En Vivo

SUDÁFRICA INDIGNADA POR TUIT DE DONALD TRUMP QUE FOMENTA LA DIVISIÓN RACIAL

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Publimetro 

El presidente de Estados Unidos agregó en un tuit un titular de la conservadora cadena Fox News en el que se refería especialmente a la expropiación de tierras de los agricultores blancos Sudáfrica

El gobierno sudafricano acusó a Donald Trump de sembrar la división en el país luego de un tuit en que el presidente estadounidense pidió a su secretario de Estado “estudiar de cerca las expropiaciones de tierra y fincas” y los “asesinatos a gran escala de granjeros” en Sudáfrica.

En un tuit publicado el miércoles, Donald Trump dijo que había pedido al secretario de Estado Mike Pompeo ver cuidadosamente el tema de la reforma agraria en Sudáfrica.

“Le pedí al secretario de Estado @SecPompeo que estudie de cerca las incautaciones y expropiaciones de tierras y fincas en Sudáfrica y los asesinatos a gran escala de granjeros”, escribió Donald Trump en su cuenta de Twitter.

Donald Trump agregó en el tuit un titular de la conservadora cadena Fox News en el que se refería especialmente a la expropiación de tierras de los agricultores blancos.

Ante la proximidad de las elecciones generales en 2019, el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, prometió acelerar la reforma agraria con el fin, según explicó, de “reparar la grave injusticia histórica” cometida hacia la mayoría negra durante el periodo colonial y el apartheid, que terminó oficialmente en 1994.

El gobierno en Pretoria no tardó en reaccionar y dijo que “**Sudáfrica **rechaza totalmente esta visión estrecha que no busca más que dividir a la nación y nos recuerda nuestro pasado colonial”, indicó en su cuenta de Twitter.

“Sudáfrica va acelerar el ritmo de la reforma de una manera prudente e inclusiva que no divida a la nación”, defendió el gobierno.

La minoría blanca, que representa 8% de la población de Sudáfrica, “posee 72% de las fincas”, contra “solamente 4%” para los negros que son el 80% de la población, afirmó.