VIZCARRA DEBE HACER LAS REFORMAS PARA CONSTRUIR EL NUEVO FUTURO DEL PERÚ

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 26 de marzo 2018.- Se tiene que mirar adelante, dejar atrás las historias pasadas de malos gobiernos y corrupción. Todo lo que se ha conocido obedece a que generalmente los candidatos ganadores han debido prebendas a alguien para ser elegidos, básicamente dinero, y una vez en el cargo, se han visto obligados a devolver el favor. Ahora tenemos la gran oportunidad de tener un presidente como Martín Vizcarra que no le debe nada a nadie, porque él fue llevado en una plancha, pero al parecer, no está contaminado y no conoce a mucha gente, sostuvo Luis Thais, analista político, ex secretario general de Perú Posible y ex presidente del Consejo Nacional de la Descentralización (CND).

Desde los estudios de Red de Comunicación Regional (RCR), Thais señaló que el recientemente investido presidente de la República no le debe favores ni siquiera a quienes lo llevaron en esa plancha presidencial, porque estos personajes han hecho todo lo posible para que renuncie, buscando arrinconarlo y desaparecerlo políticamente.

“En esta oportunidad, Vizcarra está al frente no solamente de la presidencia, sino frente a la historia del Perú, y puede hacer muchísimas cosas que otros no han podido por haber estado influenciados por los favores que recibieron para ser gobierno”, afirmó.

Hoy es el momento de tomar el timón, dijo, y hacer las reformas que el pueblo ha esperado durante muchísimos años. Por un lado, es un día triste, pero al mismo tiempo, es el momento en que debe empezar a construirse el nuevo futuro del Perú.

POLITICOS = ANTIVALORES

Reflexionando acerca de lo que se debe hacer en el futuro, el también sociólogo de profesión dijo que todas estas experiencias deben dejar al país varias lecciones, en primer lugar, a aprender desde la casa que nada se hace sin esfuerzo, que no hay atajos para poder hacer las cosas, y hacerlas con responsabilidad.

“Uno de los graves problemas es que nuestra sociedad está enferma, los valores han sido trastocados en los últimos años y eso tiene que cambiar. El Perú es este mapa que tenemos, con todos nosotros dentro, en el cual no somos habitantes sino ciudadanos, y para serlo, tenemos que ejercer los valores cívicos, y mostrar que queremos al país. Lamentablemente, todo esto se ha distorsionado y la corrupción se ha institucionalizado, siendo los políticos la máxima expresión de todos estos anti valores”, precisó.

DESCENTRALIZACIÓN FALLIDA

Thais comentó también sobre la descentralización del país, proceso iniciado durante el gobierno de Alejandro Toledo, en la que él tuvo una importante participación encabezando el Consejo Nacional de la Descentralización (CND).

“En este tema he llegado a la conclusión que me equivoqué. La ley que establecía la regionalización en el fondo era buena, pero desgraciadamente determinaba plazos perentorios para que se avanzara en temas específicos y no supimos encaminar nuestros esfuerzos para que los proyectos llegaran a buen puerto”, dijo haciendo un mea culpa.

Precisó que el objetivo de la descentralización es acercar el gobierno a la gente, creando gobiernos regionales y eligiendo a personas del lugar, porque se supone que conocen a profundidad cuáles son las necesidades de la población, y harán lo posible por resolverlas.

“Cometimos errores, concentrando más el trabajo en el marco general de la descentralización, en la trasferencia de proyectos, de competencias, ese tipo de cosas, en lugar de ir a actividades concretas que cambien la vida de la gente. Fue una grave equivocación, porque en vez de estar preocupado en lo que dice la ley, se debió trabajar en hacerla llegar a la gente, que la sienta como suya, resuelva sus problemas, y establecer medidas para que no haya retrocesos. De eso se trataba y fallamos”, señaló Thais.

ALAN Y EL REFERENDUM

Señaló que lo último que se hizo tratando que la descentralización no fracase, fue el referéndum en noviembre del 2005 que preveía la creación de cinco macro regiones en el país, pero finalmente la propuesta fue derrotada en las ánforas.

Thais reveló que el pleibiscito no tuvo éxito debido a que 13 regiones eran controladas por dirigentes del partido aprista, quienes se encontraban en plena campaña para las elecciones del 2006.

“Me acuerdo haber hablado con Alan García antes del referéndum, solicitando su apoyo para concretar siquiera un par de macro regiones. Aunque dijo que si apoyaría el proceso, finalmente el APRA usó toda su artillería para destruir lo avanzado, poniendo por delante sus aspiraciones electorales”, finalizó.

Ver entrevista…