/* */

En Vivo

SENASA VERIFICA IMPLEMENTACIÓN DE MEDIDAS DE BIOSEGURIDADEN CENTROS DE PRODUCCIÓN Y MERCADOS DE ABASTOS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

RCR, 18 de Octubre 2020 .- Ángel Cárdenas, experto en inocuidad agroalimentaria del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), informó que se viene supervisando centros de producción agropecuaria y mercados de abastos para que cumplan con las buenas prácticas de higiene en el manejo de los alimentos en todo el país. Además, indicó que las inspecciones incluyen verificaciones de implementación de medidas de bioseguridad.

“Desde el 2012 venimos autorizando más de 1,500 establecimientos, entre mataderos, centros de   faena avícola, plantas de tratamiento y empaque, con la finalidad de tener alimentos de calidad sanitaria e inocuos para el consumo humano. El Senasa busca que tanto el productor agropecuario como el procesador primario implementen las buenas prácticas para fortalecer la producción de alimentos de calidad”, indicó.

En declaraciones a Red de Comunicación Regional (RCR), explicó que “el decreto supremo 004-2011, Reglamento de Inocuidad Agroalimentaria, establece autorizaciones, monitoreos, y trabajos articulados con los gobiernos subnacionales, velando por el proceso y comercio de los productos agropecuarios primarios”. “Desde el 2016 venimos trabajando con cerca de 250 municipalidades para que puedan ejercer la función de vigilancia sanitaria de los alimentos primarios en los mercados de abastos”, afirmó.

“Se trabaja con las municipalidades para darles lineamientos en sus funciones referidas a la vigilancia sanitaria en el comercio y transportes de los alimentos, así también con los mercados de abastos para que cada vendedor aprenda las buenas prácticas de manipulación de alimentos y uso de materiales que no contaminen y porten mandiles, cofias y guantes”, aseveró.

Subrayó que las medidas de bioseguridad por la pandemia “ha sido un cambio de idiosincrasia nacional”. “El vendedor debe cumplir las buenas prácticas y cumplir con sus protocolos de bioseguridad en el trabajo, para evitar la propagación de este virus. Es un trabajo que se debe sistematizar”, resaltó. “Venimos coordinando con todos los establecimientos para que ellos funcionen con protocolos aprobados por la Dirección General de Salud Ambiental y el Senasa”, destacó.