SILVANA CASTAGNOLA: DECISIÓN DE BORRAR LA INFORMACIÓN FUE DE TELEFÓNICA

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Fuente:Diario Exitosa 

Trabajadora señala que decisión no fue una postura aislada de su jefe Aaron Cisneros, sino de la compañía.

La analista de la empresa Telefónica, Silvana Castagnola, reveló que la decisión de borrar la información que le fue negada por Telefónica al fiscal José Domingo Pérez, del equipo especial del Caso Lava Jato, relacionada a la investigación a Keiko Fujimori, fue una postura adoptada por la compañía y no de manera aislada por su jefe Aaron Cisneros.

“Grande fue mi sorpresa cuando busqué (la información) y sí estaba, entonces le digo a mi jefe (Aaron Cisneros) que la información estaba, le digo que hay que mandarla a la Fiscalía y me dice que hay que borrarla, cuando le digo que no puedo hacer eso, me dice que lo va a consultar con secretaria general. Diez días después me dice que secretaria general (el área legal de la empresa) ha dado la orden que se borre. Si antes pensé que había irregularidades por la falta de criterio de un líder, aquí me di cuenta que era una decisión de la compañía, que era una orden que venía de la compañía, a mí me duele porque tengo 17 años en la empresa y no tengo porque ser partícipe de esto”, dijo en diálogo con Nicolás Lúcar, en Exitosa.

Recordemos que, Castagnola informó que en dos ocasiones el fiscal José Domingo Pérez solicitó el registro telefónico y ella respondió negando que contaban con la información, sin haber hecho la búsqueda respectiva. Explicó que su jefe le indicó que actúe de esa manera basándose en la Ley N° 27336 de Osiptel, que obliga a la empresa a conservar a la empresa solo por un periodo máximo de tres años.

Por tal motiva tampoco le permitieron dar información sobre el pedido del fiscal Renzo Huamán del levantamiento de secretos de comunicaciones para descubrir una presunta corrupción de un juez que habría favorecido a un padre de familia para ganar la patria potestad de sus hijos. Castagnola luego de meses descubrió que en el sistema aún continuaba la información solicitada y pidió la autorización a Cisneros para entregarla al fiscal Huamán. Sin embargo él impidió que lo haga, señalando que también se le había negado una información bajo las mismas circunstancias a Domingo Pérez.

En este sentido, Castagnola señaló que ella sintió que había algo incorrecto en el proceder de la empresa: “yo no me iba a prestar a eso, yo no tengo la potestad de poder valorar las pruebas de un juez para poder decir si son necesarias o borrarlas, más que como trabajadora como ciudadana… Sin ser abogada me doy cuenta de que es algo incorrecto”.

Asimismo, la trabajadora de Telefónica indicó que procedió a realizar la denuncia correspondiente a la Fiscalía, para deslindar cualquier responsabilidad con lo ocurrido, al haber sido obligada a borrar la información: “yo en la denuncia a la Fiscalía indico que yo tengo como trabajadora doy fe de que la información sí está, pero he sido obligada a borrarla y pongo la denuncia primero en la comisaría y luego en la Fiscalía para deslindar cualquier responsabilidad de mi parte porque yo no tengo porque cometer ningún ilícito, ni a mi nombre, ni a nombre de terceros”.