SENDERO LUMINOSO SIGUE EN VIGENCIA CON EL MOVADEF EN LA POLÍTICA Y CON EL CONARE INFILTRADO EN EL MAGISTERIO

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 15 de septiembre de 2020.- Julio Condori, sociólogo y analista político, sostuvo que Sendero Luminoso no desapareció con la captura de Abimael Guzmán el 12 de setiembre de 1992, sino que ahora sigue vivito y coleando a través del Movadef (Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales) en la política y el Conare (Comité Nacional de Reorientación y Reconstrucción) en el magisterio. En ese sentido, destacó la necesidad que los partidos democráticos de Izquierda se unan para alzar la voz y derrotar políticamente a ese grupo terrorista.

“Mucha gente cree que con la captura de Abimael Guzmán el 12 de setiembre de 1992 y con la derrota militar el año 2000 de este grupo, Sendero ya habría muerto. Eso no es así. Sendero Luminoso sigue vivito y coleando, ha adoptado la fachada de Movadef, se infiltra en organizaciones campesinas bajo el pretexto de defensa del medio ambiente, de no permitir las inversiones en el sector extractivo, se infiltra principalmente en el magisterio, la organización sindical es corroída por Sendero Luminoso y eso lo saben todos”, dijo.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), indicó que “el ‘Talón de Aquiles’ de Sendero Luminoso es cuando se captura a Abimael Guzmán y varios dirigentes, ha sido la ruptura del financiamiento que venía del narcotráfico, principalmente del Vraem. “Hoy política e ideológicamente está presente, por eso es importante combatir y dar a conocer sus acciones. Movadef, fundada el 2009, quiso presentarse el 2011 como organización política para participar en el proceso electoral, significa que está vivo y que persiste y su fachada hoy en día es el Movadef y en el magisterio es el Conare”, subrayó.

“Todas las fuerzas democráticas que estamos por la paz social y el bienestar tenemos que alzar la voz, para pedir a la juventud que se entere de la historia negra del país, porque fue un virus del 80 al 2000 y ahora continua. Habría que ver que está haciendo el Ministerio Público, que está haciendo el servicio de inteligencia. Las universidades son otros centros donde se infiltra, por ejemplo, en la Facultad de Educación de la Universidad Nacional del Altiplano (UNA) de Puno”, remarcó.

Advirtió que Sendero, bajo la fachada del Movadef, está actuando políticamente, no podrán usar dinamita, tampoco pasamontañas, pero mañana más tarde van a ser ‘bombadef’ y eso lo real. “Ellos nunca pierden la esperanza de reconstituirse. Todos los dirigentes que ha tenido Sendero Luminoso no tienen una voluntad de arrepentimiento. Ellos vienen actuando virtualmente y decir que este grupo demencial ha desaparecido del escenario político sería el peor error. En las demandas populares, del campesinado y en sus organizaciones, siempre está Sendero. Por ejemplo, cuando se refieren al magisterio clasista y combativo, quienes emplean esos términos, Sendero”, afirmó

Remarcó que la otra modalidad es la infiltración en las organizaciones políticas. “Por ejemplo, en Puno se ha infiltrado en el Frente Amplio, que lidera Marco Arana, motivo por el que buen sector de militantes de ese partido se retiró en marzo de 2018. En las elecciones complementarias tanto el Frente Amplio como Perú Libre (liderado por Vladimir Cerrón) han tenido candidatos en Puno, Ayacucho y otras regiones. Ahora el problema es que dice Seguridad del Estado. Ellos están en la etapa de reestructuración, crear organismos de fachada para poder volver a sus andanzas”, anotó.

“Es cierto que la minería cuando no es responsable trae contaminación de las aguas y de los ríos y del lago Titicaca (en Puno), y con justa razón la población del área de influencia directa reclama que haya responsabilidad ambiental y social. Muchos se organizan pacíficamente, pero son infiltrados por estos grupos radicales. Todos los sectores son importantes, pero las movilizaciones populares son infiltrados por estos grupos. La población está en su derecho de protestar, pero estos grupos fundamentalistas trastocan todo”, dijo.

Actos terroristas y criminales

Condori enfatizó que recapitular y rememorar todo lo que ha hecho Sendero Luminoso bajo la batuta de Abimael Guzmán no es por gusto, va a servir a manera de reflexión para la juventud que no vivió en el periodo de 1980 al 2000. “Este grupo se autodefinió como marxista-leninista-maoísta-pensamiento Gonzalo, pero jamás se interesó por Marx, Lenin y Mao, eso sí han sido dogmáticos, permanentemente repetían la experiencia china, citaban permanentemente a Mao y pusieron como héroe a Pol Pot (sanguinario líder del Partido Comunista de Kampuchea, Camboya, que intentó instaurar una sociedad  comunista y en cuyo régimen murieron, como consecuencia de crímenes, hambre y abandono médico, cerca de dos millones de camboyanos)”, afirmó.

“Las acciones terroristas y criminales que cometió Sendero están consignadas en los nueve tomos de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, que fueron entregados en agosto de 2003”. “Entre las conclusiones podríamos indicar que como consecuencia de su accionar miles de peruanos fallecieron”, expresó.

“La esencia de este grupo terrorista es que era fundamentalista, su metodología tenía sus grupos de aniquilamiento, querían imponer a la masa campesina sus ideales, decían teóricamente que ellos tenían como fuerza al proletario y a los obreros, nunca nos enteramos que Sendero tuviera un obrero como militante, dijeron que el campesinado era su fuerza principal, pero sucedió que el campesinado era su víctima”, manifestó.

Resaltó que del 100% de víctimas por acción del terrorismo, 79% son campesinos de Ayacucho, Apurímac, Huánuco, Junín, Huancavelica y Puno. “Esto es lo que ha traído Sendero aparte de la destrucción de infraestructura que en esos años se calculó en 42 mil millones de dólares. A diario derribaban torres de alta tensión que costaban 30 mil dólares, si referimos bienes del Estado, de la propiedad privada, bancos, minas, etcétera, tenemos que darnos cuenta de lo destructivo y todos los actos demenciales que se han realizado y no deben volver a repetirse en el país”, apuntó.

“Las Naciones Unidas caracterizaron a Sendero Luminoso como el grupo más criminal de toda Latinoamérica y a nivel mundial. Esas son las cosas que queremos puntualizar al cumplir exactamente 28 años de la captura de Abimael Guzmán”, declaró.

También dijo que hay responsabilidad política y moral de la Izquierda. “En los 80 varias organizaciones políticas, sindicales y populares, varios de sus líderes han sido victimados por Sendero Luminoso. La Izquierda no deslindó ideológica y políticamente con Sendero. El UNIR (Unidad de Izquierda Revolucionaria) fue el único que discrepó y deslindó con Sendero Luminoso. En la Universidad Nacional del Altiplano había estudiantes que estaban hasta 15 años y en estas corrientes izquierdizantes eran campeones como líderes estudiantiles, pero eran los peores en avanzar académicamente y ellos integraron Sendero. Estas corrientes radicaloides aún subsisten en este centro superior de estudios”, precisó.

Mencionó además que la pandemia del COVID destapa que la gran mayoría sigue con brechas en el aspecto social, cultural, educativo. Olvidados con infraestructura obsoleta, con equipos del siglo pasado, esta pandemia ha descubierto todo y pone en evidencia que el modelo económico debe cambiar”, aseguró.

“Necesitamos terminar con las desigualdades, la Izquierda tiene que hablar de una unidad en base a una propuesta programática. Desde la Izquierda Unida, cuando estuvo Alfonso Barrantes Lingán y su ruptura en 1989, la Izquierda jamás volvió a reagruparse. Todos hablan de unidad, pero bajo la batuta personal. Con esta crisis económica y sanitaria y política, el sector izquierdista tiene una oportunidad de ser alternativa de gobierno y eso depende de la madurez y del mensaje real que planteen”, dijo.

Ver entrevista…