SUTEP: CAJAMARCA INICIA CLASES CON COLEGIOS PRECARIOS Y FALTA DE MAESTROS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Yolanda Teresa Mattos Cholan, secretario regional del SUTEP – Cajamarca

RCR, 14 de marzo 2018.- El año escolar ha empezado con una serie de problemas en la región, principalmente por la grave crisis de infraestructura educativa que no solo está afectando a Cajamarca, sino a todo el país, tal como lo ha expresado el secretario general del SUTEP, Alfredo Velásquez. En las provincias de Jaén, San Ignacio, Cutervo, Chota, San Miguel, Santa Cruz, e incluso en la misma capital hay centros educativos que funcionan en condiciones paupérrimas con módulos prefabricados, sostuvo, Yolanda Matos Cholan, secretario regional del SUTEP – base Cajamarca.

No solo se trata de infraestructura, dijo, sino también de las condiciones en que se dictan las clases, el número de alumnos que se cobijan en las aulas, la falta de protectores contra los rayos del sol que en esta temporada es muy fuerte, los materiales de enseñanza, etc. El ministro Idel Vexler, debió hace una mejor evaluación y tratar de solucionar estos problemas del sector.

La maestra se quejó que este año habrían iniciado el año escolar en peores condiciones que el año pasado por cuanto hay instituciones educativas que fueron fuertemente afectadas por el Fenómeno del Niño Costero el año pasado  las cuales deben ser demolidas.

“Por ejemplo, tenemos un centro educativo en la provincia de San Miguel que ha colapsado totalmente, felizmente cuando los alumnos no estaban en clase. Hay otros que tienen muchos años de antigüedad y están funcionando en forma precaria. Somos conscientes que el gobierno está haciendo esfuerzos construyendo nuevas escuelas, pero no es suficiente”, acotó.

Matos reportó otros problemas en su región como el caso de la contratación de profesores que este año ha sido insuficiente, principalmente en lo que se refiere a la atención de alumnos de secundaria.

“Lamentablemente en algunos niveles ha habido una reducción en el número de plazas de maestros, lo que ha obligado que en algunos casos, los profesores se vean obligados a incrementar las horas de dictado de clases, sin respetar la resolución ministerial del año pasado que estableció 24 horas. Esta situación, evidentemente, colisiona con el intento de mejorar la calidad educativa”, concluyó.