SI SE RATIFICA REFORMA CONSTITUCIONAL PRESIDENTE Y MINISTROSPUEDEN SER DENUNCIADOS POR GESTION DE CRISIS SANITARIA 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 07 de julio de 2020.- Ángel Delgado Silva, analista político y constitucionalista señaló que si la propuesta de reforma constitucional, que elimina la inmunidad a los congresistas al mandatario y a los ministros, se ratifica y convierte en ley en la próxima legislatura, el presidente Martín Vizcarra y el ministro de Salud, Víctor Zamora, podrían ser denunciados por su gestión de la crisis sanitaria. Por su parte, el constitucionalista Omar Cairo calificó el proyecto como saludable. 

“Si esta reforma llega a ser confirmada, ningún alto funcionario del Estado ni parlamentario ni miembro del Poder Ejecutivo tendría este mecanismo de privilegios o protección especial para el desempeño de sus funciones. Esto es lo que se llama en criollo: el tiro por la culata. A Vizcarra que embanderaba la lucha para que los parlamentarios se quiten la inmunidad, el Parlamento le ha dicho está bien yo me la quito pero también te la quito a ti también”, dijo Delgado Silva a través de Red de Comunicación Regional (RCR).

La reforma se aplica al día siguiente de ser aprobada y el presidente y el ministro Zamora pueden ser denunciados no solo interpelarlos. “Cualquier persona y cualquier fiscal puede denunciarlos y ellos tienen que defenderse como cualquier ciudadano. Zamora ya está avisado de que al día siguiente de aprobada la reforma, en agosto o setiembre, podrá ser enjuiciado”, agregó.

Aseveró, además, que el presidente Vizcarra no tiene facultades constitucionales para anunciar un referéndum, porque el referéndum solo puede ser planteado por el Parlamento cuando no alcanza los dos tercios de votación para aprobar una ley. “El presidente sin tener competencia y con puro afán de aprovechar una coyuntura y recuperar popularidad, se mete en el tema. Lo hace en forma tan torpe, violenta y prepotente, que el Congreso reacciona modificando otros artículos de la Constitución para eliminar también la inmunidad del presidente y los ministros de Estado y también los jueces y fiscales supremos”, dijo.

“El presidente Vizcarra debería estar contento, pero ya hemos visto que los voceros del gobierno han salido a protestar y decir que el tema no ha sido suficientemente estudiado y que van a recurrir al Tribunal Constitucional. Ahora resulta que los abanderados de esta reforma son aquellos que quieren sabotearla, porque ahora sí el levantamiento de la inmunidad también los deja al descubierto”, indicó.

Reforma requiere doble votación

Delgado Silva explicó que la propuesta de reforma constitucional requiere de doble votación para convertirse en una ley. “Estamos en la mitad del proceso y si en la nueva legislatura de agosto esto se ratifica se convertirá en una ley de reforma constitucional. Esta es una ley especial no puede ser observada por el presidente de la República, pero ya están moviendo al Tribunal Constitucional para que deje sin efecto y derogue esta futura ley”, manifestó.

“La inmunidad del presidente es ahora más reforzada y mucho más fuerte que la de cualquier parlamentario, porque el presidente solo puede ser acusado por traición a la patria y dejar sin efecto elecciones, en otros casos y por otros delitos goza de inmunidad. Tanto así que Vizcarra tiene un juicio abierto en Moquegua y la Corte ha reservado ese proceso para cuando deje de ser presidente. Esa es una inmunidad mucho más potente”, precisó.

Respecto a una intervención del Tribunal Constitucional (TC), opinó que “este solo puede intervenir en cuanto a la forma, pero tiene que respetar el nuevo texto”. “El TC tiene como parámetro a la Constitución y coteja leyes ordinarias que contradicen a la Constitución. Si hay una reforma constitucional, que cambia las reglas de juego, el Tribunal Constitucional no puede meterse en ese terreno porque es una función que, de acuerdo a la Constitución y tradición de la doctrina internacional sobre la materia, le corresponde en exclusiva al Congreso”, remarcó.

“Ahí está el error de Vizcarra. A lo más puede presentar una reforma, pero no interviene en el debate y en la aprobación de un asunto que es exclusiva competencia de los parlamentarios. Tanto así que el artículo 206 de la constitución prohíbe que el presidente observe la ley de reforma constitucional como si lo hace con otras leyes”, expresó.

Ver entrevista…