En Vivo

MÉDICOS OPERAN 30 HORAS PARA SALVAR LA VIDA DE MENOR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Ministerio de Salud 

Proeza médica se realizó en el Instituto Nacional de Salud del Niño

Breña.- Un equipo de médicos del Instituto Nacional de Salud del Niño de Breña, realizó una prolongada intervención quirúrgica, por la alta complejidad tomó más de treinta horas extirparle con éxito un aneurisma venoso gigante y salvarle la vida a Diana, una menor de 12 años de edad procedente del distrito de los Olivos.

Según Carmen madre de la niña, la pesadilla empezó el 2018 con leves y esporádicos dolores de cabeza. El mal fue avanzando y es entonces donde le detectan una malformación arteriovenosa cerebral de grado 4.

La menor llegó al INSN – Breña a inicios del año 2020, en busca de ayuda médica,  donde se confirmó lo avanzado y complicado del aneurisma es ahí cuando un equipo multidisciplinario decide abordar el caso, iniciando el tratamiento con las embolizaciones para bloquear el flujo de sangre y sellar el aneurisma.

Durante estos días la noticia de la pandemia del Covid -19 paralizó el país pero los galenos continuaron con el tratamiento y estudio de la malformación.

Fueron cinco embolizaciones realizadas durante este tiempo y el mal no cedía, persistía en salir en otras partes del cerebro lo que hizo que los médicos realizaran la intervención quirúrgica de urgencia. “La menor corría el riesgo de quedar sin funciones”, refiere el neurocirujano Dr. Hernán Cañari, quien comandó la cirugía.

Luego de planificar una estrategia para el abordaje, ingresaron a sala de operaciones a las 11 de la mañana y terminaron al día siguiente a las 6:00 pm., tras más de 30 horas de operación quirúrgica continua lograron extirpar con éxito la malformación.

El manejo de este tipo de patologías es complejo porque corren el riesgo de romperse. Sin embargo, la experticia de los neurocirujanos fue necesaria para lograr el objetivo y salvar la vida de la niña.

La evolución de la paciente ha sido favorable luego de estar cuatro días al cuidado de especialistas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), retornó a las salas de neurocirugía para continuar su recuperación y hoy ya se encuentra en casa, dejando un gran mensaje: “cuando se une la fe y la sapiencia, todo es posible”.

Dianita, como la conoce el personal del nosocomio continua siendo monitoreada por los médicos, ha retomado sus clases virtuales y se está poniendo al día en sus estudios porque aspira estudiar diseño de interiores.

Datos

Las lesiones vasculares se han incrementado en la población infantil en el Perú, estas representan el 10% de los ingresos por emergencia o consulta externa y tienen un riesgo de ruptura del 1% al 4% al año.