En Vivo

SUTRAMUNP: PRETENDIDA CENTRALIZACIÓN DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA ES PERJUDICIAL Y NEFASTA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores Municipales de Piura , Rogelio Carrillo, indicó que la paralización nacional, iniciada hoy y acatada por su gremio, en contra de estas acciones anti laborales del gobierno y del Congreso, se desarrolla con toda normalidad, a la espera de una rectificación de parte de ambos poderes del Estado.

RCR, 5 de septiembre. La pretendida “centralización” de la negociación colectiva, incluida dentro del paquete de facultades delegadas por la mayoría congresal fujimorista al Poder Ejecutivo, es “perjudicial” y nefasta para los diversos gremios de trabajadores, porque atenta contra el derecho de estos a discutir sus respectivos pliegos de reclamos, denunció el secretario general del Sindicato Unificado de Trabajadores Municipales de Piura (SUTRAMUNP – Piura), Rogelio Carrillo.

“Se pretende emitir una ley por la cual se busca centralizar la negociación colectiva, (la misma) que afectará a los trabajadores municipales, toda vez que año tras año, desde 1985, venimos negociando nuestros pliegos de reclamos con la autoridad, en cada jurisdicción. Y esta vez se pretende centralizar, ante lo cual las matrices sindicales tendrían que negociar (directamente)”, subrayó.

En diálogo con Red de Comunicación Regional (RCR), Carrillo rechazó también la intención gubernamental de aprobar una norma que crearía la denominada “planilla única” de los trabajadores del Estado, lo que -anotó- afectaría a los diferentes sindicatos laborales, especialmente los municipales.

“Si se pretende incluirnos en esa planilla única de pagos estaríamos perdiendo beneficios que hemos logrado y que son muy diferentes a los de los demás trabajadores del Estado”, anotó.

En ese sentido, el secretario del SUTRAMUNP-PIURA indicó que la paralización nacional, iniciada hoy y acatada por su gremio, en contra de estas acciones anti laborales del gobierno y del Congreso, se desarrolla con toda normalidad, a la espera de una rectificación de parte de ambos poderes del Estado.