En Vivo

Sullana: Caso de las medicinas vencidas “bajo la lupa” de la Fiscalía y Contraloría

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

 

Ministerio Público cita a declarar a excandidata al congreso que laboró como jefa de la dirección de medicamentos en Sullana. En paralelo, la contraloría solicitó al secretario anticorrupción los documentos sobre el hallazgo para emprender una investigación.

La Contraloría y Fiscalía iniciaron investigaciones por separado para determinar responsabilidades respecto al lote de medicamentos vencidos en los almacenes de la Dirección Ejecutiva de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid), en Sullana.

PRELIMINAR. Por parte del Ministerio Público, el fiscal provincial, César Darío Peralta ha citado a declarar a los exfuncionarios que laboraron como encargados de la dirección de medicamentos durante los años 2011 y 2012.

El caso ha sido calificado de complejo por el fiscal encargado, ampliando las diligencias por 60 días. En ese aspecto, se preve que para el mes de marzo se concluya la primera etapa de la investigación.

La complejidad de este caso se debe, en parte, a la escasez de documentos dados por desaparecidos en las instalaciones de la Digemid. Desde las pecosas y órdenes de compra extraviadas en los almacenes de salud, han significado una traba para la investigación fiscal, que ya de por sí, camina demasiado lenta.

En tanto, los involucrados tampoco colaboran en la celeridad de las investigaciones iniciadas de oficio por el Ministerio Público.

LENTOS. “Se están recabando más elementos de convicción. La señora Evita Ojeda ya ha sido citada, pero aún no declara. Por eso, se amplió investigación por 60 días para citar al resto de funcionarios que estuvieron laborando en esa fecha del año 2011”, manifestó el fiscal provincial.

Respecto a la doctora Eva Ojeda, se conoce que ha sido incluida dentro de la investigación debido al cargo que ostentó como jefa de la Digemid en Sullana durante las fechas señaladas. En tanto, la identidad del resto de los involucrados aún no se conoce, excepto la del denunciante que ya colaboró esgrimiendo su manifestación.

“En el caso mío, he declarado puntualmente sobre los documentos referidos a las órdenes de compra, la distribución de medicamentos, el tipo de compra nacional, considerando que son alrededor de 230 mil frascos de amoxicilina vencidos, equivalentes a una pérdida económica no menor de 250 mil soles”, indicó Walter Gonzales Ortiz , actual director de la dirección de medicamentos en Sullana.

Al asumir Ortiz, encontró que un elevado número de medicamentos estaban malogrados, siendo imposible su distribución.

Asimismo, Correo intentó comunicarse con la investigada, pero se nos contestó desde la otra línea del celular que Eva Ojeda se encontraba fuera de la ciudad.

CONTRALORÍA. En simultáneo, la Contraloría General de la República ha dispuesto la realización de “una auditoria de cumplimiento a la programación, almacenamiento y distribución de medicamentos en la dirección subregional de salud “Luciano Castillo Colonna”-Sullana, cuyos resultados serán dados a conocer en forma oportuna”, cita el oficio N° 00840.

Mediante el documento referido, la contraloría solicita información al secretario regional anticorrupción, Jaime Távara, en el marco de la investigación comprendida por el hallazgo de medicina vencida. “Por ser un hecho público, la Contraloría en Piura ha decidido intervenir”, aseveró Távara.

Respecto a la pérdida de las pecosas, aseveró que el órgano de control será el responsable de pronunciarse una vez concluida la auditoría.

“Contraloría tiene que decir si faltan los documentos. Ellos tienen que decir quién es el responsable de la pérdida, quién tenía a cargo los documentos. Entonces, la misma Contraloría recomendará las acciones para los que tuvieron a cargo eso”, puntualizó.

Por lo pronto, es sabido que no hay nada concreto en las investigaciones emprendidas tanto por la Contraloría y el Ministerio Público; siendo el pedido del denunciante Walter Gonzales Ortiz, a las instituciones para que no cesen en las diligencias que les provean información necesaria para atribuir responsabilidades.

HECHOS. Como ya es sabido, un lote de medicinas como la amoxicilina ingresó a los almacenes de Sullana en los años 2011 y 2012, mediante una compra nacional, sin que el producto haya sido distribuido diligentemente por los responsables a los establecimientos de salud.

Durante una inspección hecha por los representantes del Ministerio Público y Defensoría del Pueblo a los ambientes, se comprobó que el medicamento como la amoxicilina había expirado en febrero del 2016. Se verificó que el producto estaba sellado en cajas apiladas unas sobre otras en los almacenes.

El jefe de la Digemid, Walter Gonzales Ruiz, aseveró que al asumir la jefatura encontró que se había adquirido más cajas de amoxicilina, pero el producto extrañamente vencía en febrero del 2016.

Ante el hallazgo, el director recomendó una investigación exhaustiva a nivel interno para conocer el grado de responsabilidad de los exfuncionarios.

Peor aún, se tuvo conocimiento que los documentos que serían recabados para usarlos como medios probatorios en las investigaciones, misteriosamente habían desaparecido de los almacenes de la Digemid, iniciándose una investigación a nivel de la gerencia subregional de salud.

Fuente: Diario Correo – Piura