En Vivo

“MINERAS DEL BICENTENARIO” ES UNA FUENTE DE INSPIRACIÓN PARA TODAS LAS MUJERES MINERAS DEL PERÚ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 10 de junio de 2022.- Yuri Sáenz, gerente general de Newmont Yanacocha, dijo que la publicación “Mineras del Bicentenario” es una iniciativa importante al ser una fuente de inspiración para todas las mujeres mineras del Perú. Resaltó que el proyecto demuestra el valioso aporte de las profesionales al país y a la industria minera, en el Jueves Minero “Mineras del Bicentenario”, organizado por el Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP).

“Cada actor en nuestra industria tiene que asumir este rol activo de generar valor para mejorar vidas a través de la minería responsable y sostenible. Este proyecto ‘Mineras del Bicentenario’ viene a sumar una iniciativa muy importante, porque es una fuente excelente de inspiración y motivación para mostrarnos que cada mujer minera tiene una vida de esfuerzo que las acompaña, no es solamente la mujer profesional, sino que hay una vida detrás de ella”, indicó.

Señaló que este proyecto también es una valiosa oportunidad de demostrar el gran aporte para nuestro país y a nuestra industria de todas las mujeres. “WIM también tiene un rol clave que acá venido trabajando durante estos años y ya tiene más de 1,400 asociadas y muchos aliados profesionales e institucionales”, destacó.

También felicitó a todas las Mineras del Bicentenario por sus edificantes historias de vida en la minería. “Cerrar las brechas de género para generar una industria más diversa e inclusiva es un viaje continuo de aprendizaje y mejora en que el momento en que ya no estamos avanzando debemos preocuparnos porque estamos retrocediendo”, expresó.

Sostuvo que el viaje de cerrar brechas de género está tomando mucho tiempo. “Allí creo que el sector público privado y asociaciones como WIM debemos comprometernos en trabajar más intensamente y también más intencionalmente, para generar conciencia, para crear ambientes de trabajo más inclusivos y seguros”, afirmó.

“Por ejemplo, asegurar que nuestras trabajadoras tengan esa fe adecuada o cosas tan sencillas como asegurar que tengan acceso a servicios higiénicos diferenciados, con todas las los suministros que ellas requieren, entre otras muestras de inclusión que debemos fomentar en nuestras empresas”, agregó.

Subrayó, además, que se debe hacer un esfuerzo para asegurar para las mujeres espacios de trabajo libres de cualquier forma de hostilización o acoso. “Aun cuando pensamos que eso no va a pasar o no puede ocurrir, es algo que está allí latente. El momento en que no estemos reforzándolo, podría ocurrir y generar un impacto fuerte en las vidas de colaboradoras valiosas. También tenemos que seguir estableciendo programas y apalancar aceleradores y grupos de apoyo como en el caso de Newmont”, remarcó.