VACUNA ANTICOVID: GOBIERNO NO FIRMÓ ACUERDO CON ASTRAZENECA POR INFORMACIÓN INSUFICIENTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Agencia Andina 

Minsa señaló que el Estado tiene la obligación de aplicar vacuna, pero que las personas deciden si se la ponen.

El Gobierno peruano decidió no firmar un convenio vinculante con el laboratorio AstraZeneca, del Reino Unido, debido a que la información previa sobre los ensayos clínicos de su aspirante a vacuna contra la covid-19 era insuficiente, informó la ministra de Salud (Minsa), Pilar Mazzetti.

Precisó que el martes 20 de octubre, en la noche, se reunió con el premier Walter Martos y el canciller Mario López para analizar la decisión de la comisión de trabajo multisectorial encargada de la adquisición de las vacunas contra el coronavirus, y todos coincidieron en que no se podía suscribir un acuerdo con la escasa información con la que se contaba.

“Nosotros podemos tener mucha preocupación por tener una vacuna (contra la covid-19). Todos los países están dispuestos a correr cierto riesgo frente a una vacuna de emergencia, pero tampoco podemos correr mucho riesgo”, enfatizó la titular de salud.

Comentó que el laboratorio que desarrolla a vacuna con la Universidad de Oxford ya registraba dos casos de mielitis transversa en sus ensayos clínicos desarrollados en el Reino Unido.

Justo ayer se conoció que un voluntario del ensayo de esta vacuna experimental falleció en Brasil, aunque no se ha informado si recibió el antídoto del coronavirus o un placebo.

Las vacunas no son obligatorias
Durante su presentación ante la Comisión de Salud y Población del Congreso de la República, Mazzetti aclaró que las vacunas contra el virus SARS-CoV-2 no son obligatorias y que las personas tendrán la potestad de decidir –cuando llegue el momento– si se las aplican o no.

“Es obligación del Estado vacunar. Si las personas no desean vacunarse, no se vacunan”, aseguró Mazzetti, tras enfatizar que el Minsa no ha presentado ninguna solicitud ni propuesta para que la aplicación de la vacuna sea obligatoria.

Añadió que lo único que ha hecho el Ejecutivo es presentar un proyecto de ley para que el registro de las vacunas de emergencia sea condicionado, por un año, de tal manera que si se presentan evidencias que demuestren su poca efectividad o seguridad, se pueden retirar.