URGE REFORMA EN SISTEMA DE CONTRATACIONES DEL ESTADO PARA GARANTIZAR TRANSPARENCIA Y SANCIONAR CORRUPCIÓN

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 30 de junio de 2020.- Víctor Quijada, experto en contrataciones del Estado y analista político, dijo que el sistema de adquisiciones requiere de una reforma que permita licitaciones transparentes y sanciones efectivas a los funcionarios que cometan actos de corrupción. Precisó que no deben volver a repetirse los robos perpetrados en la entrega de canastas de víveres a las poblaciones vulnerables o sobrevaloraciones en la compra de mascarillas e insumos médicos.

“Hay una situación de falta de transparencia por deficiencias en el sistema de contratación pública, que es una situación reiterada que se ve a raíz de todos los escándalos de corrupción que se han registrado desde el tema Odebrecht, el club de la construcción y actualmente con las sobrevaloraciones de las compras de canastas, de las mascarillas, de los ranchos, entre otras situaciones que se dan a nivel de los gobiernos regionales, locales y del Gobierno central”, indicó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), sostuvo que “se requiere de una reforma que va más allá del sistema de abastecimiento, porque es un problema estructural cuyas deficiencias se están viendo ahora más que nunca a raíz de esta pandemia”. “No solo saltan problemas a nivel de la contratación pública, sino que incluso pueden ser tildados de traición a la patria determinadas acciones de muchos funcionarios, proveedores, alcaldes, gobernadores y hasta el mismo gobierno central pasando por algunos ministerios que han manejado montos grandes”, aseveró.

“También hay una deficiencia en los recursos humanos. Tenemos personal que parece que se presta para las situaciones de corrupción. También existe una clase política, que dirige las políticas públicas para las adquisiciones, porque al fin y al cabo los funcionarios de mando medio solo obedecen ordenes, tienen inclinaciones para favorecer a determinados proveedores por conveniencias económicas”, remarcó.

Señaló que “el problema de la corrupción, de la desigualdad, la injusticia social, lo vemos también en los precios, el tema de la competencia, lo cual requiere de una reingeniería total en el organismo supervisor de contrataciones del Estado, en el caso también de ‘Perú Compras’, que demanda una calificación de personal y sobre todo políticas publicas bien definidas y la lucha contra la corrupción no solo en el papel”. “La Contraloría hace lo que puede y sus informes de control no son valorados y se pierden en juicios y no se determina responsabilidades”, comentó.

“En todos los actos públicos manda el principio de la publicidad y la transparencia. Es una situación de no sacarle la vuelta a la ley y para eso se requiere de controles eficientes y mecanismos de sanción efectivos. Y que también haya políticos que no orienten sus adquisiciones a determinados proveedores. No puede ser que tengamos funcionarios, que tengan procesos disciplinarios y que se basen en medidas cautelares que suspenden la sanción, y así los vemos rotando a nivel nacional y los sigan contratando los gobiernos locales, regionales y el gobierno central”, dijo.

Respecto a la compra de las tablets, expresó su esperanza de que “el proceso sea de la manera más transparente, al menor costo y que se distribuya en varios proveedores que puedan cumplir los estándares de calidad para llegar a las zonas más necesitadas”. “Si es que se cumple la ley, se debe llegar al contrato. Más de lo mismo, sería un mal síntoma. Hemos visto los robos de canastas en los gobiernos locales y hay más de 4,000 funcionarios investigados. Acá el gobierno debe demostrar que en el Ministerio de Educación las cosas se están haciendo bien, porque estas tablets van para los más pobres”, subrayó.

Ver entrevista…