UNIVERSITARIOS CONSTRUYEN PRIMER VEHÍCULO ELÉCTRICO QUE COMPETIRÁ EN CERTAMEN INTERNACIONAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Ministerio de Educación 

David Tenorio, hijo de docentes, se prepara junto a sus compañeros para participar en competencia internacional de construcción de vehículos especiales.

Equipo está conformado por estudiantes de diferentes carreras de ingeniería: Mecánica, Industrial, de la Energía, Electrónica, Mecatrónica, Ambiental, Civil y Bioingeniería.

Lima, 26 de octubre de 2020. En este taller se están construyendo los vehículos del mañana. Un futuro que no está muy lejano, como dice, David Tenorio Núñez, de 19 años, mientras diseña los últimos detalles de la cubierta del “jaguar” con ruedas: el prototipo del primer vehículo eléctrico hecho en el Perú para participar en la Shell Eco-Marathon, la competencia más grande del mundo en la construcción de vehículos especiales para lograr la mayor eficiencia energética.

“El objetivo es elaborar un vehículo prototipo de propulsión eléctrica, con el fin de concientizar a la sociedad peruana sobre el uso de energías renovables y promover el desarrollo sostenible e innovación en la industria peruana”, comenta David, sobre este proyecto donde participan 40 estudiantes de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC).

Por la pandemia, las actividades del KON Team, como se llama el grupo de los jóvenes innovadores, se retrasaron, pero no se han detenido. Los trabajos del diseño concluyeron y ya han empezado con la construcción del vehículo que debe estar terminado para febrero de 2021, detalla David, quien estudia Ingeniería Mecánica en la UTEC con la Beca Hijos de Docentes del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación.

A él precisamente le ha tocado la tarea del diseño mecánico aerodinámico. El vehículo tiene 3.2 metros de longitud, 0.6 de alto y 1 metro de ancho. Su forma es como la de una gota de lluvia invertida. Es más preciso decir una gota de lluvia que una gota de agua, porque está inspirado en el dios Kon, de la mitología incaica, a quien se conocía por moverse con el viento.

“Era un dios veloz y ligero y tenía rasgos felinos. Por eso, KON Team también ha adoptado al jaguar como ícono que nos identifica para representar al Perú por primera vez en esta competencia. Al trabajar en la aerodinámica del diseño, lo que buscamos es que el aire no genere resistencia y fricción sobre el vehículo”, especifica el joven talento.

Shell Eco-Marathon reúne en una competencia anual a jóvenes ingenieros de todo el mundo para aplicar soluciones energéticas más limpias con el planeta. Son estudiantes de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Así, KON Team está conformado por universitarios de diferentes carreras de ingeniería: Mecánica, Industrial, de la Energía, Electrónica, Mecatrónica, Ambiental, Civil y Bioingeniería.

El impulso de la Carrera Pública Magisterial

David es hijo de docentes que pertenecen a la Carrera Pública Magisterial (CPM), donde la carrera del docente está basada en el mérito, para así tener una mejor calidad de educación para los niños del Perú. “Mi papá es profesor de matemáticas y mi mamá es profesora de primaria. Ambos son parte de la CPM y siempre me inculcaron la dedicación a los estudios y a la investigación. Fue mi papá quien me animó a postular a la Beca Hijos de Docentes, él sabía de esta oportunidad para que los hijos de los docentes de la CPM estudien becados”, cuenta David.

“Estoy muy contento con lo que me han enseñado mis padres. Gracias a ellos, puedo ser parte de este grupo de jóvenes, todos los que somos parte del KOM Team, que estamos haciendo algo pionero para el Perú. El uso de energías sostenibles es el mañana, es decir, es ahorita, y queremos aportar con esto al desarrollo de tecnología al Perú”, precisa.

La manufactura del vehículo “jaguar” continúa en este particular taller de jóvenes de casi 20 años. Los mueve la ilusión de estar abriendo nuevos campos de innovación tecnológica para nuestro país. Ellos explican que su vehículo prototipo no está diseñado para viajar por la ciudad, solo será utilizado en esta competencia, pero es un primer paso para pensar en otras formas de movernos sin contaminar y, sobre todo, desde la ingeniería y la creatividad y qué mejor manera de hacerlo que de la mano de los mismos peruanos. ¡Bravo por estos talentos!