SE PERDIERON UN MILLÓN 200 MIL LITROS DE LECHE POR PARO EN AREQUIPA

Redacción 13 de agosto del 2019 - 5:29 PM

El presidente de la Sociedad Agrícola de Arequipa (Sada), Jesús Díaz, dijo que su gremio cursó un oficio a la prefectura para que la policía garantice que los carros recolectores de leche realicen el recojo normal, pero huelguistas lo impidieron.

RCR, 13 de agosto 2019.- Las paralizaciones y el  bloqueo  de  la  carretera Panamericana, a la altura de los distritos de Vítor y La Joya, en Arequipa, contra el proyecto Tía María provocaron la pérdida de un millón 200 mil litros de leche en un país pobre como el Perú, sostuvo el presidente de la Sociedad Agrícola de Arequipa (Sada), Jesús Díaz.

“Esta producción de leche se perdió. El ganadero que manda su leche diariamente a Gloria tiene una estructura de costos al final de la quincena que le permite solventar sus gastos. Si hoy tiene ocho días menos de producción entonces ese ganadero perdió porque perdió su producción”, indicó en declaraciones Red de Comunicación Regional (RCR).

Explicó que el valle de Vítor, que tiene 1800 hectáreas, produce alrededor de 150 mil litros de leche al día. “Esa producción se ha perdido en estos cinco días de paro y los tres días de paro preventivo. En Santa Rita de Siguas que son alrededor de 3500 hectáreas produce algo más 100 mil litros la perdida ha sido parcial”, precisó.

“Habido un daño evidente en el sector pecuario en la Joya Nueva y Joya Antigua donde el transito ha estado totalmente bloqueado y es una zona de explotación mixta pero el teme pecuario es importante. Joya Nueva y Joya Antigua tiene 12 mil hectáreas”, informó.

Precisó que “en el tema agrícola no se pueden cuantificar los daños, pero evidentemente los daños son importantes”. “No nos olvidemos que no se han permitido a los agricultores realizar sus labores habituales de fertilización, fumigación y comercialización. Eso a la larga va a generar problemas a futuro”, indicó.

Sin seguridad

Díaz detalló que su gremio cursó un oficio a la prefectura para que la policía garantice que los carros recolectores de leche realicen el recojo normal, pero los huelguistas lo impidieron. “Esto es sumamente grave, porque ellos dicen que estas huelgas sirven para apoyar a la agricultura, pero la perjudicamos más cuando la paralizamos. Eso es algo que no logro entender. Acá lo que se debe garantizar es el libre tránsito y hacer nuestras actividades normales”, dijo.

“La posibilidad de no comercializar normalmente los productos agrícolas ya es un problema. Si yo no comercializo los productos perecibles de aquí a una semana ya bajan su valor. Si a mis cultivos de exportación de uva y palta dejo de fumigar, el daño es irreversible. Si dejo de fertilizar, voy a tener una merma en la producción. Hay una pérdida importante de dinero”, comentó.

Lamentó que las autoridades no hayan protegió a la Sociedad Agrícola de Arequipa cuando manifestó su oposición a los paros. “Los agitadores dicen que los agricultores apoyan sus movilizaciones, pero no es cierto. La policía debería investigar quién promueve y maneja estos paros. Soy agricultor del valle del Vito y la policía no garantiza mi seguridad cuando estoy en el campo”, puntualizó.

Agro sin apoyo

El presidente de la Sada enfatizó que tanto el Gobierno Regional de Arequipa como el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) no ofrecen actualmente ningún tipo de apoyo a la agricultura. “El Minagri se olvidó de temas esenciales para el desarrollo del sector. Por ejemplo, no existe investigación, planificación, información y comercialización, que nos permitan innovar y competir en el mercado nacional e internacional”, dijo.

“Estos son los temas de fondo para el desarrollo del sector y no los temas coyunturales que trata el Minagri, como la venta de excedentes a municipalidades o inyección de dinero a Agrobanco que al final se pierde por una mala administración”, precisó.

Díaz anunció que su gremio elabora actualmente un proyecto para desarrollar el sector alpaquero en  Arequipa.  “Queremos mejorar la alimentación de las alpacas, su genética y la comercialización de la fibra de alpaca. Estamos evaluando el trabajo de 10 años del Conacs (Consejo Nacional de Camélidos Sudamericanos) cuya gestión se transfirió a los gobiernos regionales, porque es el sector más pobre del sector. Estamos haciendo alianzas para sumar y avanzar, no queremos divisiones para retroceder y restar”, finalizó.