia del gasto público que en el 2019 ejecuto inversiones del 66.5% dejando de gastar s/ 16 mil millones, en un país donde las necesidades públicas, sobre todo en servicios básico y de conectividad, son el reflejo de las múltiples manifestaciones de malestar social. Para el 2020, el gobierno nacional se comprometió a gastar más y aumentar el déficit público para recuperar capacidad productiva y empleos perdidos por el bajo desempeño económico y la implementación de políticas públicas que no resuelve, en la práctica, las angustias del quehacer ciudadano.

Este panorama es el mismo que ocurre en cada uno de los departamentos, con magnitudes diferentes, y Loreto tiene su propio comportamiento. Ante la escasez de empleo remunerado y formal, como producto de la caída de la actividad petrolera y del sector forestal, se une el comportamiento del gasto público en ejecución de inversiones, alcanzando el 70% en el 2019, donde los gobiernos locales que se encuentran cerca al vecino, al ciudadano, y a sus necesidades reportan gastos de 59%. La frustración y el estrés colectivo por falta de empleo y oportunidades de acceso a servicios básicos, se manifiestan de distintas maneras: delincuencia, prostitución, trabajo informal e infantil, divorcios y separaciones, y como no, el aumento del endeudamiento familiar. Sobre este último, los créditos de consumo, para la adquisición de bienes y servicios, con tarjetas de créditos aumentaron en 47% en los últimos años, y las familias aumentaron sus deudas en s/211 millones.

Una economía recesada con un crecimiento pobre, es el típico porte que manifiesta Loreto en su historia económica. Su estructura productiva primariacomercial-especulativa les extiende poco chance a sus ciudadanos para manifestar algún nivel de crecimiento y generación de empleo productivo. Solamente gastar en proyectos de inversión para crear infraestructura física (proponen shock de inversiones) no basta; es tremendamente insuficiente si nuestra meta es disminuir la desigualdad. Repensar en un modelo económico propio basado en nuestro capital natural y formando un ejército de jóvenes productivos con cualidades y habilidades técnicas, para ir escalando proceso productivos que denoten productividad, es la ruta distinta caminada hasta acá que solamente nos trajo frustración e historia amarga.

Una deuda que se tiene con el territorio, rica en biodiversidad, es plantear una política fiscal y financiera diferenciada cuyo objetivo es ampliar oportunidades a los jóvenes y el manejo técnico-científico de nuestros recursos de nuestros bosques y aguas, que es nuestra renta estratégica del futuro.

Artículos de Opinión

En el Perú no existe control de precios. Luego de conocerse que cuatro ministros de Estado, incluido el de Salud,...
Por: Francisco Pantigoso Velloso da Silveira; catedrático de las Universidades del Pacífico, UPC y USS. Director de la Maestría en...
Se pretende darles un uso político anti inversión. Cabeceras de cuenca es un término que carece de definición legal. Las...
Por Antero Flores-Araoz Al igual que en otros países, la pandemia del COVID 19 que aún nos afecta en sus...

Programas Especializados

Previous
Next

Microprogramas

Previous
Next