TAMBOGRANDE: POBLADORES DE MALINGAS RECLAMAN OBRAS DE RECONSTRUCCIÓN    

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Mientras tanto, en caseríos de Palomino y Vegas denuncian deficiencias en ejecución de obras de agua y letrinas valorizadas en cinco millones de soles.

Una comitiva encabezada por el legislador López Vilela (FP) e integrado por especialistas de la Contraloría General de la República, visitó el caserío de Malingas, en el distrito de Tambogrande, que cuenta con más de 5 mil familias, todas ellas afectadas por ´El Niño Costero´. Allí constataron que la tan anhelada reconstrucción con cambios no avanza acorde a las necesidades de los pobladores a casi dos años de producido el desastre climático .

En ese sentido, exigieron al Ejecutivo cumplir con la entrega de los módulos de vivienda prometidos ya que a la fecha solo se vienen construyendo 70 de los 250 que se necesitan para mejorar la condición de vida de los afectados.Ante la comitiva, la población expresó su preocupación debido a la posibilidad de un nuevo fenómeno pluvial y sus efectos devastadores.

Asimismo, la comitiva llegó hasta los centros poblados de Palomino y Cruce de Vegas del mismo distrito para constatar in situ las serias deficiencias en la construcción de la obra de agua potable  y de letrinas,  valorizada en más de 5 millones de soles y que vienen siendo seriamente afectadas más 500 familias.

Dicha obra fue recibida por el municipio del distrito en el año 2017. La ejecución se hizo  sin ninguna supervisión lo que propició que se produzcan alteraciones en el proyecto como es el caso de la modificación de la estructura de concreto de la poza de tratamiento de agua reemplazándola por una geomembrana.
El también presidente de la Comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso, López Vilela,  encontró otras irregularidades que alteran los lineamientos del expediente técnico, como el uso de material de baja calidad y reciclado.
El proyecto abarcaba también 800 letrinas de pozo seco, cuyo expediente técnico indicaba que además de construirse el módulo de metal con calamina, estas debían estar conectadas a un pozo con tapa. Sin embargo, estos retretes de metal fueron entregadas sin el pozo con la conexión totalmente expuesta al aire libre, sin que nadie pueda utilizarlas.