VALOR COMPARTIDO ES UN BUEN SISTEMA PARA GENERAR UN SERVICIO DE AGUA ADICIONAL PARA LA COMUNIDAD AFIRMA ESPECIALISTA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Antonio Bernales, consultor internacional sostiene a RCR que existen ejemplos en el Perú y empresas mineras en el mundo que generan agua en condiciones de ser potabilizadas y las entregan a municipalidades para que las puedan tratar.

RCR, 04 de setiembre 2017.– El modelo de valor compartido es un buen mecanismo para crear  criterios de sostenibilidad en proyectos,  que debería ser el enfoque central de empresas que puedan  generar un servicio de agua adicional para la comunidad, así lo sostuvo Antonio Bernales, consultor internacional en temas de agua.

“Tenemos ejemplos importantes como el del  distrito de Chilca al sur de Lima donde hay una empresa generadora eléctrica, (Fenix Power)  que utiliza agua de mar para sus sistemas de enfriamiento de su termoeléctrica y produce agua potable que  le está entregando como bien compartido a la municipalidad”, explicó el especialista a RCR, Red de Comunicación Regional.

Igualmente dijo que ese esquema existe en otros países, inclusive en empresas mineras en Sudáfrica que generan agua en condiciones de ser potabilizadas y las entregan a las municipalidades para que estas las puedan tratar.

En ese sentido explicó que los proyectos tienen que ser abordado desde las etapas de prefactibilidad, para poder generar el valor compartido, existiendo voluntad, un buen acuerdo entre las autoridades locales, regionales y la empresa.

“Para que funcione tiene que haber un reconocimiento del proyecto público o privado que se va a desarrollar en el territorio” puntualizó.

Agregó que el bien compartido tiene que ser parte de un enfoque donde los sectores no pueden ser vistos de manera aislada. “El valor compartido no es asistencialismo, es crear valor económico, una retribución para la sociedad”.

De otro lado dijo que existe  la tendencia que muestra que nos encaminamos a una crisis por la  dificultad de llegar a un acceso seguro y universal al agua y al saneamiento y que se necesita un enorme esfuerzo para contrarrestarla

“El gobierno está tratando de hacerlo, la pregunta es si se puede llegar con las mismas estrategias que se ha venido trabajando. En el medio rural la situación es más crítica, comentó.”

DATO

En el Perú, la calidad del servicio de agua y saneamiento es muy deficiente, principalmente al interior del país; 1 de cada 5 peruanos no cuentan con acceso a agua potable, y en regiones como Huancavelica, Ucayali, Loreto, Cajamarca y Pasco, solo tiene acceso entre 51% y 60% de hogares; en la  población rural únicamente 2% cuenta con servicio; además, 6 millones de peruanos no cuentan con saneamiento.

En Lima, más de 1 millón no tiene agua potable, según la Autoridad Nacional del Agua (ANA) la capital sufre escasez severa de agua por expansión demográfica, cambio climático y su ineficiente uso (30% del agua producida no es facturada por uso clandestino y fugas en redes).