Todavía continúa el trabajo infantil en los campos de cultivo de arroz en Tumbes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente: Diario Correo Edición Tumbes

La Sunafil y la Defensoría del Pueblo hallan a menores de edad trabajando en condiciones peligrosas en el distrito de Corrales. Piden a las autoridades del gobierno regional y municipalidades provinciales y distritales en contribuir con acciones conjuntas para erradicar la explotación laboral en la niñez.

Todavía hay niños y adolescentes que laboran en los campos de cultivo en la región de Tumbes, pese a las actividades de prevención que realiza un comité multisectorial con los dirigentes del sector agrícola con el objetivo de erradicar el trabajo infantil.

El intendente regional de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), Luis Morán Canales, declaró que es inaceptable que se siga encontrando a menores de edad laborando en los terrenos de arroz y en otros rubros, y lo más grave en condiciones peligrosas.

Explicó que el pasado jueves por la tarde en el salón comunal de la municipalidad de Villa San Isidro junto a otras instituciones se llevó a cabo una charla a los agricultores de la margen izquierda del río Tumbes, quienes han iniciado la siembra del almácigo de arroz.

Sin embargo, al culminar el evento y de retorno al centro de la ciudad, se visualizó por la zona conocida como La Canela a un promedio de cinco menores de edad trabajando en las pozas de cultivo de arroz por lo que tuvo que organizar un operativo para el día siguiente.

“El personal de Sunafil junto a la Defensoría del Pueblo y la Policía nos dirigimos hasta el sector La Canela, donde hallamos a dos menores de edad, uno de nueve y otro de diez años, ambos junto a su padre, quienes residen en el distrito de Corrales. Los niños estaban mojados hasta la altura del pecho sin protección solar y sin ningún implemento adicional que los cuide de los riesgos químicos, físicos y biológicos”, sostuvo el intendente de Sunafil.

Morán lamentó que exista contratistas y los mismos padres de familia, quienes justifican que los niños, niñas y adolescentes tengan que ir a trabajar por la falta de apoyo del gobierno nacional, regional y local, debido a que no les ofrecen actividades de recreación, educación y formación a este grupo vulnerable que muchas veces caen en el pandillaje y la delincuencia.

“Tras conversar con algunos agricultores, estos manifestaron que actualmente son pocos los niños que vienen de otras regiones, tal como Lambayeque que esta vez coincidentemente desarrolla su campaña de siembra a la par de Tumbes aprovechando las lluvias que se producen por estos días. Ante esta situación hay contratistas que han optado por la mano de obra infantil de Tumbes”, precisó.

ESTADÍSTICAS. En el año 2015 en siete operativos multisectoriales en los campos de cultivo de arroz de Tumbesse rescataron a 81 niños, y de las langostineras un total de 14 infantes, pero en el 2016, a pesar de realizar la misma cantidad de supervisiones no se hallaron a menores de edad en ninguno de los sectores.

En el 2016 cambiando de estrategia se intervino a camiones y furgonetas que trasladaban a los agricultores a los distintos campos de cultivo en una ocasión se encontraron a 6 menores de edad de la región Cajamarca, pero como estaban de tránsito y no en terrenos agrícolas, sus padres señalaron que sus hijos solo los acompañaban y negaron que estuvieran trabajando.

Para este año 2017 se acrecienta la problemática toda vez que en el primer operativo se ubicaron a dos menores de edad, quienes pasaron a disposición de la Fiscalía.

Durante las charlas a los agricultores un representante de Senasa dio a conocer que el mal uso de los plaguicidas, insecticidas y otros productos químicos afectan no solo a los niños sino también a los adultos. Teniendo referencias de algunos agricultores de que niños ya han sido perjudicados en su momento y fueron llevados al hospital por intoxicación.

MULTA. En el año 2016, la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) sancionó a una empresa langostinera de Tumbes en vista que en el 2015 durante una cosecha de langostinos se encontró a catorce menores de edad trabajando.

“Esta empresa langostinera de la provincia de Contralmirante Villar recibió una multa de 770 mil soles por tener mano de obra infantil”, indicó Luis Morán Canales.

Asimismo agregó que dos agricultores de Villa San Isidro han sido multados con montos similares por tener a menores de edad trabajando en los campos de cultivo.

Los infractores ya agotados en la vía administrativa acerca de sus multas solo les queda recurrir al Poder Judicial para ver si se les reduce la misma.