En Vivo

COTABAMBAS: PEQUEÑAS EMPRESAS RECHAZAN ACTOS DE VIOLENCIA EN CORREDOR MINERO DEL SUR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Asociaciones de propietarios de hospedajes, restaurantes, buses, camiones y otros negocios del distrito de Chalhuahuacho exigen al Gobierno que vele por los intereses del país, ya que vandalismo genera pérdidas millonarias a nivel local, regional y nacional.

Diversas asociaciones de propietarios de hospedajes, restaurantes, buses, camiones y otros negocios del distrito de Chalhuahuacho de la provincia de Cotabambas (Apurímac) expresaron mediante un comunicado su rotundo rechazo a los actos de violencia perpetrados por grupos de inadaptados en dicha localidad y en las provincias cusqueñas de Chumbilvilcas y Paruro que forman parte del Corredor Minero del Sur.

“Rechazamos esos actos de violencia que son instigados por supuestos defensores del pueblo, cuando en realidad lo único que buscan son sus intereses personales, políticos y económicos sin importarles el desarrollo de nuestros pueblos”, indica el comunicado.

También indica que: “Acordamos no involucrarnos en estos actos de violencia y por tal motivo convocamos a la unidad de nuestros pueblos y a no fomentar el divisionismo ni a la violencia, el mismo que hace daño al ejercicio de nuestro derecho fundamental”.

“Reconocemos el derecho de los pueblos de exigir sus demandas y hacerse respetar, pero sin violar los derechos fundamentales de la persona, su libre tránsito, trabajo y expresión. También reconocemos que se debe agotar el diálogo antes de iniciar cualquier acción de fuerza, por lo que exhortamos a nuestras autoridades políticas y organizaciones sociales a ir a dicho camino”, manifiesta.

Los pequeños empresarios también subrayan que: “Convocamos a la unidad frente a la actual situación política de nuestro país a mantener el respeto del Estado de Derecho a fin de no agudizar la coyuntura nacional dejando atrás los intereses personales y políticos que hacen daño a nuestro país”.

“Exigimos al Estado peruano que se pronuncie frente a esta coyuntura y vele por los intereses del país ya que el conflicto solo nos genera pérdidas a nivel local, regional y nacional. Asimismo, nos brinde garantías legales correspondientes para el respeto de los derechos fundamentales de los pobladores de nuestro distrito de Challhuahuacho, conforme a la Constitución política del Estado peruano y la normatividad correspondiente”, manifestaron.