En Vivo

SUSANA VILLARÁN ANIQUILÓ PRINCIPIOS, ÉTICA Y DECENCIA DE LA IZQUIERDA AL RECIBIR DINERO CORRUPTO DE ODEBRECHT

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Integrante del Buró del Partido Patria Roja, Manuel Guerra Velásquez, cuestionó también el esquema equivocado de la izquierda peruana, en las últimas tres décadas, de respaldar política y electoralmente al “mal menor”, con el que se ha manejado desventajosamente, abdicando de presentar su propia alternativa de gobierno.

RCR, 27 de abril 2019.- La exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, echó por los suelos los principios, la ética y la decencia que debe tener todo militante de izquierda que asume una responsabilidad pública, al recibir el dinero corrupto de Odebrecht, afirmó el integrante del Buró del Partido Patria Roja, Manuel Guerra Velásquez.

“Esa campaña por la revocatoria fue muy dura…  Y en esas condiciones, creo que Susana Villarán se sintió acorralada y se convenció de que el fin justifica los medios. Y para hacer frente a la campaña vio las facilidades de recibir dinero en abundancia de Odebrecht. Y ya sabemos que  Odebrecht nunca da cosas de manera gratuita. Y dio el paso, cruzó el Rubicón. Y, con eso, echó por tierra todos los principios, la ética, la decencia que debe tener alguien que gobierna desde la izquierda”, subrayó.

En ese sentido, recordó que si bien el triunfo de Villarán en la alcaldía de Lima, en el 2010,   representó un renacer de la izquierda peruana, dijo que esa ilusión se desvaneció muy rápidamente “cuando empieza a gobernar, no con el bloque que la llevó al triunfo,  con sus allegados e incondicionales, se encierra en sí misma y no hace política”.

“El otro factor fue que desde el mismo día en que se sentó en el sillón municipal, empezó una campaña furibunda e infame de la derecha en contra de Susana Villarán. Todos recordamos la campaña mediática de todos los días en la que se decía que era una ´vaga´ e ineficiente. No la dejaron gobernar. Y de lo peor fue cuando (Luis) Castañeda Lossio y Marco Tulio Gutiérrez  empezaron la campaña por su revocatoria”, puntualizó.

El exoperador de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, confirmó a la Fiscalía del Caso Lava Jato la entrega US$ 3 000 000 (tres millones de dólares) a la exburgomaestre de Lima, para la campaña contra la revocatoria.

Sin embargo, Guerra Velásquez precisó que el cáncer de la corrupción en el Perú no alcanza o afecta exclusivamente a los sectores de izquierda, sino que tradicionalmente ha correspondido, a lo largo de la historia del Perú, a la derecha, antes oligárquica y, hoy, neoliberal.

Tras indicar que el país necesita una regeneración moral, el dirigente de Patria Roja manifestó que en la izquierda existe el convencimiento uniforme de que a la corrupción hay que combatirla de raíz, le toque a quien le toque.

“Nosotros no somos partícipes de blindar, echar agua tibia o tierra sobre los asuntos de corrupción. Si hay personajes de la izquierda que se les descubre (prácticas corruptas), bueno, pues, se le tendrá que caer todo el peso de la ley… No podemos ser tolerantes con ningún tipo de corrupción, venga de donde venga”, enfatizó.

GREGORIO SANTOS INCURRIÓ EN LA MISMA CORRUPCIÓN QUE VILLARÁN 

Indicó igualmente que algo parecido a lo acontecido con Susana Villarán, ocurrió con el exgobernador regional de Cajamarca y exlíder del Movimiento de Afirmación Social (MAS), Gregorio Santos, quien se benefició con lucha con la lucha contra la minería por el proyecto Conga, y cabalgó con las expectativas de los ronderos.

“Y también, igual, echó mano de los recursos públicos, traicionó a los ronderos, a la gente de izquierda que lo había apoyado. Nosotros, en ese momento, lo criticamos muy fuerte y lo expulsamos del partido. Y hemos exigido que le sancione y vaya a la cárcel, como corresponde. Porque no podemos defraudar las grandes expectativas y la confianza que la población pone (en nosotros). Porque la ambición y la falta de escrúpulos de algunas personas afecta al proyecto (de izquierda)”, aseveró.

IZQUIERDA DEBE ASUMIR SU INDEPENDENCIA Y ERRADICAR ESQUEMA EQUIVOCADO DE APOYO A MAL MENOR 

En diálogo con el programa «Hora de Cambio» de   Red de Comunicación Regional (RCR), Guerra cuestionó también el esquema equivocado de la izquierda peruana, en las últimas tres décadas, de respaldar política y electoralmente al “mal menor”, con el que se ha manejado desventajosamente, abdicando de presentar su propia alternativa de gobierno.

“Porque en el caso de Pedro Pablo Kuzcynski, igual que pasó con Alberto Fujimori y Mario Vargas Llosa, se pensaba que Fujimori era el mal menor, respecto a Vargas Llosa. En el caso de PPK con Keiko se pensó que debíamos oponernos a Keiko Fujimori, porque (ésta) significaba el mayor, por el aparato que representaba. Pero ya hemos visto que esa fórmula no funciona”, remarcó.

De igual modo, sostuvo que tanto ocurrió con Ollanta Humala, quien traicionó a la izquierda se deshizo de ella, le “tiró una patada”, con el pretexto de “correrse al centro” político.

En ese contexto, expresó que la izquierda tiene que actuar con independencia, y no pensar en el  corto plazo y las ventajas pasajeras de una elección, sino pensar en un proyecto nacional de gobierno.

El dirigente de Patria Roja advirtió al país que si no se opta “por una salida democrática y patriótica”, en las próximas elecciones generales del 2021, “la gente va pedir ´orden´, y puede venir un sector autoritario fascista de derecha, del tipo que ha ganado los comicios en el Brasil”.