En Vivo

Turismo Fiestas Patrias: Paracas un regalo de la naturaleza que debes visitar

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Andina

Lima, jul. 27. La Reserva Nacional de Paracas, ubicada en la provincia de Pisco, región Ica, es uno de los destinos preferidos por los limeños y no les falta razón.El lugar posee hermosos escenarios naturales y una variada flora y fauna, que representa la riqueza de nuestro ecosistema marino-costero.

La Reserva de Paracas posee un área total de 335,000 hectáreas y fue creada como área natural protegida por el Estado, el 25 de setiembre de 1975, protege muestras representativas de nuestros ecosistemas marino-costeros.

Su valor radica en que protege una gran diversidad biológica indispensable para el mantenimiento de diversos ciclos biológicos que garantizan la conservación de las especies, al igual que genera ingresos económicos a miles de pobladores.

Biodiversidad

Esta reserva es un lugar privilegiado en el litoral peruano para el turismo de naturaleza, porque alberga una gran diversidad biológica, en especial en la parte marino-costera.

Se estima que existen cerca de 216 especies de aves, 36 de mamíferos, 10 de reptiles, 168 de peces y un gran número de invertebrados que son parte inicial de la cadena trófica de este importante lugar.

Entre las aves que se pueden ver destacan el flamenco o parihuana (Phoenicopterus chilensis), el pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti), el potoyunco (Pelecanoides garnotii), el zarcillo (Larosterna inca) y eventualmente el cóndor andino (Vultur gryphus).

También se pueden apreciar los lobos marinos finos (Arcthocephalus australis), los lobos marinos chuscos (Otarya bironia) y el gato marino o nutria (Lontra felina).

Así también se pueden divisar en las aguas marinas a la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae), el bufeo (Tursiops truncatus) y el delfín oscuro (Lagenorhynchus obscurus).

La vegetación es escasa en la Reserva Nacional de Paracas, pero se pueden observar algunas porciones de lomas costeras en las partes más altas de los cerros formadas por efectos de la humedad y que sirven de hábitat a diversos reptiles, insectos, aves y a algunos mamíferos.

Circuito norte

A comienzos de año Mincetur y Sernanp inauguraron una serie de obras a lo largo de 15 kilómetros del circuito norte de esta importante zona turística.

Son espacios que facilitarán y harán más cómoda la estancia de los turistas que visiten el lugar. Se construyeron puestos de control, miradores con área de descanso con techo sol y sombra, estacionamientos.

Además, se instalaron pisos con motivos Nasca y Paracas, infografías y servicios higiénicos. Además de estas infraestructuras se habilitó la playa Raspón, de arena blanca y mar tranquilo.

Cuenta con zona de estacionamiento para autos y buses, área de descanso con techo sol y sombra y escalera empedrada de acceso a la playa. También la playa La Mina, de arena blanca, mar tranquilo y aguas cristalinas.

Playa Karwas

Si bien, después del terremoto de agosto de 2007 ya no se puede apreciar la formación rocosa denominada “La Catedral”, la apertura de nuevos espacios para el descanso familiar como la playa Karwas, a fines del 2015, permitió el incremento de visitantes a esta reserva natural en especial en Año Nuevo, Semana Santa y Fiestas Patrias.

La Reserva Nacional de Paracas está localizada en el kilómetro 245 de la Panamericana Sur, vía completamente asfaltada, y se puede llegar allí por vía terrestre en un tiempo aproximado de cuatro horas.