SUTEP: HABRÍA HUELGA NACIONAL INDEFINIDA DESPUÉS DE NOVIEMBRE SI PRESUPUESTO DE EDUCACIÓN NO SE APRUEBA CONFORME AL ACUERDO NACIONAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación Peruana (SUTEP), Lucio Castro Chipana, manifestó también que el cambio real a la situación de crisis política que el Perú enfrenta, sólo se podrá plasmar con el cambio de la Constitución, por lo que –anotó- el adelanto de elecciones generales, planteado por el Poder Ejecutivo, resulta ser una decisión insuficiente. 

RCR, 11 de agosto 2109.- El magisterio nacional realizará una acción de fuerza masiva, que podría ser una huelga nacional indefinida, si el Parlamento y el Estado no aprueban, en noviembre, el aumento en el presupuesto del sector Educación, conforme a lo indicado en el Acuerdo Nacional, adelantó el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación Peruana (SUTEP), Lucio Castro Chipana.

“Hay delegados de regiones con los que hemos conversado que están planteando acciones de fuerza. Y (en) el contacto con el Congreso y el Poder Ejecutivo, entendiendo que hasta el 30 de noviembre debe aprobarse el Presupuesto Nacional de la República para el 2020… Y esa es para nosotros, la fecha tope… Entonces, (ante) la mejor demostración de que no se han atendido las demandas justas del magisterio, es evidente e innegable que se van a desarrollar acciones de fuerza. Si hay desatención, la única salida que va a quedar es adoptar acciones de fuerza de carácter nacional”, subrayó.

En todo caso, indicó que la fecha precisa de la posible huelga nacional indefinida está sujeta a la discusión de los delegados de base y será determinada en un evento orgánico del SUTEP, que podría ser Asamblea Nacional de Delegados o una Convención Nacional a convocarse con tal finalidad.

“Hay problemas centrales que el gobierno tiene que atender y que el ministerio, en particular, tiene que solucionar. Y el (principal) problema central para nosotros es incrementar un mayor presupuesto para (el sector) Educación. Y eso que pasa porque el gobierno cumpla con un Acuerdo Nacional, suscrito en el 2002, por el cual el Estado se compromete a incrementar cada año el presupuesto, en 0.25 % del Producto Bruto Interno (PBI). Han pasado diecisiete años, y no se ha cumplido”, puntualizó.

Agregó también que tampoco se ha cumplido con la promesa de aumentar al 6 % el porcentaje presupuestal del sector Educación, ya que –anotó- “hoy estamos en 3.7 % del PBI y eso significa una cantidad insuficiente para cumplir las demandas de infraestructura, alimentación,  capacitación y remuneraciones”.      

Demandas magisteriales desatendidas   

El dirigente magisterial refirió que la reiterada demanda de aumento en el presupuesto del sector Educación se fundamenta en la necesidad de atender las numerosas y seculares desatenciones que el Estado ha tenido con el magisterio nacional.

“El tema de los auxiliares de Educación y su incremento de remuneraciones, el nombramiento de contratados, el tratamiento a los cesantes y jubilados. El pago de la deuda social del 30 % por preparación de clases que, a la fecha, se viene amortizando con una cantidad que Sindicato planteó y logró que se le dieran S/ 200 000 000 (doscientos millones de soles anuales), pero que ahora resulta siendo insuficiente”, remarcó. 

Señaló que a estos temas que pueden ser resueltos por el ministerio de Educación, si tiene la real voluntad de hacerlo, se suman igualmente el reconocimiento y la emisión de un Decreto Supremo que establece un monto por el pago de maestrías y doctorados obtenido por los maestros y que, a la fecha, no les son reconocidos.

“La situación del pago por subsidios por luto y sepelio y por asignación de tiempo y servicios que la Ley establece que deben pagarse en el mes pero que, increíble y abusivamente, el ministerio recién lo cumple pasado un año”, apuntó.     

“El problema que Lima no tiene personal para el pago de 30 %, al punto que en el 30 %  al punto que en el 2019 sólo se ha reconocido al 5 %”, detalló.

En ese sentido, dijo esperar que todas estas justas reclamaciones sean pertinentemente atendidas en la Mesa de Trabajo con las autoridades del ministerio de Trabajo que se realizará el próximo miércoles. 

“Esos temas lo hemos planteado y esperamos que sean atendidos… Y esperamos que, además de respuestas positivas, se inicien acciones para solucionar los temas planteados, que corresponden al ministerio de Educación. Por lo que corresponde al Poder Ejecutivo, la Asamblea (Nacional de Delegados del SUTEP) va a debatir, analizar y, seguramente, llegar a acuerdos que, como dirigentes, vamos a tener la obligación de implementarlos“, advirtió.

Abandono secular de la Educación y déficit de infraestructura de S/ 100 mil mills

Castro recordó que no es afirmación de suscrita únicamente por el SUTEP, pero está plenamente acreditado que, en la historia de republicana, el Estado se ha desentendido de la educación y ha postergado al magisterio nacional.

“Es algo objetivo y, según estadística del mismo ministerio de Educación, En infraestructura tenemos un déficit de S/ 100 000 000 000 (cien mil millones de soles). Esto es que los colegios están destruidos o necesitan una inmediata restauración. Y solamente proponen invertir S/ 5 000 000 000 (cinco mil millones de soles), y nos hace suponer que en veinte años piensan solucionar los problemas de la Educación”, enfatizó. 

En declaraciones al programa “Hora de Cambio” de Red de Comunicación Regional (RCR), Castro Chipana manifestó también que el cambio real a la situación de crisis política que el Perú enfrenta, sólo se podrá plasmar con el cambio de la Constitución, por lo que –anotó- el adelanto de elecciones generales, planteado por el Poder Ejecutivo, resulta ser una decisión insuficiente. 

“Una nueva Constitución: Esta Constitución neoliberal permite, favorece y da garantía más que nada a la gente que tiene el poder económico del país. Y los deberes que tiene el Estado en Salud, Educación, Seguridad Social son desatendidas, y mediante esta Constitución, el Estado busca desentenderse de ellos. Y un botón para acreditar ello es la consideración que tiene la actual Constitución sobre la Educación, considerada como servicio público, y no como un derecho sustantivo para los hijos del pueblo”, enfatizó. 

De otro lado, Castro recalcó que el SUTEP si bien el Ejecutivo ha recogido y sancionado el nombramiento anual de docentes, mediante la Ley de Negociaciones Colectivas, dijo que existen otros aspectos a considerar como, por ejemplo, la extensión de estos a todas las plazas orgánicas.  

“Hay argumento que el gobierno utiliza, y que es el que, mediante los procedimientos que ellos implementan, los mejores se nombran. Y eso, en la práctica, se acredita que no… Por eso es que le hemos dicho al gobierno que es obligatorio modificar la normatividad, garantizar realmente que los mejores se nombren, y no como ahora a sujetar el proceso a un albur o a la suerte”, concluyó.