TOCACHE: UNA CIUDAD QUE HOY LUCE SEGURA E ILUMINADA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

El cambio es notorio. Sus calles, avenidas y la plaza de armas hoy están resplandecientes mediante iluminación led.

Tocache, una de las diez provincias de la región San Martín que está experimentando un proceso de modernización a partir de los esfuerzos que realizan sus autoridades para mostrar una ciudad ordenada y segura tanto en la zona urbana como rural, a fin de garantizar condiciones óptimas para la inversión y desarrollo.

Uno de esos esfuerzos se viene materializando a través de los proyectos de iluminación que lleva adelante la encargada de suministro de energía Electro Tocache. Al respecto, el alcalde provincial, Sister Valera Ramírez, señaló que los trabajos que realiza la referida empresa y que hoy se aprecian en la zona urbana también se está implementado en lugares alejados.

“Hoy tenemos una visión técnica y empresarial en el manejo de la empresa, estamos trabajando en el campo llevando electricidad a lugares humildes alejados de la provincia. Nos comprometimos a reemplazar la iluminación de la ciudad y esto es sólo una parte, nuestra meta es cambiar el rostro urbano y mejorar la seguridad pública” afirmó la autoridad local.

La tecnología LED convierte al alumbrado público en un sistema sustentable y eficiente. La utilización de este tipo de luces supone un ahorro energético del más del cincuenta por ciento y una disminución del treinta por ciento de gastos de mantenimiento, según precisa el gerente general de Electro Tocache, Nilo Pereira Torres.

Por las noches y sobre todo los fines de semana y días festivos, grupos de familia, adultos y jóvenes se concentran en la plaza de armas y en las calles iluminadas en un ambiente de paz y tranquilidad.

“Estamos contentos, aquí celebrando esta nueva iluminación, antes esto era casi oscuro, hay mejoras en la ciudad, hay mucho por hacer, es cierto, pero creo que lo vamos a lograr con el esfuerzo de todos y sin divisiones de cualquier naturaleza”, señala el poblador Francisco Ramírez, ante la atenta mirada de sus amigos, quienes celebran sus expresiones con bromas y ocurrencias propias del poblador selvático.