Subrayan importancia del chuño para combatir desnutrición y anemia infantil

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Cómo la quinua, es un “superalimento” que la NASA ha elegido para sus astronautas.

RCR, 18 de agosto de 2016.- El chuño es un alimento ancestral andino cuyo consumo masivo podría combatir efectivamente la desnutrición crónica y anemia infantil precisamente en aquellas poblaciones donde su uso es tradicional, manifestó la experta en nutrición y dietética Sylvia Rodríguez Vélez.

En declaraciones a RCR, Red de Comunicación Regional, la especialista llamó la atención que debido al desconocimiento de su gran valor nutritivo, las poblaciones (andinas) que preparan este alimento (el chuño es papa deshidratada) prefieren venderlo a consumirlo.

Destacó que este gran energético podría ser un alimento determinante para combatir la desnutrición crónica y anemia infantil especialmente en aquellas comunidades campesinas del sur andino ubicadas por encima de los tres mil metros de altura (donde los índices de estas enfermedades son muy altos).

Recordó que el chuño –así como la quinua, ambos originarios del Perú- han sido considerados como “superalimentos” por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) de EE.UU. y elegidos como comestibles de primera línea para los astronautas.

Esto se debe a que el chuño puede durar hasta diez años envasado, contiene muchas calorías, calcio, hierro y es un complemento ideal para todos los requerimientos nutricionales.

Rodríguez Vélez, dijo que el proceso artesanal para la deshidratación natural de la papa dura unos 50 días hasta su transformación en chuño, proceso que probablemente desalienta a potenciales pequeños productores para su comercialización, sin embargo, existe la tecnología que permite acortar drásticamente ese período de tiempo.

Otro supuesto inconveniente es su olor, sin embargo, eso no afecta su sabor, además es muy versátil y se puede consumir de muchas formas, incluso como postre.

Finalmente, observó que el chuño procesado y envasado que se comercializa en los supermercados ha perdido algunas vitaminas hidrosolubles, lo que en términos generales no sucede con aquel producido con métodos tradicionales.

Vea la entrevista completa.

https://youtu.be/A35cWhz3FmY