En Vivo

SOLIDARIDAD CON NUESTROS HERMANOS DEL BAJO HUALLAGA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente : Diario Voces 

El fuerte temporal de lluvia que afecto a la población del distrito de Papaplaya, en la provincia de San Martín, dejó 37 viviendas inhabitables y 134 personas damnificadas, 48 casas y 192 personas afectadas, entre las que se encuentra también la Iglesia Católica, cuyos techos volaron por los aires con los fuertes vientos; la evaluación de daños continúa, porque los lugareños informaron que en otras zonas de esa jurisdicción existen familias que requieren ayuda inmediata.

El temporal se registró a la 17: 00 aproximadamente, cuando comenzó una torrencial lluvia acompañado de ráfagas de viento de regular intensidad que generó pánico en los pobladores; los gritos de los vecinos revelaban daños en sus viviendas, muchas de ellas se quedaron sin techos, literalmente, volarán por los aires.

La Alcaldesa Zoila Sangama Sinti, informó que se necesita urgente ayuda con carpas, alimentos, útiles de cocina, camas, colchones, calaminas, maquinaria para remover los escombros.

Según el informe preliminar las viviendas quedaron sin techos, por lo que las familias tuvieron que ser evacuados a otras viviendas.

En el Pongo de Caynarachi

Según el primer reporte del Centro de Operaciones de Emergencia Regional, el distrito del Pongo del Caynarachi, provincia de Lamas, también se registraron fuertes vientos el pasado miércoles dejando tres viviendas afectadas que dejó 13 personas damnificadas. En la provincia de Picota el temporal de lluvia afectó ocho viviendas que quedaron inhabitables y 29 personas damnificadas. En el distrito de Santa Rosa en la provincia El Dorado, existen cinco viviendas inhabitables y 20 damnificados.

Municipalidad Provincial envía ayuda

Ayer por la mañana, personal del Gobierno Regional y de la Municipalidad Provincial de San Martín, se constituyeron al distrito de Papaplaya para brindar apoyo a los afectados y damnificados. Sin embargo, el apoyo aún es insuficiente, ya que solo llevaron calaminas, plásticos y colchones como ayuda inmediata.

Caspizapa también sufrió daños.

Por otro lado, la Municipalidad Distrital de Caspisapa entregó bienes de ayuda humanitaria consistente en abrigo y alimentos para las familias que resultaron damnificadas por otro evento similar que dejó 9 viviendas inhabitables, en el caserío Nueva Unión.

Las autoridades provinciales y regionales enviaron apoyo.

El Gobierno Regional de San Martín llevó apoyo para las familias damnificadas del distrito de Papaplaya, que consiste en 486 planchas de calamina y 675 metros de bobinas de plástico.

El Centro de Operaciones de Emergencia Regional – COER realiza el monitoreo desde la secretaría técnica de Gestión de Riesgos de Desastres de la Municipalidad Distrital de Papaplaya para recabar información y canalizar la ayuda. Según el reporte preliminar en Papaplaya, se han registrado: 192 personas afectadas, 37 viviendas inhabitables, 134 personas damnificadas, 48 viviendas afectadas

DATO: Desde el 3 de octubre, San Martín se vienen registrando fuertes vientos acompañados de torrenciales lluvias, ese día se reportó en el distrito de San Hilarión de la provincia de Picota 14 viviendas inhabitables y 54 damnificadas, ocho viviendas y 22 personas afectadas. Los mismo sucedió en la provincia de Lamas, dejando en total 15 viviendas inhabitables y 36 damnificados en las localidades de Pamashto y el caserío de Bellavista.

Recomendaciones del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) ante la ocurrencia de vientos fuertes:

✓ Asegure y refuerce los techos de calaminas o de lo contrario retírelos.

✓ Asegure los vidrios de las ventanas y coloque cintas adhesivas en forma de aspa.

✓ Permanezca en la vivienda alejado de equipos eléctricos enchufados y de materiales punzo cortantes.

✓ Tenga cuidado al utilizar lámparas o velas, cuando los vientos estén fuertes, la caída de estos podría ocasionar un incendio.

✓ Asegúrese que alrededor de su vivienda no hayan quedado ramas de árboles, postes débiles, etc., que presenten peligro para tu seguridad.

✓ Manténgase alejado de las estructuras afectadas por el viento.

✓ Evite el contacto con cables o redes eléctricas caídas y en lo posible no salga de su vivienda.

✓ Amarre y asegure los barcos, botes, canoas y otras embarcaciones.