VICERRECTOR DE LA UCSS: SUNEDU HA LOGRADO SUMAR CALIDAD EN EL SISTEMA UNIVERSITARIO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 06 de agosto 2019.- El proceso de licenciamiento que realiza la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) está logrando ajustar el sistema que era disperso y disparejo, con la presencia de universidades de buena calidad de enseñanza y otras con deficiencias, destacó Gian Battista Fausto Bolis, vicerrector académico de la Universidad Católica Sedes Sapientiae (UCSS).

En conversación con el programa Hablemos de Educación, de Red de Comunicación Regional, el catedrático señaló que al inicio de proceso y como universidades católicas expresaron sus discrepancias con la Nueva Ley Universitaria que creó la SUNEDU, al considerar que había sido impuesta desde el Gobierno Central y el Congreso, sin la participación de las autoridades y representantes de las universidades.

Sin embargo, dijo que compartían la exigencia de mayor transparencia y calidad en el sistema universitario, lo que han logrado los funcionarios de la SUNEDU desde su creación. «Poco a poco han conseguido que no fuera un proceso de confrontación y en que se pierda la autonomía, sino que sumara calidad», expresó.

Fausto Bolis señaló que las 8 condiciones de calidad que exige la superintendencia no son ajenas a la vida universitaria y deben ser un requisito básico para su funcionamiento. 

Agregó que, tras el otorgamiento de licenciamiento institucional a 76 universidades del país, el público ya está tranquilo porque se está consiguiendo un estándar de calidad en dichas instituciones de educación superior.

En el caso de la Universidad Católica Sedes Sapientiae, su vicerrector académico señaló que superaban la Condición Básica de Calidad de contar con al menos 25 por ciento de docentes a tiempo completo, ya que tenían 37 por ciento de catedráticos nombrados. Tras la evaluación, de la SUNEDU, la UCSS consiguió el licenciamiento de su sede en Lima y de sus cinco filiales.

PIONERA EN LA ZONA NORTE
La Universidad Católica Sedes Sapientiae nació en 1998 a iniciativa de monseñor Lino Panizza Richero, quien tras una labor pastoral y misionera en diferentes lugares del Perú fue consagrado en 1997 Obispo de la Diócesis de Carabayllo en 1997, que abarca la zona norte de Lima y con una población de 3 millones de habitantes.

Monseñor Panizza Richero observó que había la necesidad de un centro de educación superior que cubra la demanda de los egresados de secundaria, ya que la zona norte de Lima solo contaba con la Universidad Nacional de Ingeniería, de difícil ingreso, y la Universidad Cayetano Heredia destinada para un sector de mayores ingresos económicos.

La UCSS ha sido creada pensando en los segmentos sociales con más necesidad de educación y menores recursos, ya que Lima Norte concentra la mayor parte de alumnos de universidades de la capital y para un alto porcentaje de personas era difícil pagar las pensiones del resto de universidades privadas.

Actualmente la universidad cuenta con más de 9 mil alumnos de pregrado, 4900 en Lima y el resto en las filiales de Nueva Cajamarca, Chulucanas, Tarma, Huacho y en Atalaya.

El vicerrector destaca la formación que brindan en Atalaya, Región Ucayali, donde ofrecen la carrera profesional de Educación Básica Bilingüe Intercultural, con especializadas en diferentes idiomas de las comunidades nativas de la selva.

Fausto Bolis indicó que la universidad de proyecta a consolidar lo avanzado, con el fortalecimiento de las filiales, la construcción de un campus en Nueva Cajamarca, el mejoramiento de los laboratorios y además solicitar a la SUNEDU autorización para ofrecer nuevas maestrías.

En el campo de la investigación, desarrollarán proyectos con el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (CONCYTEC) para realizar estudios en Nueva Cajamarca sobre el cadmio presente en el cacao, lo que afecta su exportación a Europa.

Además, la universidad espera presentar en el Bicentenario de la Independencia el corrector automático de Shipibo, Ashaninka y otros dos idiomas de la selva para procesadores de texto.

Ver entrevista…