En Vivo

VACUNAS Y VACUNAS LIBERTAD DE ELECCIÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Adifan 

●       Las personas deben saber qué vacuna se ponen y elegir opciones

●       Sector privado debe ayudar a descentralizar y optimizar resultados

Lima, febrero, 2021.- La Asociación de Industrias Farmacéuticas Nacionales (ADIFAN), dio a conocer los tipos de vacunas que se vienen desarrollando en el mundo, y señaló, sobre la estrategia de vacunación contra la Covid 19, que las personas deben saber qué vacuna le están poniendo, y poder elegir entre opciones. Para ello “debería intervenir el sector privado”.

José Enrique Silva, presidente de ADIFAN, dijo que aquello descentralizaría y haría más eficiente la vacunación. “Se despolitizaría la vacuna, fortaleciendo libertad de elección, cada usuario decidiría entre vacunarse o no, compartiendo además, responsabilidades”.

“Como es de entender, en algunos casos se requiere cultivar los virus para poder inactivarlos o atenuarlos, siendo necesario mayor tiempo y costo de fabricación que no lo tienen otros procesos industriales generalmente replicados que resultan más económicos, de allí la diferencia de precios por dosis entre unas y otras vacunas. También, el costo de conservación es altísimo en otros casos, como tener que conservar algunas vacunas a menos 70° centígrados por ser lábiles” precisó.

Añadió que “son entonces necesarios dos requisitos básicos al enfrentarnos a una vacunación masiva: Primero, la gente debe saber “qué le inyectan al cuerpo” y decidir no solo si se vacuna o no, sino tener la opción de decidir que vacuna usar y, Segundo, permitir que el sector privado participe en la vacunación, incluyendo tener la oportunidad de traer sus vacunas debidamente autorizadas por nuestras Autoridades de Salud, sin filtros ni preferencias; que los usuarios decidan. Eso es libertad de elección, politizar la vacunación sería un gravísimo error”, precisó.

Conozca las opciones

Se están desarrollando diversos tipos de vacunas contra la COVID-19, entre ellas:

Vacunas con virus inactivados o atenuados: Estos virus  inactivados o atenuados no provocan la enfermedad, pero generan respuesta inmunitaria. Tenemos como ejemplos Sinovac y Sinopharm+Biotec de China, Research Institute de Rep Kasakhstan y otras 6 vacunas de este tipo. De hecho son del tipo que han generado los más grandes hitos históricos en el avance de las vacunaciones en el mundo.

Vacunas basadas en proteínas: Utilizan fragmentos inocuos de proteínas o estructuras proteínicas que imitan al virus causante del COVID-19, para generar respuesta inmunitaria adecuada. Entre ellas están las de Sanofi Pasteur+GSK, Kentucky Bioprocessing, Covaxx+United Biomedical y otros 17 vacunas de este tipo en fase clínica

Vacunas con vectores virales: Utilizan un virus genéticamente modificado que no puede provocar la enfermedad, pero sí pueden producir proteínas de coronavirus para generen una respuesta inmunitaria segura. Aquí encontramos las vacunas de Astra Zeneca+Univ Oxfor, Cansino, Gamaleya, Jannsen,  Vaxart, y otras 5 vacunas en fase clínica.

Vacunas con ARN y ADN: De enfoque novedoso, en algunos casos por primera vez autorizadas para seres humanos. Utilizan ARN o ADN genéticamente modificados para generar una proteína que por sí sola desencadene la respuesta inmunitaria esperada.  Entre las de ARN se encuentran las de Pfizer/Biotech+Fosun, las de Moderna, CureVac AG, Arcturus therapeutics; y entre las de ADN estan AnGes+Takara Bio+Osaka Univ, Zydus Cadia, Genexine Consortium y otras 8 vacunas en fase clínica.

En total existen 236 vacunas desarrollándose hasta el 26 de enero último, de las cuales 63 se encuentran en fase clínica y otras 173 en la pre-clínica.