En Vivo

EL AGUA Y EL SUELO DEL PERÚ TIENEN METALES PESADOS DE MANERA NATURAL Y NO AFECTA SALUD DE QUECHUAS Y AIMARAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 26 de Noviembre 2021 .- Manuel Aguilar Villalobos, consultor en minería y desarrollo y magíster en Ingeniería Mecánica por la Universidad Estatal de Wayne de Estados Unidos, sostuvo que el agua y el suelo del Perú tienen metales pesado de manera natural y no pueden atribuirse a la minería. También dijo que los pueblos originarios están adaptados genéticamente al ambiente mineralizado y no sufren afectación en su salud.

“Si hablamos de la mineralización del suelo de Perú, está comprobado que se encuentran múltiples minerales. En este tipo de hábitat es frecuente identificar la presencia de metales pesados, cuya existencia natural data de miles de años, que ha permitido la adaptación humana científicamente comprobada y de la adaptación de la vida vegetal. Varios metales son usados por la ciencia médica y por la humanidad”, dijo a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Explicó que, dada a la milenaria exposición, en el Perú, se estima que se ha generado mutaciones a través de estos años entre 230 y 400 generaciones. “La ciencia ha estudiado en Puno los restos de momias y se conoce que los quechuas y aimaras han tenido mutaciones en su ADN y esas personas tienen un metabolismo que es eficiente en producir poca toxicidad y eliminar rápidamente vía la orina. En el caso de las comunidades originarias de Espinar, tienen pocas afectaciones en su lugar, pero hay muchos reclamos por la salud”, indicó.

Señaló que el tema central de todos los conflictos socioambientales tiene el objetivo de la bandera de paz de ellos y sus reclamos por la contaminación. “Todos los humanos con vida contaminamos, al exhalar el aire emitimos monóxido de carbono, nuestros desechos biológicos requieren tratamiento, en lugares donde no hay desagüe, contamina el suelo y el agua. La contaminación es permitida y su control se hace mediante estándares ambiéntales y su respectiva fiscalización”, expresó.

“Por ejemplo, el cobre es un micronutriente para mitigar la anemia ambiental. El cobre también puede aumentar la producción agrícola y puede mitigar los efectos del cambio climático. Muchos de los reclamos sobre los metales pesados. La gente se asusta por la presencia del arsénico. En el Perú el arsénico está de manera natural en suelo y agua, pero las afectaciones a la salud humana están relacionadas con uno de los seis metabolitos del arsénico inorgánico”, manifestó.

Reveló que, en el Perú, en un estudio que se hizo a 106 gestantes por 32 meses, en cada trimestre de gestación, se encontró arsénico, como también mercurio, cadmio. “Pese a que el feto es el ser más sensible, la exposición a metales pesados desde su nacimiento, todos tuvieron buena salud y ninguno nació desnutrido”, precisó.

Ver entrevista…