SUSANA VILLARÁN ENCARNÓ PRAGMATISMO INMORAL DE QUE EL FIN JUSTIFICA LOS MEDIOS PARA SUS INTERESES DELICTIVOS

Redacción 16 de mayo del 2019 - 6:52 AM

Exvicepresidente de la Cámara de Diputados, Cesar Barrera manifestó también que la izquierda peruana mantiene a Verónika Mendoza como una alternativa viable de gobierno para asumir la presidencia, en el 2021.

RCR, 16 de mayo 2019.- La ahora encarcelada exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, encarnó siempre el pragmatismo inmoral de la máxima que indica que el fin justifica los medios y de utilizar a la gente, en función de sus intereses delictivos, afirmó el exvicepresidente de la Cámara de Diputados, Cesar Barrera Bazán.

“(Susana Villarán) había abrazado ya el pragmatismo de aquellos que señalan que el fin justifica los medios. ¿Qué fin tenía ella? Simplemente, de utilizar al resto en función de intereses que no eran del colectivo, sino de una pandilla o de manera individual. Eso es lo que estamos corroborando ahora. Y dicho por boca propia”, subrayó.  

Tras indicar que esta posición no se expresa por un mero criterio oportunista o ante la crítica situación en la que ahora se encuentra la exburgomaestre capitalina, manifestó que su involución ideológica y conceptual, así como en su práctica política concreta, ya habían sido advertidos anticipadamente.

Reconoció la responsabilidad que pueda haber tenido Patria Roja y las demás organizaciones de izquierda en el apoyo inicial brindado a Villarán, aunque dijo que fue en aras de la consecución de “la más amplia unidad de las izquierdas, el progresismo y el movimiento popular como la llave maestra y condición fundamental para hacer el cambio en nuestro país”, puesto que –anotó- “solos no lo vamos a poder hacer”.

“Y en ese amplio abanico calzaba, en aquellos tiempos, Susana Villarán. Una dirigente progresista, democrática. Y con quién habíamos y trabajado, años atrás, en el movimiento popular, juvenil, etc. Pero creemos que cuando hay adversario común y tan grande, como es el sistema y el modelo, había que juntarnos con todos aquellos que quieren en algo y en mucho cambiar el modelo. Y por eso es que apoyamos su candidatura… Y a partir de allí, reeditar en algo lo hecho ejemplarmente por Alfonso Barrantes. Y lo logramos, con mucho sacrificio, anotó. 

El dirigente nacional del Partido Patria Roja, precisó igualmente que su agrupación y las del resto de izquierda, defendió el plan municipal metropolitano de las fuerzas progresistas, plasmados en el programa “Lima para todos” que  -anotó- tiene absoluta vigencia, “y no tiene nada que ver con la deshonrosa gestión de doña Susana y sus acólitos”.

“(Villarán) empezó diciendo lo siguiente, una vez que se aupó en el sillón (edil). Dijo que el acuerdo que había tenido con Confluencia por Lima, los partidos, el nuestro y los otros, había sido para la campaña y no para la gestión. Nosotros dijimos: estamos peor que antes. Y empezamos a poner nuestros reparos. Segundo, dijo que la gestión de un ente público era técnica y no política. Craso error… Ahí dijimos, esto va a terminar mal”, apuntó.           

Regidores de Patria Roja se opusieron a malas decisiones de Villarán

En ese contexto, el exdiputado de Izquierda Unida precisó que los regidores de la bancada edil de Susana Villarán que pertenecían a las filas de Patria Roja cuestionaron y se opusieron desde un primer momento a las decisiones irregulares de su administración, entre las que se encontraron la aprobación de los contratos con las constructoras brasileñas Odebrecht y OAS.

“Se dividió la bancada (municipal). Y nosotros -allí deben estar las actas-, votamos muchas veces en contra de lo que ellos señalaban. Y reclamábamos transparencia. Y reclamábamos que lso técnicos reñían que dar cuenta a la gestión municipal y al Concejo. Los técnicos estaban por encima de los regidores. ¿Y qué respuesta revimos?: el silencio, la indiferencia, y hasta la burla. Los regidores de Patria Roja nunca nos allanamos”, enfatizó.  

Sin embargo, admitió que las acciones de Villarán empañan al conjunto de las fuerzas de la izquierda, independientemente de que se haya estado de acuerdo o no con lo que hizo la exalcaldesa de Lima.

“Nosotros seguiremos luchando contra la corrupción y los corruptos, venga de venga. Caiga quien caiga. Cualquiera sea su etiqueta política o ideológica. Aquí no podemos aplicar el viejo dicho pragmático y absurdo de ´para mis amigos, todo; para mis enemigos, la ley´ No podemos blindar al corrupto, venga de donde venga. Y si es de izquierda doblemente hay que castigarlo”, puntualizó.    

“Es una barbaridad” justificación de Villarán sobre recepción de dinero de Odebrecht y OAS

Calificó de “una barbaridad” la justificación de Villarán de volver a recibir dinero de empresa corruptas, como Odebrecht y OAS, si es para combatir los embates de una mafia contra su gestión edilicia. 

“Mire, ahí está, pues, su pragmatismo en el que fin justifica los medios. Uno no puede combatir la corrupción aliándose a otro sector corrupto. Es decir, yo soy parte de la pandilla. Es una barbaridad. Trata de decirnos que hizo eso para intentar de salvar Lima. Yo no sé de qué la habrá salvado. Creo que esa es una maniobra que trata minimizar su involución ideológica, conceptual y de valores. Hasta dónde había descendido la señora”, remarcó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), Barrera manifestó también que la izquierda peruana mantiene a Verónika Mendoza como una alternativa viable de gobierno para asumir la presidencia, en el 2021, pese al gran lastre que significa la decepción de la exalcaldesa capitalina, Susana Villarán.       

“Estamos trabajando un proyecto unitario, muy grande. Somos parte, con otras seis organizaciones de izquierda progresista y líderes populares, en Juntos por el Perú. Pero hay otros espacios. Estamos trabajando con Nuevo Perú, que tiene como lideresa a Verónika Mendoza. Indudablemente que (ella) es una carta fuerte, nueva y fresca, con un lenguaje adecuado. Y sobre todo lo que une, en base a criterios con los que estamos zurciendo este enorme mapa de retazos que es la izquierda”, especificó.

En ese sentido, advirtió que la derecha y los que quieren mantener el statu quo del modelo perverso ultraliberal, van a tratar de seguir enlodando a la izquierda para que ésta no tenga ninguna posibilidad. 

“Que haya ovejas negras o renegrillos, en este rebaño, es cierto. Siempre va a haber. Pero que todos seamos iguales, tampoco. De tal manera que inscribiremos bien grande, en nuestras propuestas, la lucha contra la corrupción, venga de donde venga y caiga quien caiga”, aseveró.  

En otro momento, Barrera consideró que las exregidoras de Fuerza Social, Marisa Glave e Indira Huilca, tendrían que ser investigadas, si es que han participado en la administración del municipio de Lima, durante la gestión de Villarán.        

“El asunto es el siguiente: si han participado en la administración del municipio (de Lima), indudablemente. Por supuesto. Pero si han tenido una participación política, como todos los regidores eso no (cabría). Pero ahora, como todo es sinónimo de sospecha, está mal (lo que hayan hecho)… Ellas mismas, Indira (Huilca) y Marisa (Glave), han dicho que las investiguen”, concluyó.

Escuchar entrevista…