VICEALMIRANTE JORGE MONTOYA AFIRMA QUE SE HA MAL USADO LA IMAGEN DE LAS FFAA PARA CONSEGUIR APOYO POPULAR

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 26 de Octubre 2020 . Los medios de comunicación deben vigilar al presidente Martín Vizcarra para que no pueda utilizar como pretexto un eventual rebrote de la pandemia del COVID-19 con el fin de postergar las elecciones generales del 2021, advirtió el vicealmirante ® Jorge Montoya, precandidato a la segunda vicepresidencia de la República por el Partido Renovación Popular y exjefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

“Las declaraciones del presidente Vizcarra son intervinientes en las elecciones. El poder Ejecutivo no tiene nada que ver con la postergación de las elecciones, ya se convocaron y deben marchar. Sin embargo, él sigue haciendo declaraciones de ese tipo, dice que lo han ido a buscar para decirle que la postergue y él quien es para postergarla. Nadie puede hacer eso una vez que están convocadas, tienen que realizarse”, advirtió a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

Señaló que “hay que controlarlo (a Vizcarra), porque es la persona que tiene el poder en el país, no podemos dejar que ese poder sea ilimitado, tiene sus límites que marca la Constitución y las buenas costumbres también”. “Lo único que tenemos a la mano en la democracia es la libertad de expresión, la presión de los medios de comunicación hacia el presidente para que sepa que no es libre de hacer lo que le dé la gana y que sepa que la ciudadanía está en contra de esas cosas, quiere que haya elecciones y quiere un cambio de gobierno cuando llegue la hora”, dijo.

Advirtió que Vizcarra “está hablando de la pandemia, está hablando de un posible rebrote, cuando en el Perú está disminuyendo en el número de contagios, lo que tiene que hacerse es un estudio de prevalencia, para saber si hemos llegado a la inmunidad de rebaño o no”. “En algunos departamentos ya lo hemos logrado posiblemente. Eso le quitaría la posibilidad de declarar una emergencia sanitaria y paralizar todo. Hay que mantenerse en una posición muy expectante y observadora, para evitar que nos dejemos arrastrar de esa manera”, manifestó.

Descontento en Fuerzas Armadas

“Los oficiales (de las Fuerzas Armadas) están descontentos con la situación del gobierno y tienen las mismas inseguridades que tenemos nosotros. Están preocupados, las Fuerzas Armadas no están con el gobierno, están con ellas mismas y mantienen esa neutralidad. Ellos no van a intervenir en las elecciones. La intervención va a ser política. Entonces hay que tener cuidado con esto, porque el poder lo tiene el presidente, él es el único que puede alterar la situación política, como cuando cerró el Congreso. No es confiable. El presidente tiene que saber que nadie le va a aceptar un retraso de las elecciones por ningún motivo”, subrayó.

En ese sentido, aseguró que “las Fuerzas Armadas no van a apoyar la postergación de las elecciones”. “De ninguna manera. Se van a mantener neutrales en ese aspecto, de eso estoy seguro. Así se lo orden no lo van a hacer (intervenir), porque todos tienen una educación democrática muy acendrada y no van a caer en esta trampa”, destacó.

Manipulación

El vicealmirante en retiro también aseveró que “este gobierno ha mal usado la imagen de las Fuerzas Armadas para conseguir apoyo popular”. “Los comandantes generales han cometido el grave error de aceptar ser manipulados, ellos han debido pararse y quitarse de esa foto, no debieron continuar cuando el presidente iba a tomarse esa foto. Cuando el premier hizo esa declaración política con los comandantes al costado fue un manejo grosero de las Fuerzas Armadas”, puntualizó.

“Las Fuerzas Armadas están al servicio del país y todas las tareas que les han sido encomendadas fueron para salvar al país en esta situación de crisis. Se ha distorsionado la imagen de las Fuerzas Armadas y consideran que el presidente está gobernando con ellas, están equivocados, no es así y los mandos militares están en la obligación de aclarar esta duda. Hasta ahora no lo han hecho, tendrían que hacerlo”, observó.

“El caso de Escazú es un ejemplo. Escazú es un acuerdo para protección ambiental donde se viola la soberanía del país flagrantemente y el ministro de Defensa les ha tapado la boca a las Fuerzas Armadas, porque les ha dicho que no son deliberantes y les ha impedido dar opiniones. Está equivocado totalmente y los mandos militares han aceptado esa imposición, para mí ilegal y anticonstitucional”, agregó.

Enfatizó que “el gobierno manipula todo, al Ministerio Público, al Tribunal Constitucional, algunos sectores del Congreso, juega con todo el mundo, o sea su tarea no es defender al Perú, es defenderse de las acusaciones y está en ese plan”. “Las normas que han puesto para las elecciones han dificultado la participación de los partidos políticos, están fuera de tiempo. Por más popular que sea, por ejemplo, la paridad me parece la cosa más ridícula, porque la participación política es voluntaria, no obligatoria. Ahora la participación es una obligación, porque si no se encuentra el número adecuado de personas de ambos sexos para que haya paridad, no van a poder presentarse las listas de manera correcta”, indicó.

Prevalencia

Señaló que “si el gobierno fuera consciente y quisiera hacer una planificación a futuro, para saber donde debe aplicar más restricciones sanitarias para evitar que el contagio se esparza, debería hacer una prueba de prevalencia a nivel nacional con un muestreo representativo en cada zona y en cada ciudad importante”. “De esa forma tenemos un mapa real de cómo nos encontramos”, destacó.

“En Iquitos están en el 70% de prevalencia, o sea la inmunidad de rebaño llegó allá y ya no hay muertos por el COVID. Entonces hay que evitar que entre gente que no está en esas condiciones a esas localidades y para eso se necesita un planeamiento y este gobierno no planifica nada. Si no hay voluntad de hacer las pruebas que deben hacerse, está previendo que va a pasar algo o que puede manejarlo a su favor y a su favor para él es postergar las elecciones, porque el día que termine su gobierno él va a ser enjuiciado y muy probablemente lo metan adentro (a la cárcel). Él está tratando de que ese día no llegue nunca”, mencionó.

No a la vacancia

Respecto a la vacancia, opinó que “el momento de la vacancia ya pasó, porque es un tema complicado, o sea tiene que calificarse como algo inmoral lo que ha sucedido, y en la actual acusación aún no se ha terminado de desarrollar, tendríamos que esperar que termine esa acusación para poder saber cuál es el resultado”.

“Ahora estamos suponiendo que es culpable y con eso no se puede votar a nadie del gobierno, pero sí cuando cerró el Congreso o cuando se detectó que él había reconocido que había planificado cómo ocultar información a la fiscalía, pero esos tiempos ya pasaron. Cuando no se soluciona el tema desde el inicio siempre el resultado final es peor”, resaltó.

Incapacidad en pandemia

Montoya dijo que aceptó ser precandidato a la  segunda vicepresidencia de la República por el Partido Renovación Popular, tras analizar las reacciones del gobierno ante la pandemia. “He visto una incapacidad absoluta para manejar la pandemia. He sido muy crítico de esta gestión y he considerado que tengo mucho que aportar al país. He recibido la invitación de Rafael López Aliaga invitándome a acompañarlo en su plancha presidencial y debido a sus cualidades personales y morales es que he aceptado”, informó.

Expresó que el objetivo de su partido “es mejorar la administración pública del Estado y a la vez servir a la población”. “En ese concepto, se ha visto necesario reducir la burocracia. En el aparato hay muchas personas que tienen muchos años de trabajo en la administración pública, conocen bien su trabajo y son pagados con sueldos bajos. Sin embargo, cuando los gobiernos vienen, traen a sus equipos de confianza que no saben de los procedimientos y dejan de lado a los que sí conocen”, dijo.

Destacó que la propuesta del Partido Renovación Popular “ofrece un nuevo modo de hacer política que es hablar con la verdad, no prometer nada que no se pueda cumplir, porque no logramos nada haciendo populismo barato”. “Vamos a hacer lo que ofrecimos, dar de comer al que tiene menos, generar puestos de empleo, levantar la economía, generar empleo haciendo infraestructura para el país. Vamos a construir el futuro del nuevo Perú”, subrayó.