UN MILLÓN DE PERSONAS ALBERGARÍA MISA DEL PAPA FRANCISCO EN LAS PALMAS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Andina

Se instalarán servicios higiénicos y zonas de hidratación.

Lima, oct. 4. La base aérea Las Palmas, en el distrito de Surco, podría alcanzar una capacidad de albergue de un millón de personas durante la misa que el papa Francisco oficiará el 21 de enero de 2018, estimó hoy el ministro de Trabajo, Alfonso Grados, encargado de coordinar desde el Ejecutivo la llegada del sumo pontífice al Perú.

Grados explicó que, en su primer informe, el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) determinó que la zona central de Las Palmas puede tener un aforo de 830,000 personas, pero, añadió, aún faltan evaluar otros puntos de ese recinto a fin de ampliar la capacidad de asistentes.
Dijo, además, que Las Palmas tiene una característica geográfica plana que permite a los asistentes gozar de una mayor seguridadante una eventual emergencia, a diferencia de la Costa Verde,donde la evacuación vertical hubiera sido más difícil.

Indicó que faltan trabajar las rutas de entrada y salida y que existe el compromiso del alcalde de Surco y de las autoridades de Lima para habilitar zonas para el desplazamiento peatonal.

La zona de los asistentes a la misa será dividida en cuadrantesque serán implementados de manera estratégica para tener espacios libres que permitan una respuesta adecuada ante una eventual emergencia.

Asimismo, se instalarán servicios higiénicos, zonas de hidratación (porque será pleno verano) y una zona adecuada para personas con algún grado de discapacidad o adultas mayores.

«De la mano de los gobiernos locales, con los equipos de Defensa Civil, Indeci y Policía Nacional, concluiremos la adecuación de las instalaciones de Las Palmas para que se implemente lo necesario y que el evento se de con la mayor prevención y disfrute de los asistentes», apuntó.

En la víspera, Grados hizo hincapié en que el Vaticano siempre busca que la presencia del papa Francisco sea una celebración popular y que se haga cumpliendo con todos los estándares de excelencia.

Por ello, añadió, el Vaticano solicita que los gobiernos estén presentes garantizando la seguridad y operatividad del evento.

Grados dijo que la próxima visita del papa Francisco al Perú congregará a una audiencia de grandes proporciones, mucho mayor a la que Lima está acostumbrada, por lo que, en aras de que todo se desarrolle con tranquilidad, ésta se organiza con responsabilidad y diligencia técnica.

De la misma forma, ello se coordina de manera estrecha con los representantes de la Iglesia Católica en el Perú y las autoridades locales.