En Vivo

GOTUZZO: SE MENOSPRECIA OPINIÓN DEL COLEGIO MÉDICO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 05 de Enero 2021 .- Las autoridades locales y regionales menosprecian la opinión experta del Colegio Médico del Perú en la lucha contra la pandemia del COVID-19. Enfatizo que los políticos solo piensan en ganar votos con mentiras y falsas promesas, en vez de preocuparse verdaderamente por la salud de la población y crear conciencia para evitar el incremento de contagios, señaló el infectólogo y profesor de la Univerdidad Cayetano Heredia, Eduardo Gotuzzo.

“Hace dos días el decano del Colegio Médico hablaba de algo que yo escribí hace unas semanas y es que el gremio está totalmente ninguneado por los políticos en las regiones y en todos lados, porque los médicos no decimos cosas falsas y no engañamos a las personas. Los políticos no quieren asumir esos retos y dicen cosas falsas. La atención primaria es fundamental, porque si no comienza la automedicación sin ningún control”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que “los centros de salud tienen que estar preparados para tener la posibilidad de oxígeno y análisis, además el paciente puede regresar”. “En el hospital se tienen que hacer colas, cambian médicos y no hay continuidad. En la posta médica el paciente puede seguir viendo al mismo doctor, y en una posta el médico conoce bien al paciente”, afirmó.

“Es importante que los sistemas de salud primarios estén abiertos. No es posible que uno tenga que ir a un hospital para hacerse un análisis, porque no hay primarios. La gente va a las boticas, se automedica y se genera una situación totalmente anómala, cuando las personas con criterio de sospecha deben tener consultas médicas, para tener un control”, subrayó.

Remarcó que “una pandemia requiere de respuestas rápidas como la atención primaria. Los municipios, las regiones y el Ministerio de Salud tienen que trabajar juntos”. “No solo es responsabilidad de la ministra, tiene que ser de todas las autoridades y estas tienen que tener un liderazgo interno, para eso las escogimos. Hoy en día los recursos tienen que ser para fortalecer el nivel primario, tener reactivos, oxígeno a la mano”, aseveró.

“Los gobiernos locales y municipalidades tienen que ayudar, los dineros se gastan en cosas ridículas y fuera de época y lo que necesitamos es atención primaria, medicinas adecuadas y oxígeno. Trabajar en cuidados intensivos significa consumir una cantidad de medicina brutal y una cantidad inmensa de oxígeno medicinal. Cuando comenzó la pandemia la mortalidad era el 90%, hoy en día hay una mortalidad de 20%. Eso nos ayuda a tener confianza, pero nos falta armar todo desde el comienzo. Diez meses han pasado y tenemos que aprender de las lecciones”, resaltó.

“He dado conferencias a 15 colegios medios regionales durante esta pandemia y siempre es lo mismo. Las autoridades regionales y locales no escuchan, toman decisiones incorrectas. No pueden tomar decisiones médicas en el curso de una pandemia, tienen que llamar a los expertos. Lo que digan los expertos puede no ser popular, porque no hay una pandemia en la cual alguien sea popular”, observó.

Se necesita comunicación efectiva

Enfatizó que “el Estado tiene que salir a crear una consciencia, los guardianes de la salud, la gente que se entrena para ayudar a su país”. “Los chicos del bicentenario son soñadores, porque la pelea es cuidarnos contra la pandemia. Si hay una nueva noticia, el Estado tiene que salir a explicar y hay gente muy capaz que crea conciencia. Tenemos que informar de manera simple, concreta, directa y verdadera, avalado por instituciones serias. Hay que cultivar la conciencia y la solidaridad ciudadana”, puntualizó.

“Si nosotros queremos hacer una buena campaña debemos ver cuáles son las radios, las televisoras y los programas que tienen más audiencia en cada ciudad y grupo, para dar mensajes cortos, simples y breves. Las redes sociales solo informan falsedades y rumores, los grupos antivacuna mandan sus mensajes todos los días”, expresó.

“Hay 12 grupos médicos que trabajan sin recibir sueldo y por amor al país. Todos los grupos nos reunimos en 120 días una sola vez con el presidente de la República y durante media hora, con el ministro de salud en dos medias horas en 120 días. Eso quiere decir que no hay un interés formal en trabajar. Hay 12 grupos de trabajo y entre ellos no hay ninguna conexión. A nivel local pasa lo mismo”, manifestó.

Advirtió que“en las últimas seis a ocho semanas atrás han ocurrido una serie de eventos que aumentan el riesgo de transmisión. “Cuando comenzaron las marchas participó una gran cantidad de población joven, muchos de ellos no usaron mascarillas. Los jóvenes adquieren la infección, hacen una forma benigna, pero la transmiten a sus hogares y empiezan a aparecer tardíamente dos o tres semanas después sus familiares mayores que terminan hospitalizados”, anotó.

“Cuando vino la vacunación por difteria, que en realidad fue vacunación a los niños que no la había recibido, no se aclaró y hubo una gran cantidad de público en la calle. Después aparece diciembre donde la gente sale de compras y todo eso contribuye al contagio. Exponerse, si uno lo hace con mascarillas en sitios abiertos, no debería ocurrir nada, pero en los sitios donde hay mucha gente uno de cada cuatro personas no tiene mascarillas o la tiene mal puesta. Eso significa que se están violentando las normas mínimas que son el uso de mascarillas”, apuntó.

 “Todavía no llegamos al pico, porque lo que ha pasado esta semana entre navidad y año nuevo vamos a pagar con un número muy importante de aquí a ocho o diez días cuando el numero va a seguir aumentando. Hay que vigilar, hacer diagnóstico temprano y aislar a los pacientes en sus casas de manera temprana y consultar a los médicos”, precisó.

Ver entrevista ….